El pasado 13 de mayo, Jaume Almenara, Decano del Col.legi de Psicolegs de Catalunya y profesor de la Universidad de Barcelona, alertaba en el periódico La Vanguardia sobre el efecto contraproducente que pueden tener las políticas de tráfico exclusivamente punitivas o negativas, ya que, según indicaba el psicólogo al rotativo, pueden contribuir a estresar a la ciudadanía y a aumentar la crispación social.

En el contexto de una noticia publicada en la Vanguardia, en la que se indica que el carnet por puntos sólo ha reducido las muertes entre un 3,5 y un 5 por cien en los mayores de 45 años, Almenara explicaba que las medidas intervencionistas tienen doble filo, y que la ciudadanía las acepta si ve resultados claros, si no, la aceptación se agrieta y se cuelan los aspectos negativos pudiendo darse un efecto rebote de rebeldía.

Según continuaba aclarando al periódico, en lo que se refiere a la conducción, ocurre precisamente esto. Primero las medidas se ven bien, pues quieren evitar muertes, pero si en Navidad baja la mortalidad pero en Semana Santa no, se cuestionan. A esto se suma, según Almenara, una publicidad de mensaje negativo y que apela a la ciudadanía a ser responsable, dando por hecho que no lo es y eso a algunas personas les molesta. El Decano del COPC terminaba indicando que las políticas restrictivas y punitivas son mal recibidas porque la imagen que se tiene de los políticos y de la Administración es negativa.

Las personas interesadas pueden acceder al contenido completo de la noticia publicada en La Vanguardia pinchando aquí.

 

Jaume Almenara     

Artículos Relacionados
PSICOLOGÍA DEL TRÁFICO Y LA SEGURIDAD – ENTREVISTA A L. GIL HERNÁNDEZ
LA PSICOLOGÍA AL VOLANTE
EL PERMISO DE CONDUCIR POR PUNTOS. ¿REEDUCAR O REHABILITAR?
169 FALLECIDOS EN ACCIDENTES DE TRÁFICO EN NAVIDADES: EL FACTOR HUMANO EXPLICA EL 70-90% DE LOS ACCIDENTES - LUIS MONTORO
POTENCIAR EL PAPEL DEL PSICÓLOGO DEL TRÁFICO Y LA SEGURIDAD VIAL EN EUROPA