La Comisión Mixta para el Estudio del Problema de las Drogas, aprobó por unanimidad, el pasado 25 de junio de 2013, una Proposición No de Ley para pedir al Gobierno que tome medidas para reducir el consumo no controlado de hipnosedantes en España.

Según se indica en el texto, tras la publicación de los resultados de la Encuesta Domiciliaria sobre Alcohol y otras Drogas (Edades) 2011-2012, el 22 de enero de 2013, se ha disparado la alarma al constatar el aumento del consumo de medicamentos hipnosedantes (barbitúricos y benzodiacepinas) en los últimos 6 años, situándose como la tercera sustancia adictiva más consumida en España, tras el alcohol y el tabaco.

Esta encuesta, que se publica cada dos años desde 1995, ha contado con la participación de 22.128 personas entrevistadas, con edades comprendidas entre los 15 y los 64 años.

Los datos que se derivan de este estudio muestran un claro descenso en el consumo del tabaco, el alcohol, el cannabis y la cocaína en España, al tiempo que ponen de manifiesto un aumento en la ingesta de hipnosedantes, medicamentos utilizados para tratar alteraciones del sueño o trastornos de ansiedad. Según los resultados, el 11,4 % de los encuestados reconoce haber consumido hipnosedantes en el último año, siendo más prevalente la ingesta en mujeres (15,3 %) que en hombres (7,6 %), y en personas de 35 a 64 años (14,5 %) que de 15 a 34 (6,3 %). La ingesta sin control médico de estas sustancias, puede entrañar peligros para la salud, generar somnolencia, e incluso desarrollar tolerancia y dependencia a sus efectos.

Por estas razones, el Grupo Parlamentario Popular formuló la siguiente Proposición no de Ley:

El Congreso de los Diputados insta al Gobierno a estudiar la aplicación de medidas con las que reducir el consumo no controlado de hipnosedantes, en coordinación con las comunidades autónomas y teniendo presente la información y las buenas prácticas generadas por el Plan Nacional Sobre Drogas en materia de prevención y abordaje de las adicciones”.

Tras la presentación de la propuesta en el Congreso, todos los grupos apoyaron esta iniciativa ante la preocupación de que estos fármacos, accesibles sin receta médica, se consuman sin control facultativo.

Por su parte, el PSOE señaló que este incremento del consumo de hipnosedantes, se debe al aumento de la ansiedad y la preocupación generadas por la crisis económica.

Además, durante la reunión, comparecieron representantes de Cáritas y Cruz Roja para informar de su trabajo en la lucha contra la drogodependencia, y ambas entidades pusieron de manifiesto que los recortes están afectando a los programas de intervención y prevención del consumo de drogas de nuestro país.

Tal y como hemos informado en Infocop, dentro del marco de prevención e intervención de las drogadicciones, no se deberían olvidar las recomendaciones del documento de referencia sobre este tema, publicado por la Unión Europea: “Estrategia sobre drogas 2013-2020”, en el que se aboga por planteamientos integrados, pluridisciplinarios y empíricamente contrastados, en los que la psicología juega un papel fundamental.

Se puede consultar el texto de la PNL en el siguiente enlace:

PNL Hipnosedantes

Fuente:

Europa Press

Artículos Relacionados
Informe sobre el Problema de Drogas en las Américas
Estrategia sobre Drogas 2013-2020 de la Unión Europea
Panorama del consumo de drogas en España - Entrevista al Delegado del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas
Los tratamientos psicológicos funcionan, nueva campaña de la APA
“INSISTIR EN UNA VISIÓN DE LA DEPRESIÓN COMO ENFERMEDAD Y OFRECER COMO ALTERNATIVA LOS PSICOFÁRMACOS ES UN ERROR” – ENTREVISTA A JORGE BARRACA
DANIEL CARLAT Y LA ALIANZA ENTRE LA PSIQUIATRÍA Y LA INDUSTRIA FARMACÉUTICA
ROBERT WHITAKER Y LOS EFECTOS NOCIVOS DE LOS PSICOFÁRMACOS
Más medicación y menos rehabilitación, para los enfermos mentales, a causa de la crisis
Aumento considerable de trastornos mentales en las consultas de Atención Primaria
El placebo y la psicoterapia son mejores que los antidepresivos para tratar la depresión - Entrevista a Irving Kirsch
La psicofarmacología está en crisis