Ayer falleció la psicóloga Violeta Guarido Rivera, tras sufrir una agresión por arma blanca, el pasado 5 de mayo, presuntamente por parte de una paciente internada en el Hospital Psiquiátrico San Juan de Dios, mientras desempeñaba su labor como psicóloga clínica en este centro.

El Consejo General de la Psicología (COP) quiere expresar su más sincero pésame y condolencias a los familiares de la víctima de este suceso.

Es interés de este Consejo que se haga todo lo posible para que se tomen medidas orientadas a mejorar las condiciones de seguridad de los profesionales que prestan servicios asistenciales en centros sanitarios.