Desde la creación del Título Oficial de Psicólogo Especialista en Psicología Clínica en 1998, y la posterior entrada en vigor de la Ley de Ordenación de Profesiones Sanitarias (LOPS) a finales de 2003, son numerosos los psicólogos que actualmente están trabajando en el Sistema Sanitario Público sin contar con el correspondiente Título Oficial de especialista, por no cumplir con los criterios temporales establecidos para su habilitación como sanitarios y que, desde hace años, vienen reclamando una solución legal para regular su situación.

Se trata de profesionales que cuentan con muchos años de experiencia, desarrollando actividades de Psicología Clínica e, incluso, participando en la preparación de psicólogos residentes.

Este colectivo que, hasta la fecha, se organizaba a través del Foro de Psicólogos del SNS y la Asociación Catalana de Psicólogos en Ejercicio Clínico (ACAPEC), ha decidido constituirse como asociación de carácter estatal bajo la denominación de PESTOS (Psicólogos especialistas del SNS sin Titulación Oficial).

Para presentarnos esta nueva Asociación y hablarnos en profundidad sobre la misma, Infocop Online ha querido entrevistar a Miguel Ginés, integrante y creador del Foro Psicólogos del SNS y vicepresidente primero de la Junta Directiva de PESTOS.

Miguel Ginés

Miguel Ginés adquirió plaza de psicólogo por oposición en 1999 en la CCAA de la Rioja. Desde entonces, desempeña su labor como psicólogo clínico en los dispositivos asistenciales de Salud Mental del SERIS (Servicio Riojano de Salud).

ENTREVISTA

Tal y como comentamos en la introducción, recientemente acaban de constituirse como Asociación estatal, ¿podría explicarnos qué motivó su creación?

Los PESTOS (Psicólogos/as Especialistas del SNS Sin Titulación Oficial) formamos un numeroso colectivo de psicólogos y psicólogas que ocupamos una plaza en el sistema sanitario público, desarrollamos desde hace años las mismas labores profesionales y la misma actualización formativa que nuestros compañeros que sí poseen el título de Especialista en Psicología Clínica; contamos con muchos años de experiencia profesional en el ejercicio de la Psicología Clínica, en formación continua en los programas de actualización de nuestros dispositivos asistenciales, y participamos en la formación de los Psicólogos Internos Residentes, futuros especialistas en Psicología Clínica; pero, paradójicamente, no contamos con una vía de acceso al mismo título que van a obtener esos residentes a los que formamos.

La situación de los PESTOS en los servicios sanitarios públicos y concertados es claramente irregular e injusta, tanto por el perjuicio que supone para los propios profesionales, que deben trabajar en una situación de desigualdad e inseguridad, como para el propio SNS y sus usuarios, dado el riesgo que ciertamente existe, si no se resuelve esta situación, de que la sanidad pública pierda parte de este capital profesional cuya capacidad asistencial ha quedado sobradamente demostrada y en cuya formación tanto ha invertido el propio SNS.

En este contexto, los Psicólogos y Psicólogas Especialistas del Sistema Nacional de Salud Sin Titulación Oficial, decidimos asociarnos con el objetivo principal de defender nuestros intereses colectivos y trabajar para una resolución satisfactoria y definitiva de la situación laboral en la que desempeñamos nuestra labor asistencial, resolución definitiva que se conseguiría  con nuestra lógica acreditación como especialistas.

No es algo excepcional, sino más bien la norma, de lo que, por coherencia, ha arbitrado la administración en otras ocasiones ante la aparición de diferentes especialidades sanitarias. Buena prueba de ello son los distintos Reales Decretos con los que han contado los Médicos Especialistas sin Título Oficial (MESTOS) para regularizar su situación, o bien las pruebas ECOE para acceder al título de Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria.

