La Psicología tiene una amplia aplicabilidad en muy diferentes ámbitos de trabajo, uno de ellos, que en la actualidad goza de una muy buena salud, es precisamente el que se ha venido a denominar Psicología de la Seguridad Pública. Infocop Online entrevista para sus lectores al psicólogo Antonio Parrilla Bañón, recientemente nombrado General Jefe de la Jefatura de Asistencia al Personal de la Guardia Civil.

Antonio Parrilla Bañón es Licenciado en Psicología (contando con las especialidades de Clínica, Industrial y Educativa) y Máster en Psicología Jurídica y en Terapia de Conducta. Después de una larga trayectoria dentro del cuerpo de la Guardia Civil, el General Jefe Parrilla cuenta en su haber con sendas condecoraciones y distinciones por su labor. Es co-autor de Psicología Jurídica y Seguridad: Policía y Fuerzas Armadas (Ed. Fundación Universidad-Empresa), Psicología y liderazgo en el siglo XXI (Mira Editores) y Psiocolgía Social: Cómo influimos en el pensamiento y la conducta de los demás.

 

Antonio Parrilla Bañón       

En esta entrevista, Parrilla Bañón habla de su trayectoria en el Cuerpo de la Guardia Civil, de la relación existente entre Psicología y Seguridad Pública, así como del papel que puede desempeñar esta disciplina en una unidad como es la Jefatura de Asistencia al Personal de la Guardia Civil.

ENTREVISTA

Lo primero que nos gustaría hacer es felicitarle por su reciente nombramiento como General Jefe de la Jefatura de Asistencia al Personal de la Guardia Civil. En segundo lugar, nos gustaría conocer un poco su trayectoria, ¿cuál ha sido su acercamiento al mundo de la Psicología y al de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado? ¿Qué le motivó a relacionar profesionalmente ambos ámbitos?

En primer lugar, quiero agradecer muy sinceramente la felicitación que me habéis hecho llegar por mi reciente nombramiento como principal responsable de la Jefatura de Asistencia al Personal de la Guardia Civil, en donde se incardina el Servicio de Psicología de esta Institución. Igualmente, os agradezco el que pongáis a mi disposición las páginas de Infocop Online en esta entrevista.

Ingresé en la Academia General Militar en el año 1968, como integrante de la 27ª Promoción de ese centro. Mi ilusión era ser Guardia Civil, y lo conseguí en una oposición que, en aquel entonces, entrañaba serias dificultades. Fui promocionado a Teniente, en el año 1972 y después de pasar, lógicamente, por los empleos de Capitán a Coronel, en diciembre del año pasado, al ascender a General se me confiere este destino en el que se integran los Servicios de Psicología, Sanidad, Acción Social y Riesgos Laborales; todos ellos dependientes de la Subdirección General de Personal.

En el empleo de Capitán, tuve la fortuna de asistir a un Seminario sobre Psicología y Técnicas de Mando en donde, sin lugar a dudas, nació mi deseo de profundizar en el conocimiento de lo que para mí era algo apasionante. Por aquel entonces, la Guardia Civil convocaba unas becas para cursar la carrera de Psicología en la UNED. Sin pensarlo dos veces, la solicito, me la conceden y comienzo esos estudios que me conducirían a obtener la licenciatura en el año 1988, en la especialidad de Psicología Educacional (ya que me encontraba destinado en un centro de enseñanza, concretamente en la Academia de Guardias de Úbeda –Jaén-).

Por aquellas fechas comienzo a dirigir el Gabinete de Psicología de ese centro y a intervenir en los procesos de selección para ingreso en el Cuerpo. Decido continuar mi formación y obtengo también las especialidades en clínica y organizacional. Después vendrían dos másteres, uno en Terapia de Conducta y otro en Psicología Jurídica. Lógicamente, siempre que pude, traté de enriquecer mi formación con la asistencia a numerosos cursos, seminarios, etc.

