Alicia Moreno (Edit.)

Editorial: Desclée de Brouwer

608 páginas

La terapia sistémica promueve el cambio de las personas dentro de sus contextos relacionales significativos. Cada vez más profesionales de la psicología, el trabajo social, la educación o la psiquiatría, se especializan en el enfoque sistémico para adquirir conceptos, modelos y estrategias de intervención que toman en cuenta e inciden en estos sistemas, preferentemente la pareja y la familia.

Estas herramientas sistémicas son imprescindibles para abordar la mayor parte de las dificultades que afectan a niños, adolescentes y adultos, para los conflictos en las relaciones de pareja o familia, y para considerar las distintas posiciones o roles que se establecen entre profesionales y clientes.

Quienes trabajen con individuos, parejas o familias encontrarán en el enfoque sistémico un marco para entender el impacto de los contextos relacionales y las narrativas familiares y sociales, y algunas de las herramientas de intervención más innovadoras y eficaces desarrolladas recientemente.