En el caso de la Psicología Clínica, como ha ocurrido con la creación de otras muchas especialidades sanitarias, se optó por la habilitación, mediante la acreditación como especialistas, en función del tiempo trabajado en Psicología Clínica, la formación y la actualización profesional adquirida. Así, en el caso que nos atañe, el Real Decreto de 2490/1998 de 20 de noviembre, determinó que bastaba con un mínimo de 3 años de ejercicio como Psicólogo Clínico en instituciones sanitarias públicas y concertadas como requisito para acceder al título de Especialista en Psicología Clínica. Pues bien, en nuestro colectivo son muchos los casos con 14 años de ejercicio profesional en el ámbito público de forma continuada. Casi cinco veces el tiempo exigido en el RD de 1998 y todavía sin encontrar una solución.

No encontramos argumento lógico que justifique la demora en cerrar definitivamente la regularización de la Psicología Clínica en el Sistema Sanitario Público.

Nos ha explicado que el objetivo principal de la Asociación es conseguir la acreditación de los PESTOS como especialistas en Psicología Clínica. ¿Podría decirnos qué otros objetivos tiene la Asociación?

El resto de los objetivos tienen que ver con los pasos intermedios y las acciones necesarias para lograr el reconocimiento completo de nuestra especialidad. Estos son, constituirnos ante la administración y ante la organización colegial como el interlocutor principal en lo referente a la problemática de los PESTOS, defender los intereses profesionales de los psicólogos que ostentan una formación y experiencia profesional en la Especialidad de Psicología Clínica suficiente como para seguir ejerciendo dicha actividad en el sector público, ofrecer asesoramiento profesional y jurídico a nuestros asociados, crear un censo de afectados lo más exhaustivo posible, y apoyar a las iniciativas personales o grupales que surjan de los miembros de la asociación y que estén de acuerdo con nuestra línea de acción.

Otros propósitos esenciales son también divulgar nuestra problemática e impulsar los objetivos que se promueven en la asociación ante los organismos decisorios autonómicos, estatales o europeos, potenciando el diálogo, la búsqueda de puntos de encuentro y colaboración con otros colectivos que compartan con nosotros la defensa de las especialidades sanitarias y la búsqueda de soluciones razonables para los Especialistas Sin Titulación Oficial.

¿Quién compone la Junta Directiva de esta Asociación? ¿Cuáles son sus competencias?

La Junta está compuesta por ocho miembros; una presidenta (Gemma Escuder), dos vicepresidentes (yo mismo, Miguel Ginés, y Roger Ballescà), un secretario (Eduardo Serrano), una tesorera (Mª José Ramos) y tres vocales (Rosario Fernández, Isabel Martínez y Antonio Medrano). Todos nosotros, además de contar con una larga trayectoria profesional dentro del SNS y centros concertados, hemos estado vinculados a otras asociaciones, foros y plataformas y nos planteamos la creación de la asociación nacional para concentrar todo el esfuerzo en beneficio de un colectivo que, desde hace tiempo, deseaba contar con un organismo que le representara. Provenimos de diferentes autonomías como son Castilla-La Mancha, Cataluña, La Rioja, Madrid y Valencia, y, en la actualidad, ya contamos con más de cien asociados procedentes de todo el territorio español.

La Junta Directiva tiene las competencias descritas en los estatutos, que se pueden consultar en nuestra Web, entre otras la facultad de dirigir las actividades y actuaciones orientadas a la consecución de los objetivos y llevar la gestión económica y administrativa de la Asociación.

¿Podría explicarnos qué tipo de actividades tienen programadas y en qué ámbito territorial se realizarán?

Podríamos hacer una diferenciación respecto a las actividades que vienen dadas directamente con la creación de la Asociación y otras centradas en la negociación de una solución. En relación con las primeras, la  principal es darnos a conocer a través de entrevistas como ésta, y las que tenemos previstas realizar en las revistas de los Colegios Oficiales de las diferentes autonomías y otros medios de comunicación que ya se han interesado en nuestra actividad.