En mi deambular por el ejercicio de mi profesión de Guardia Civil, cada día veía una mayor aplicación de la Psicología en sus diferentes ámbitos, tanto en procesos selectivos como en los de formación, en todas sus facetas, e inclusive en el trabajo diario: liderazgo, habilidades sociales, interrogatorios, negociación, enseñanza y un amplísimo etcétera.

 

Indudablemente, la Psicología puede prestar muy numerosas aportaciones a un Cuerpo de Seguridad del Estado como es la Guardia Civil y en ese camino nos encontramos en pleno desarrollo, desde la década de los sesenta, en que comenzaron los estudios y acercamientos entre ambos ámbitos.

¿De qué manera cree que le ha sido útil la Psicología en el desempeño de su quehacer diario en la Guardia Civil?

La Psicología me ha permitido, en primer lugar, un desarrollo integral como persona, contribuyendo en gran medida a mejorar aspectos de mi personalidad y mi carácter. Me ha ayudado a ser mejor persona, como esposo, padre, hermano y amigo. En lo profesional, indudablemente, me ha mostrado horizontes de eficiencia en el trato con los demás y a saber superar adversidades y dificultades desde ópticas positivas.

Como se ha puesto de manifiesto en innumerables ocasiones, el papel de psicólogos y psicólogas en el ámbito de la seguridad pública es más que relevante. Desde su punto de vista, y de manera general, ¿qué relación guarda la Psicología con el ámbito de la seguridad pública? ¿Cuáles son los principales campos de aplicación?

Son muy numerosos los campos de aplicación de la Psicología en el ámbito de la seguridad pública. Concretamente, referidos a nuestra Institución, podríamos citar, sin ánimo de ser exhaustivos, los siguientes:

- Atención y asistencia psicológica a los componentes del Cuerpo que lo precisen.

- Aportar a la organización el apoyo y asesoramiento que necesite.

- Analizar el entorno social y profesional en el que realizan sus funciones.

- Apoyar en los procesos de selección de personal y de enseñanza.

- Confeccionar profesiogramas y perfiles psicológicos.

- Adopción de medidas preventivas de conductas atípicas.

- Evaluaciones periódicas y seguimientos.

- Colaboración con los servicios médicos propios.

- Mejorar los procesos de adaptación profesional.

- Reducir los índices de absentismo laboral.

- Difundir y divulgar conocimientos relacionados con la salud.

Los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado tienen como principal misión el velar por los derechos y libertades de los ciudadanos/as. En ese constante deber de velar por su seguridad, se trata de un servicio a prestar muy en contacto con la sociedad. Esa cercanía a la ciudadanía precisa de una formación específica y muy amplia de numerosos aspectos psicológicos a los que el profesional de la seguridad pública debe atender. No creo que exista una rama del conocimiento científico que le sea más de aplicación a la Guardia Civil que la que aporta la Psicología.

Usted es el General Jefe de esta Jefatura, ¿nos podría hablar un poco del trabajo que se realiza en este órgano directivo? ¿Cuáles son las funciones de esta Jefatura dentro de la organización general de la Guardia Civil? ¿ Qué servicios ofrece?

Como os decía, esta Jefatura de Asistencia al Personal, que fue creada en octubre del año 2001, integra Servicios ya existentes con anterioridad como los de Psicología, Sanidad y Acción Social a los que, recientemente, se ha unido el de Riesgos Laborales. Depende de la Subdirección General de Personal y sus funciones, de acuerdo con su denominación, son de tipo asistencial.

Como ya nos ha indicado, dentro de la Jefatura de Asistencia al Personal de la Guardia Civil se cuenta específicamente con un Servicio de Psicología. ¿Qué cabida tiene el profesional de la Psicología en una oficina de esta índole? ¿Qué necesidades se quieren cubrir dentro del Cuerpo con esta sección?

