Las tripulaciones de vuelo de aviones y helicópteros civiles necesitan de unas licencias para poder desempeñar su trabajo. Estas licencias están reguladas por el Ministerio de Fomento, requiriéndose para su obtención superar unos reconocimientos médicos. La reciente ORDEN FOM/1267/2008 ha modificado esta normativa.

 

Tal y como ya estaba establecido, continúa señalado que son los Centros médico-aeronáuticos los encargados de realizar los reconocimientos exigidos, siendo obligatorio que entre su personal figure un licenciado en Psicología. La responsabilidad de comprobar los diversos requisitos establecidos recae en varios especialistas médicos, si bien está determinado que, como parte o complemento del reconocimiento psiquiátrico o neurológico, el psicólogo también efectúe un reconocimiento cuando existan dudas sobre la idoneidad mental o personalidad de un individuo en particular. Para realizarlo el psicólogo empleará como fuentes de información accidentes o incidentes, problemas en la formación o verificaciones de competencia, delincuencia o conocimientos relevantes para el ejercicio seguro de las atribuciones que le otorgue la licencia correspondiente. Está previsto que la evaluación psicológica podrá incluir la recogida de datos biográficos, criterios sobre la aptitud, así como tests de personalidad y una entrevista psicológica.

La participación de los psicólogos en reconocimientos para verificar la salud y el óptimo funcionamiento psicológico es algo habitual, ya que así está establecido también para la obtención de las licencias de conducción de vehículos, las de tenencia y adiestramiento de animales peligrosos y las de tenencia y uso de armas. Una prueba más del eminente carácter sanitario de la profesión de psicólogo.

Artículos Relacionados
PSICOLOGÍA DE LA AVIACIÓN, UN NUEVO CAMPO DE INTERVENCIÓN – ENTREVISTA A LA PRESIDENTA DE LA ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE PSICOLOGÍA DE LA AVIACIÓN
28ª CONFERENCIA DE LA EAAP (EUROPEAN ASSOCIATION FOR AVIATION PSYCHOLOGY)