El MEC no prevé que el Grado y los másteres en Psicología cuenten con directrices propias, pero se haría una excepción con el Máster en Psicología de Salud, si el Ministerio de Sanidad lo regula. El Consejo General de Colegios Oficiales de Psicólogos considera que el modelo de estudios universitarios de Psicología propuesto por el MEC no garantiza una formación adecuada y homogénea de los futuros psicólogos.

El pasado 9 de octubre se celebró una reunión en la que participaron D. Javier Vidal, Director General de Universidades del Ministerio de Educación, D. Jesús Gómez Amor, Presidente de la Conferencia de Decanos de Psicología de las Universidades españolas, D. Francisco Santolaya, Presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Psicólogos, y D. Fernando Chacón, Vicesecretario del mismo Consejo. El objetivo del encuentro era tratar la reforma de los estudios universitarios de Psicología, conocer de primera mano la postura del Ministerio y exponer la opinión al respecto de los representantes académicos y profesionales de la Psicología.

 

Javier Vidal, Dir. Gral. de Universidades

La reforma en marcha establece que los estudios universitarios se estructuren en tres niveles: Grado, Máster y Doctor. Este nuevo esquema de titulaciones, pese a que supone la desaparición de los estudios de Licenciado y de Diplomado, no supone pérdida de validez o vigencia de los títulos expedidos hasta el momento. Por tanto, el título de Licenciado en Psicología continuará capacitando para ejercer de psicólogo.

El nombramiento de la nueva Ministra de Educación, Mercedes Cabrera, ha conllevado el cambio del equipo ministerial y ha supuesto cambios en las medidas previstas por los anteriores responsables. Ahora se pretende favorecer al máximo la autonomía de las Universidades para diseñar e impartir sus titulaciones, por lo que sólo aquellos estudios que cuenten con una Ley de Cortes Generales o con una Directiva Europea, que regule la profesión a la que dan acceso, serán las que cuenten con unas directrices propias que definan sus contenidos esenciales. Los demás estudios se enmarcarán sólo en unas directrices generales por las cinco Ramas del Conocimiento que han propuesto (Artes y Humanidades; Ciencias; Ciencias de la Salud; Ciencias Sociales y Jurídicas; e Ingeniería y Arquitectura).

Esta nueva propuesta, según el Ministerio de Educación, conlleva que el futuro Grado en Psicología no tendría directrices propias y, por tanto, cada universidad definiría su contenido casi en su totalidad. En cuanto a la adscripción a las áreas, según el Director General de Universidades, en el caso de Psicología también sería una cuestión de elección de cada universidad.

En cuanto a los estudios de Postgrado (másteres y doctorados), el planteamiento es similar. Cada universidad tendrá plena libertad para definir e impartir los que desee, cumpliendo unos mínimos muy generales. Sólo cuando se trate de másteres que den paso al ejercicio de una profesión regulada, será cuando existan unas directrices propias que definan los contenidos esenciales de esos estudios. Por tanto, según el Ministerio, los másteres en Psicología tampoco tendrían directrices propias.

 

Sobre esta última cuestión, se le indicó al Director General que existía un compromiso del anterior equipo del Ministerio de Educación y de los responsables del Ministerio de Sanidad de crear, al menos, un Máster en Psicología de la Salud que contara con unas directrices propias.

A juicio de los responsables del Consejo General de Colegios Oficiales de Psicólogos, estos planteamientos del Ministerio de Educación tienen graves implicaciones para el desarrollo de la Psicología en España. La profesión de psicólogo, si bien no cuenta con una Ley o con una Directiva Europea que fije sus atribuciones profesionales, es una profesión regulada en España al contar con una Organización Colegial establecida por Ley que protege la denominación de psicólogo, sus estudios son obligatorios para poder acceder a la formación sanitaria especializada regulada por Ley, y múltiples normas prevén la participación de estos profesionales en ámbitos sanitarios, de intervención social, judiciales, penitenciarios, militares y policiales.

Los psicólogos realizan labores muy importantes en múltiples campos, por ejemplo, certificando la capacidad o incapacidad para conducir vehículos o portar armas, avalando o no la idoneidad de padres para adoptar, realizando peritajes sobre el estado psicológico de acusados o víctimas de delitos, desarrollando programas de tratamiento de maltratadotes, interviniendo con delincuentes, atendiendo a víctimas de desastres y catástrofes, enfermos de todo tipo, etc. Por tanto, deben de contar con una formación que garantice sin duda su capacidad para ejercer esta gran responsabilidad.