Para contestaros a esta pregunta, me vais a permitir que, previamente, haga un poco de historia que permita entender cuál ha sido la evolución del acercamiento de la Psicología a la Guardia Civil.

Antes de iniciarse la década de los setenta, la Psicología contaba con diferentes áreas de aplicación en el Cuerpo. Dentro del contenido del programa de estudios del centro de formación de los oficiales, hay un amplísimo contenido psicológico en los dos años en que se configura su extensión. Con la formación también se trata de obtener perfiles psicológicos definitorios de la oficialidad y, a la vez, se emplean pruebas sociométricas que puedan poner de manifiesto la naturaleza de líderes de los jóvenes y futuros oficiales.

En el año 1970, aparece el primer gabinete de Psicología. En el Parque de Automovilismo se aplican las pruebas psicotécnicas tendentes a proporcionar a los Guardias Civiles la habilitación necesaria para poder conducir los vehículos oficiales.

Dos años después, una Orden General del Cuerpo incluía, en la convocatoria de ingreso, el establecimiento de pruebas adecuadas para la determinación de la capacidad intelectual de los aspirantes. En el año 1974, otra disposición similar se refiere a la aplicación de "tests" (por primera vez se emplea este vocablo) para determinar la aptitud mental de los aspirantes a ingreso. Dicha determinación no adquiriría la consideración de prueba de carácter eliminatorio hasta el año 1982 en que una O.M., la 120/2295/82, lo dispone.

 

En 1975 se comienzan a aplicar pruebas de personalidad y de aptitudes, aunque sólo a título orientativo. Ya más adelante, en 1976, se incluye una prueba de entrevista personal en el proceso selectivo, con la posibilidad de que en ella se pueda acordar la exclusión del aspirante.

Por fin, en 1979 se crea el Servicio de Psicología y en 1981 se dictan normas sobre su funcionamiento, misión, organización y plantillas.

A partir de entonces, se comienzan a crear gabinetes de Psicología en un gran número de provincias (Comandancias) atendidas por especialistas y por un reducido número de psicólogos (10), llegando en 1995 a contar con 34 licenciados.

Este personal procede del propio Cuerpo. Son Guardias Civiles, de diferentes empleos que, o bien han accedido a la Institución siendo psicólogos, o bien han cursado su carrera con posterioridad a su ingreso.

Ya en 1999 se aprueba la creación de la Escala Facultativa Superior en la Guardia Civil, en donde pueden integrarse, tras una difícil oposición, tanto los psicólogos del Cuerpo (promoción interna) como los psicólogos civiles (acceso directo) que lo deseen. Las plazas ofertadas a licenciados en Psicología, aun siendo reducidas, constituyen la mayor aportación de técnicos facultativos con título de licenciado. En la actualidad, en la Guardia Civil, trabajan 36 tenientes psicólogos, pertenecientes a esta Escala Facultativa Superior. Hoy se forman en la Academia de Oficiales (Aranjuez) 9 alumnos de la V Promoción que en fechas inmediatas concluirán su formación.

Hecha esta descripción del desarrollo histórico de la Psicología en la Guardia Civil, podremos recuperar el tema de vuestra pregunta.

El profesional de la Psicología, incluyendo su acceso directo desde la vida civil, tiene un papel relevante que cumplir dentro de la Guardia Civil. En primer lugar, como psicólogo clínico, ya que con esa clara vocación nació la Psicología en el Cuerpo, con la función primordial de prestar asistencia psicológica al personal que la precisara.

En segundo lugar, y para mí el más importante, como psicólogo de la organización, dedicándose a temas tan apasionantes como la selección de personal, asesoramiento, análisis de problemáticas relevantes como el absentismo o las conductas autolíticas, creación de profesiogramas, análisis del entorno laboral, etc. Además, hoy en día está adquiriendo una importancia sobresaliente la actividad de los psicólogos en unidades tales como Información, Policía Judicial o Tráfico, que están aumentando paulatinamente su número de psicólogos.

