Catarina Sousa, Jaume Cruz, Miquel Torregrosa, Carme Viladrich y David Vilches

Universidad Autónoma de Barcelona

El deporte se ha convertido en una de las actividades más populares para la ocupación del tiempo libre de niños, niñas y jóvenes, ya que sus características lo convierten por excelencia en un promotor del desarrollo físico, psicológico y social de aquellos que lo practican. Ahora bien, si es cierto que el deporte facilita el aprendizaje de habilidades que permiten un desarrollo del niño/a más saludable y una adaptación eficaz en la vida adulta, también lo es que estas ventajes sólo se manifiestan cuando la actividad deportiva está organizada según principios y valores educativos. En este sentido, juegan un papel muy importante los organizadores/as, padres/madres y entrenadores/as.

Nuestro interés en el trabajo que divulgamos se centra en la figura del entrenador como un eje fundamental y de influencia en los jóvenes deportistas. Para que esta influencia sea lo más eficaz y positiva posible, es necesario que la relación entre el entrenador y sus deportistas se establezca de manera positiva, orientada según el enfoque positivo que se caracteriza por recompensar las conductas deseadas de los deportistas para que éstas se produzcan con mayor frecuencia en el futuro, y por animar o dar instrucciones para mejorar los errores. Así, el o la joven deportista sigue intentando mejorar, pues el entrenador le apoya en su progreso, evitando que el deportista tenga miedo a fallar cuando lo intente de nuevo.

 

Las investigaciones realizadas para averiguar cómo los entrenadores interactúan con sus deportistas se hacen por medio de un instrumento de observación (CBAS), creado por Smith, Smoll y Hunt en 1977, que engloba la mayoría de las conductas que un entrenador puede exhibir, ya sea en situación de entrenamiento, ya sea en situación de partido.

El registro de lo que hace el entrenador cuando interactúa con sus deportistas permite tener una visión global de los comportamientos más frecuentes y si estos son los más adecuados, es decir, si éstos facilitan el desarrollo físico y psicológico del joven deportista. Este tipo de observaciones sirve para detectar las conductas menos favorables (ejemplo: castigar o dar instrucciones de manera negativa ante un error) e intervenir con el objetivo de que los entrenadores cambien estos comportamientos y aumenten y/o mantengan las conductas más deseables (ejemplo, reforzar ante un acierto o animar ante un error).

Todos somos conscientes que el cambio de conductas no es tarea fácil. Además, cuando se trata de una profesión cómo la de entrenador, que reaccionan e interactúan con sus deportistas de manera más o menos intuitiva, de acuerdo, por ejemplo, con lo que observan de otros entrenadores o según lo que creen que es la mejor manera de dirigir su equipo.

El Programa de Asesoramiento Personalizado a Entrenadores (PAPE) se elaboró a partir de la filmación de la actuación de cada entrenador en partidos y entrenamientos. Dicho programa se aplicó a cuatro entrenadores de fútbol que entrenaban jugadores entre los 14 y 16 años, con el objetivo de ayudarles a cambiar sus comportamientos y favorecer que estos entrenadores se relacionen de manera más eficaz con sus deportistas. El PAPE fue elaborado pensando en las características personales de cada entrenador, respetando su estilo personal y centrándose en la toma de consciencia de los comportamientos y en las consecuencias en sus jugadores.

Los resultados muestran que la intervención individual permite incidir en las necesidades específicas de cada entrenador, facilitando la toma de conciencia del qué y porqué debe cambiar determinados comportamientos, proporcionando la implicación del entrenador y el compromiso al cambio. Los registros de comportamientos después de la aplicación del programa muestran que todos los entrenadores cambiaron en el sentido esperado algunos aspectos de sus comportamientos.

 

Se trata, por tanto, de una técnica de intervención eficaz de gran utilidad en el deporte, ya que los entrenadores son uno de los elementos clave en cuanto a su influencia, sea deportiva, sea personal, en los jóvenes deportistas. El establecimiento de programas individualizados con estas características puede constituir un recurso de gran utilidad para los entrenadores de diferentes deportes, con repercusiones satisfactorias en el rendimiento del equipo y en el desarrollo de los jóvenes deportistas.

Referencia:

Smith, R.E., Smoll, F.L., y Hunt, E.B. (1977). A system for the behavioral assessment o athletic coaches. Research Quarterly, 48, 401-407.

El artículo original en el que se basa este trabajo puede encontrarse en la Revista de Psicología del Deporte: Sousa, C., Cruz, J., Torregrosa, M., Vilches, D., y Viladrich, C. (2006). Evaluación conductual y programa de asesoramiento personalizado a entrenadores (PAPE) de deportistas. Revista de Psicología del Deporte, 15, 263-278.

 Sobre los autores:

Catarina Sousa es Licenciada en Psicología, Máster en Psicología del Deporte y de la Actividad Física por la Universidaa Autónoma de Barcelona y doctoranda en Psicología del Deporte, centrando su investigación en el compromiso deportivo.

Jaume Cruz es Catedrático de Psicología del Deporte en la Universidad Autónoma de Barcelona. Director del Máster de Psicología del Deporte de la UAB y Director de la Revista de Psicología del Deporte. Es también autor de más de noventa trabajos en revistas especializadas y en obras colectivas sobre diferentes aspectos de la iniciación deportiva y del asesoramiento psicológico a deportistas, entrenadores y árbitros.

Miquel Torregrosa es Doctor en Psicología, Máster en Psicología del Deporte y Máster en Psicología del Aprendizaje Humano. Profesor lector de Principios de Psicología y Psicología del Deporte de la Universidad Autónoma de Barcelona. Sus líneas de investigación principales en Psicología del Deporte versan sobre la iniciación deportiva y asesoramiento a entrenadores y las transiciones y toma de decisiones en la carrera deportiva.

Carme Viladrich es Doctora en Psicología y Especialista en Psicometría. Profesora Titular del Área de Metodología de las Ciencias del Comportamiento de la Universidad Autónoma de Barcelona desde el año 1987. Es autora de más de 50 trabajos publicados en revistas especializadas y en obras colectivas, en los que participa como metodóloga en los ámbitos de las Ciencias Sociales y de la Salud.

David Vilches es Licenciado en Psicología y Máster en Psicología del Deporte y de la Actividad Física por la Universidad Autónoma de Barcelona.

Artículos Relacionados
PROGRAMA DE INTERVENCIÓN PSICOLÓGICA CON ÁRBITROS DE FÚTBOL
ESCALAS, ANSIEDAD Y DEPORTE: VERSIÓN ESPAÑOLA DEL CSAI-2R
EL ESTADO DEBERÁ FOMENTAR LA INVESTIGACIÓN PSICOLÓGICA EN EL DEPORTE DENTRO DE LA LUCHA CONTRA EL DOPAJE
APORTACIONES DE LA PSICOLOGÍA EN EL ESTUDIO DEL SOBREENTRENAMIENTO EN EL DEPORTE
LA DIMENSIÓN PSICOLÓGICA DE LA EXCELENCIA EN EL DEPORTE
LA COOPERACIÓN DEPORTIVA: LA MANO INVISIBLE QUE UNE A LOS EQUIPOS DE RENDIMIENTO
LA PSICOLOGÍA EN EL CAMPO DE JUEGO - ENTREVISTA A ENRIQUE CANTÓN CHIRIVELLA
LA PSICOLOGÍA MARCA GOL
ANSELMO VICIOSO-ARAGONÉS NO SE ENCUENTRA HABILITADO PARA EL EJERCICIO DE LA PSICOLOGÍA