Las universidades han venido desarrollando esta labor de preparar a los psicólogos con éxito, mejorando progresivamente los planes de estudio de la licenciatura en Psicología en el marco de las directrices propias que estableció el Real Decreto 1428/1990. Sin embargo, la propuesta actual del Ministerio de no establecer unas directrices propias que determine los contenidos esenciales de los estudios universitarios de Psicología abre la puerta a la posible existencia de titulaciones de Grado y Máster en Psicología que podrían no tener la calidad que debieran, surgiendo titulados que no estarían realmente capacitados para ejercer de psicólogos. Si esto termina sucediendo, a largo plazo el ejercicio profesional se deterioraría y, con ello, los ciudadanos verían mermada la calidad de la atención psicológica que reciben.

Por estas razones, el Consejo es firme partidario de que los estudios de Grado en Psicología, y los de Máster en áreas consolidadas de la profesión, cuenten con unas directrices propias que determinen sus contenidos esenciales, de tal manera que se garantice que los estudiantes que los cursan adquieran con seguridad las competencias necesarias para ejercer la profesión de psicólogo.

 

De no ser así, como ocurre en los países anglosajones, lo correcto para asegurar que los titulados cuenten con la capacitación necesaria, sería que los Colegios Profesionales comprobasen la formación de los titulados para permitirles su colegiación y, por tanto, la posibilidad de ejercer profesionalmente. Sin embargo, el modelo que propone el Ministerio de Educación no prevé nada de esto. Cada universidad podría formar como quisiera a los titulados en Psicología, pudiendo existir titulaciones que realmente apenas enseñen sobre esta ciencia ni capaciten para ejercer profesionalmente, y estos titulados se podrían colegiar y trabajar como psicólogos, aunque no estén realmente capacitados para ello.

En cuanto al calendario establecido, en noviembre y diciembre de este año se propondrán las directrices de las Ramas de Conocimiento y los títulos con directrices propias, antes de septiembre de 2007 se aprobarán los Reales Decretos, a partir de ese momento, las universidades elaborarán los planes de estudio y en el curso 2008/2009 comenzarían a impartirse las nuevas titulaciones de Grado.

El Consejo General de Colegios Oficiales de Psicólogos, en coordinación con los responsables académicos de las Facultades de Psicología y los representantes de estudiantes, continúa trabajando para conseguir que la reforma de los estudios universitarios suponga una mejora de la formación de los psicólogos.

Más información sobre las propuestas del Ministerio de Educación en los siguientes enlaces:

El MEC presenta el proyecto sobre la nueva organización de las enseñanzas universitarias

Documento Propuesta del MEC: La organización de las enseñanzas universitarias en España

Audio: La ministra defiende la propuesta de Grados de 240 créditos

Audio: Mercedes Cabrera explica cómo serán los nuevos másteres

Artículos Relacionados
CELEBRADA REUNIÓN CON EL MINISTERIO DE SANIDAD PARA PRESENTARLE EL MANIFIESTO EN DEFENSA DE LA ATENCIÓN PSICOLÓGICA
ESTÁNDARES EUROPEOS DE EDUCACIÓN Y FORMACIÓN: EUROPSY
UN PROGRAMA DE DOCTORADO DE PSICOLOGÍA DE LA UNIVERSIDAD DE GRANADA RECIBE EL PREMIO INTERNACIONAL AUIP A LA CALIDAD DEL DOCTORADO
SE PUBLICAN LOS PRIMEROS MÁSTERES OFICIALES EN PSICOLOGÍA
LA ADSCRIPCIÓN DE PSICOLOGÍA A LAS CIENCIAS EXPERIMENTALES Y DE LA SALUD SE APROBÓ SIN VOTOS EN CONTRA
EL MASTER EUROPEO DE PSICOLOGÍA DEL TRABAJO, LAS ORGANIZACIONES Y LOS RECURSOS HUMANOS: UNA CONQUISTA DE LA PSICOLOGÍA ESPAÑOLA – ENTREVISTA A J.M. PEIRÓ
SE DIVULGA EL CONTENIDO DE LA PROPUESTA DEL TÍTULO DE GRADO EN PSICOLOGÍA
ACUERDOS SOBRE LA PROPUESTA DE POSTGRADO EN PSICOLOGÍA
NUEVA DIRECTIVA EUROPEA SOBRE EL RECONOCIMIENTO DE CUALIFICACIONES PROFESIONALES
LA PROFESIÓN DE PSICÓLOGO PERTENECE AL SECTOR SANITARIO SEGÚN EL SISTEMA EUROPEO DE RECONOCIMIENTO DE TÍTULOS