Somos conscientes de que ha existido cierto desconocimiento por parte de los propios PESTOS de la situación en la que nos veríamos expuestos una vez resueltos los expedientes de la Comisión de la Especialidad. Posiblemente hemos tenido una lógica sensación de que la solución llegaría tarde o temprano.

En las diferentes Comunidades Autónomas se han generado grupos de trabajo, desde asociaciones a foros, para compartir la realidad de este colectivo, pero desde la creación de la Asociación nacional esperamos concentrar el colectivo en su totalidad en toda España. Esta primera fase de presentación y la posterior inscripción de los profesionales afectados, nos permitirá tener conocimiento de cuántos somos. Éste es otro de los objetivos que nos proponemos ahora. En las diferentes reuniones que hemos tenido con las instituciones, la administración y el ministerio, siempre hemos sido preguntados respecto a qué número de profesionales se encuentran afectados. Con la creación de la Asociación esperamos concretar este número.

En relación a otras actividades centradas en la negociación de una solución, tenemos previstas algunas acciones que deberían haberse iniciado ya. Por ejemplo, el pasado 18 de junio, teníamos concertada una comparecencia ante la mesa de portavoces de la Comisión de Sanidad del Congreso para darles a conocer la Asociación, exponerles nuestra problemática específica y nuestras legítimas reivindicaciones, así como ofrecerles nuestro punto de vista y propuestas, jurídicamente fundamentadas, para llegar a una solución justa y, sobre todo, definitiva para todo el colectivo de PESTOS.

Desgraciadamente, esta comparecencia fue suspendida por los actos de proclamación del rey Felipe VI, y estamos a la espera de que se nos convoque de nuevo en septiembre. Otra de las acciones que estamos preparando es informar a la Consejerías de Salud y a los responsables médicos y gerentes de las instituciones sanitarias públicas y concertadas de la situación legal en la que nos encontramos para que sean conocedores del marco legal que, en parte, protege la continuidad de los profesionales que fueron contratados antes de marzo de 2011, según la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios. También tenemos previstas reuniones con la Dirección General de Profesiones Sanitarias, con portavoces de grupos parlamentarios, Colegios Oficiales y el Consejo General de la Psicología (COP), como hemos venido haciendo desde las diferentes plataformas que hemos estado trabajando desde el inicio de este proceso. También estamos estudiando el encaje de la legislación actual en esta materia en relación a la Unión Europea.

Desde luego que la Asociación también se reserva la posibilidad de emprender todas aquellas acciones legales y de protesta que sean necesarias para defender nuestros intereses.

¿Quiénes pueden afiliarse a la Asociación? ¿Cómo pueden hacerlo?

Pueden asociarse todos aquellos psicólogos y psicólogas que vienen desempeñando la Psicología Clínica en centros sanitarios públicos o concertados, sin el título de Especialista en Psicología Clínica. Para hacerlo basta con rellenar el formulario que encontraran en nuestra página Web www.pestos.es y seguir posteriormente las indicaciones que les haremos llegar.

El pasado mes de marzo entró en vigor la nueva Ley General de Consumidores y usuarios, con una enmienda que reconoce los derechos adquiridos por los psicólogos que han venido desarrollando su labor en el ámbito sanitario, tanto a nivel privado como dentro del SNS. ¿Cómo valoran esta solución?

Esta Ley supone un avance en el reconocimiento de la problemática de los PESTOS, y asegura de manera explícita la continuidad de nuestro ejercicio asistencial en el SNS dentro de la legalidad.

Con todo, esta nueva legislación no aborda ni ofrece solución a varias cuestiones que desde la Asociación PESTOS consideramos de fundamental importancia y, por lo tanto, irrenunciables. En particular, no resuelve el problema de la movilidad, por lo que la Ley nos condena a seguir anclados a un mismo puesto de trabajo de forma indefinida. No aborda la equiparación salarial entre profesionales que realizan una misma labor asistencial (Especialistas con Titulación Oficial o sin ella).

