La Organización de las Naciones Unidas celebra el 4 de junio, el Día Internacional de los Niños Víctimas Inocentes de Agresión, con la finalidad de aumentar la concienciación pública sobre el dolor que sufren miles de niños y niñas en todo el mundo, que cada año son víctimas de malos tratos físicos, psicológicos y sexuales. Las agresiones a la población infantil  interfieren  gravemente en la vida de los niños afectados y sus familias y, en muchos casos, dan lugar a secuelas físicas crónicas y problemas psicológicos de larga duración.

A este respecto, la Alianza Europea para la Seguridad Infantil publicó en marzo de este año, un informe titulado Acción Nacional para Abordar las Lesiones Intencionadas a los Niños, en el que se realiza un análisis exhaustivo de la prevalencia de las lesiones intencionales en la población infantil europea (es decir, las lesiones que son producto de acciones violentas, tales como el maltrato infantil, la violencia entre iguales y los intentos de suicidio o las autolesiones). El informe también evalúa la implementación de una serie de planes de acción, que han demostrado ser eficaces para abordar este problema, en cada uno de los 25 Estados miembros, proporcionando un perfil detallado de cada país.

Tal y como señala la Alianza Europea para la Seguridad Infantil, las lesiones intencionales a niños constituyen un problema de salud pública importante, a pesar de que en el entorno de la Unión Europea no han recibido la atención e inversión económica que se merecen, si tenemos en cuenta su prevalencia y su impacto en la vida de los niños y sus familias y en la sociedad en su conjunto. A este respecto, de los más de 35.000 niños y adolescentes que fallecen al año en la Unión Europea, se estima que 9.100 muertes (24%) son debidas a este tipo de lesiones intencionales.

Los datos recogidos en el informe revelan que en la Unión Europea existe una gran variabilidad en las tasas de muertes por lesiones intencionales entre los países. Afortunadamente,  España ocupa los puestos más bajos en la lista de los 25 países evaluados. En concreto, se sitúa en el penúltimo puesto en el número de muertes por lesiones intencionales a la población infantil, con una tasa de 1,09 para los niños varones y de 0,35 para las niñas; unos índices claramente inferiores a la media de la tasa europea (2,85 y 1,20 respectivamente).

En relación con el desarrollo de planes de acción nacionales basados en la evidencia para hacer frente a este grave problema, España obtiene, en líneas generales, buenos resultados, aunque todavía presenta importantes lagunas. Tal es el caso de la ausencia de una estrategia nacional para la prevención de la violencia entre iguales y de una estrategia nacional para la prevención del suicidio o las autolesiones entre los jóvenes. Asimismo, España carece de campañas nacionales sostenibles sobre salud mental positiva en niños y prevención de la depresión y del suicidio en adolescentes, mientras que otras medidas recomendadas para proteger a la población infantil de estos riesgos sólo están cubiertas parcialmente en nuestro país, como la existencia de un defensor del pueblo específico para este colectivo.

A pesar de que los resultados de España son satisfactorios, la Alianza Europea para la Seguridad Infantil advierte que “si bien en la mayor parte de los países evaluados se están realizando esfuerzos para desarrollar políticas eficaces contra la violencia infantil y juvenil, todavía queda mucho por hacer para garantizar que estas políticas sean plenamente implementadas y apoyadas por los recursos adecuados para producir el efecto deseado”. La actual crisis económica y las medidas de austeridad -recuerda la Alianza Europea para la seguridad Infantil- suponen una grave amenaza para el desarrollo óptimo de estas medidas, por lo que solicita a los Estados miembros que sigan manteniendo sus esfuerzos para proteger a la población infantil y juvenil contra esta violencia.

El informe, que ha contado con el apoyo del Parlamento Europeo y de la Red Europea de Defensores del Menor, supone el primer análisis de este tipo que se realiza en el entorno de la Unión Europea, y pretende servir de base para guiar los próximos desarrollos a realizar en este ámbito.

Las personas interesadas pueden consultar el informe en el siguiente enlace:

National action to address child intentional injury - 2014

Artículos Relacionados
Estudio de la relación del Cyberbullying con sintomatología depresiva, abuso de sustancias y de Internet, durante la adolescencia
EL ESTADO ACTUAL DE LA AGRESIÓN HACIA LA PAREJA – ENTREVISTA A DANIEL O´LEARY
Bullying y cyberbullying: co-ocurrencia y relaciones predictivas
CUANDO LA VÍCTIMA DE VIOLENCIA ESCOLAR SE DEFIENDE
IMPACTO EMOCIONAL DEL CYBERBULLYING: ¿PERCIBEN VÍCTIMAS Y AGRESORES ESTE IMPACTO DE LA MISMA FORMA?
LA VIOLENCIA ESCOLAR Y LOS PROBLEMAS DE CONDUCTA GENERAN ESTRÉS ELEVADO ENTRE LOS DOCENTES
¿CÓMO ENSEÑAR A LOS NIÑOS A EXPRESAR EL ENFADO DE UNA MANERA ADECUADA?
LIDERAZGO Y PARTICIPACIÓN, CLAVES PARA EMPRESAS SALUDABLES Y PRODUCTIVAS
LA COMISIÓN EUROPEA DEFIENDE LA IMPORTANCIA DE LA PROMOCIÓN DE LA SALUD MENTAL Y EL BIENESTAR EN EL TRABAJO
LAS LESIONES NO INTENCIONADAS PRIMERA CAUSA DE MUERTE EN LA INFANCIA Y LA ADOLESCENCIA