En la actualidad diversas revistas españolas de psicología han conseguido obtener un factor de impacto en el Journal of Citations Reports, dando cuenta de la calidad de la producción científica en psicología de nuestro país. Entre estas revistas, se encuentra Psicothema, que fue la primera revista española de Psicología que obtuvo factor de impacto, en 1995. Hace unos meses, tras el lanzamiento de Google Scholar Metrics, una nueva herramienta de Google de medición del impacto de las revistas científicas, Psicothema apareció ocupando el segundo puesto de la lista de revistas científicas en español, por encima de otras publicaciones asociadas al ámbito de la medicina o la educación.

Continuando con la serie de artículos que Infocop viene publicando en estos días, titulada "La era de la explosión de los índices bibliométricos", y con el objetivo de abordar este nuevo indicador de Google y de las implicaciones que supone este resultado para el conjunto de la psicología española, Infocop ha entrevistado a José Muñiz, quien en 1989 fundó la revista Psicothema y ha sido su director hasta la fecha. José Muñiz es, además, catedrático de Psicometría de la Universidad de Oviedo, presidente de la Asociación Europea de Metodología y representante del Consejo General de Colegios Oficiales de Psicólogos (COP) en la Comisión de Tests de la Federación Europea de Asociaciones de Psicólogos (EFPA).


José Muñiz

 ENTREVISTA

Infocop: Una primera pregunta general, ¿qué le impulsó a fundar la revista Psicothema allá por 1989?

José Muñiz: Por aquel entonces no había ninguna revista española de psicología que tuviese factor de impacto y algunos investigadores pensamos que no había ninguna razón para que en España no hubiese una revista de psicología que estuviese a la altura de otras internacionales, cuando la psicología que se hacía en España era claramente competitiva. Así que nos pusimos a ello y, de ese modo, surgió Psicothema. Hay que indicar que una revista como Psicothema es una labor colectiva, en la que están implicadas muchas partes, todas fundamentales, como el equipo directivo y editorial, los autores y revisores y, por supuesto, las instituciones colaboradoras, como la Universidad de Oviedo y el Colegio Oficial de Psicólogos del Principado de Asturias. Todas las partes implicadas son igual de importantes. En lo tocante a editar una revista, bien se puede aplicar el dicho castellano clásico de que nadie es más que nadie.

I.: Para los autores no es fácil publicar en Psicothema, tengo entendido que ustedes rechazan en torno a un 75% de los trabajos que reciben.

J.M.: Así es. En ese sentido Psicothema no es diferente de otras revistas de reconocido prestigio. Tratamos de seleccionar los mejores trabajos para nuestros lectores. Esta labor selectiva es ingrata para los editores, pues siempre es difícil decirle a alguien que ha puesto todo su empeño en realizar una investigación que su trabajo no va a ser publicado, pero así funciona el mundo científico. Eso sí, tratamos de que nuestras decisiones sean justas y, si alguna vez nos equivocamos, sólo cabe pedir disculpas a los autores. La literatura especializada está llena de ejemplos de trabajos brillantes que inicialmente han sido rechazados por alguna revista.

I.: Tras todos estos años al frente de Psicothema nos imaginamos que está familiarizado con los sistemas nacionales e internacionales de clasificación de revistas. Recientemente ha aparecido un nuevo indicador, el Google Scholar Metrics, que coloca a su revista entre las mejores que publican en español, ¿qué opinión le merece?