Por último, la faceta educacional también requiere y tiene una consideración destacable. Son varios los centros de formación que cuentan con gabinetes de orientación o psicopedagógicos donde el psicólogo encuentra una actividad que cumplir muy importante.

La Institución pretende servirse de la aportación que le ofrece la Psicología para crecer cada día en eficiencia y en la mejora del servicio que presta al ciudadano/a. En esta notable tarea, sin lugar a dudas, el psicólogo tiene un extenso camino que recorrer y la posibilidad de realizarse como profesional.

¿Contamos con un número adecuado de profesionales de la Psicología para cubrir tanto las demandas de la ciudadanía como las del propio cuerpo de seguridad que usted representa? En caso contrario, ¿qué podríamos hacer para revertir esta situación?

Como ya apuntaba anteriormente, la Guardia Civil cuenta con 36 psicólogos, pero precisa un mayor número. Cada año, en cada convocatoria de la oferta de empleo público existe una importante dotación para las escalas facultativas (superior y técnica), donde tienen cabida personal licenciado y diplomado de muchas carreras: biólogos, químicos, ingenieros de telecomunicaciones, filósofos, economistas y un largo etcétera. Pues bien, en todas esas convocatorias el mayor número de facultativos son los correspondientes a los psicólogos.

Es decir, el número de psicólogos sigue creciendo progresivamente, pero podríamos preguntarnos ¿hasta qué cifra? En una apreciación, absolutamente personal, estimo que podría hablarse de una plantilla ideal, aquella que contemple una cifra cercana a los cien psicólogos.

¿Le gustaría añadir alguna otra cuestión?

Sí. Quisiera mostrar mi preocupación por el tema de la Especialidad en Psicología Clínica que habilita el ejercicio de nuestra profesión en el tratamiento psicoterapéutico. Es algo que nos inquieta a los que ejercemos funciones relacionadas con la Psicología en la Guardia Civil.

Ya os decía que la Psicología nació en el Cuerpo con una clara vocación clínica y asistencial. El poder habilitar a todos nuestros psicólogos presenta muy serias dificultades que estamos tratando de solventar desde que se hiciera efectivo ese requerimiento.

Por último, deseo finalizar con mi gratitud a Infocop Online por permitirme acercar nuestra Institución y nuestro trabajo al colectivo de psicólogos al que sirve vuestro medio de comunicación. Me tenéis a vuestra entera disposición. Gracias.

Artículos Relacionados
PSICOLOGÍA DEL TRÁFICO Y LA SEGURIDAD – ENTREVISTA A L. GIL HERNÁNDEZ
EL COP DE ANDALUCÍA ORIENTAL EXPEDIRÁ LOS CERTIFICADOS DE APTITUD PSICOLÓGICA PARA LA TENENCIA DE ANIMALES POTENCIALMENTE PELIGROSOS
SEGURIDAD E INTERVENCIÓN EN EMERGENCIAS
HERIDAS AÚN ABIERTAS, TRES AÑOS DESPUÉS: LAS SECUELAS PSICOLÓGICAS DEL 11-M
A TRES AÑOS DEL 11-M – ENTREVISTA CON LA PSICÓLOGA DE LA ASOCIACIÓN DE AYUDA A LAS VÍCTIMAS DEL 11-M
ESPECIAL TERCER ANIVERSARIO DEL 11-M: INTERVENCIÓN PSICOLÓGICA CON LOS AFECTADOS POR LA MASACRE
CRITERIOS DE ACTUACIÓN EN EL TRATAMIENTO PSICOLÓGICO DE LAS VÍCTIMAS DE TERRORISMO
EL COP MADRID OFRECE ACOMPAÑAMIENTO PSICOLÓGICO A LAS VÍCTIMAS DEL 11-M DURANTE EL PROCESO JUDICIAL