La hipnosis clínica es una técnica psicológica que actúa como facilitador del tratamiento psicológico para diferentes problemas y trastornos. En la actualidad, nuestra profesión se enfrenta al reto de que esta técnica reciba el reconocimiento que merece, puesto que, a pesar de la evidencia empírica, la hipnosis es una gran desconocida para la mayoría de los psicólogos españoles. No obstante, el logro de este reto es cada vez más cercano, siendo, Antonio Capafons, el mejor ejemplo de ello, al haber sido galardonado con el Premio Contribuciones Distinguidas a la Hipnosis Profesional, que concede la American Psychological Association (APA).

 
Antonio Capafons 

Antonio Capafons, es catedrático en la Universidad de Valencia, es el máximo representante español en el campo de la hipnosis clínica, habiendo conseguido unir, con la meticulosidad que le caracteriza, ciencia y psicología aplicada. Esta labor ha sido auspiciada desde el propio Colegio de Psicólogos de la Comunidad Valenciana (COPCV) y desde el Consejo General de Colegios de Psicólogos (COP) a través de la creación de la Asociación de Hipnosis Experimental y Aplicada o del Grupo de Trabajo de Hipnosis Psicológica del COPCV, así como del desarrollo de diferentes investigaciones.

ENTREVISTA

Recientemente, la Society of Psychological Hypnosis (División 30) de la American Psychological Association (APA) ha reconocido su excelente contribución al desarrollo y al establecimiento científico y profesional de la hipnosis, concediéndole el Premio Contribuciones Distinguidas a la Hipnosis Profesional. A este respecto, nos gustaría mostrarle nuestras más sinceras felicitaciones por ello. ¿Qué significa este premio para usted?

Para mí significa completar el primer premio que me dieron en 2007, en aquel caso por aportaciones a la investigación sobre hipnosis científica, ya que define mi perspectiva sobre la psicología: unión entre investigación y aplicación. Además, supone el reconocimiento de la American Psychological Association (APA) y su consideración hacia muchos profesionales que se han implicado en este proyecto sobre difusión de la hipnosis profesional, y generar procedimientos hipnóticos que incrementen bagaje de los profesionales de la psicología para ayudar a aliviar y prevenir el sufrimiento humano. Considero que no es un premio exclusivamente a mi labor, sino a la de todas aquellas personas e instituciones nacionales e internacionales que han ayudado a tal difusión a través de distintos medios, como los docentes, la organización de simposios, jornadas, la publicación de monográficos sobre hipnosis (p. ej., Papeles del Psicólogo), de artículos, etc. Por lo tanto, son muchas las personas destinatarias de este premio. No obstante, creo que si alguien es merecedor de un reconocimiento más específico es Francisco Santolaya Ochando quien, desde su posición de decano Colegio de la Comunidad Valenciana (COPCV) y del Consejo General de Colegios Oficiales (COP), viene apoyando desde hace 20 años de forma sistemática y con entusiasmo, todas las iniciativas que tanto yo, desde mi faceta de profesor universitario, como el Grupo de Trabajo de Hipnosis Psicológica del COPCV, al que pertenezco, le hemos planteado. Más aún, por haber tomado él mismo en varias ocasiones incitativas en esta dirección de difusión de la hipnosis científica y su aplicación al mundo profesional. Sirva de ejemplo, el apoyo del COPCV a la Asociación de Hipnosis Experimental y Aplicada, cuya vicepresidencia ostenta y de la cual es socio fundador. Creo que debo dedicarle a Santolaya el premio por todas las oportunidades que ha dado a la hipnosis científica en España. En este sentido, quiero aprovechar para resaltar la abnegada, desinteresada y brillante labor, en absoluto lucrativa, de todos los miembros del Grupo de Trabajo de Hipnosis Psicológica del COPCV, co-destinatarios destacados de este premio. Si se entra en la siguiente Web: www.grupohipnosiscopcv.es/index.htm, se entenderá mejor por qué creo que el premio debe particularmente compartirse con, y dedicarse a, estas personas.