No aclara si los PESTOS en situación de interinidad podrán optar a sus plazas en el caso de que éstas salgan a concurso. Sigue sin resolver el que, desde hace más de diez años, en el SNS ejerzan la Psicología Clínica, con las mismas funciones , competencias y responsabilidades, psicólogos con la titulación de Especialista y otros sin ella, con la indeseable confusión que se genera tanto en las instituciones sanitarias como en sus usuarios. Tampoco trata el reconocimiento de títulos de formación que sólo certifican a psicólogos especialistas en clínica. Finalmente, pero quizás el punto más importante: no se nos reconoce como lo que somos, Especialistas en Psicología Clínica.

Quizás la situación más urgente, y a la que dedicaremos todo nuestro empeño, es la de los PESTOS en situación de interinidad, que no saben si podrán optar a sus plazas en el caso de que éstas salgan a concurso, pudiendo colocar a estos profesionales en la absurda situación de no poder presentarse a la plaza en la que llevan años ejerciendo como psicólogos clínicos de forma eficaz y competente, con el perjuicio para el profesional, los usuarios y las instituciones, por la pérdida de un capital profesional formado por el propio sistema sanitario público.

En general, aunque la enmienda es una buena  noticia tanto para la Psicología Clínica y sanitaria española, tanto pública como privada, sorprende, de todas formas, cómo se cierra la problemática de forma definitiva en el ámbito privado, dejando, como es lógico, exactamente al mismo nivel al psicólogo habilitado sanitario, que al que obtenga vía master el título de Psicólogo General Sanitario. Sin embargo, en el ámbito público, teniendo la oportunidad, la Ley no coloca a los psicólogos que ejercen en el ámbito público en la misma situación de igualdad, cosa que ahora toma más sentido que nunca, dado que se está garantizando nuestra continuidad en el Sistema. De nuevo, no encontramos argumento para no tener una solución igual de justa y coherente, por el mero hecho de desempeñar nuestra labor en el ámbito público.

En resumen, aunque insistimos en reconocer y aplaudir los avances conseguidos hasta el momento, al mismo tiempo, nos preocupa que con esta Ley se pretenda dar por zanjado el problema de los PESTOS, cerrándolo en falso con un avance legislativo necesario pero claramente insuficiente.

Para finalizar, ¿le gustaría añadir algún aspecto más?

Agradecer a Infocop y al COP esta entrevista, y el  apoyo, desde el principio, a nuestro colectivo, con el fin de dar una respuesta coherente y de calidad a la implantación de la Psicología Clínica Especializada en el Sistema Sanitario Público.

Por último, invitar a todos los psicólogos que desempeñen la Psicología Clínica en centros sanitarios públicos y concertados sin el título oficial, y a quien lo desee, a  visitar nuestra página Web www.pestos.es, donde pueden encontrar información más detallada sobre nuestra Asociación y sobre el estado actual de las iniciativas puestas en marcha. También pueden contactar con nosotros en la dirección pestos@pestos.es dónde estaremos encantados de aclarar cualquier duda acerca de nuestras iniciativas.

Artículos Relacionados
El Gobierno habilitará a los PESTOS, pero no reconocerá su especialidad
Respuesta del Gobierno a la pregunta de CiU sobre la situación de los PESTOS
CIU PREGUNTA AL GOBIERNO SOBRE LAS MEDIDAS ADOPTADAS PARA LA REGULARIZACIÓN DE LOS PESTOS
Preguntas y respuestas sobre el ejercicio profesional de la Psicología en España, tras la aprobación de la Ley de Consumidores
"Se acaba de dar otro paso positivo para consolidar la Psicología en el campo sanitario" – Entrevista a Francisco Santolaya, presidente del COP
Publicada en el BOE la enmienda que reconoce como sanitarios a los psicólogos acogidos a la transitoria
Postura del COP sobre el Máster en Psicología General Sanitaria