COP Catalunya

Los pasados días 22, 23 y 24 de octubre, se celebró en Barcelona el II Congreso Nacional de Inteligencia Emocional organizado por el Grupo de Trabajo de Inteligencia Emocional del COP Catalunya.

Esta segunda edición tuvo lugar en el emblemático Recinte Modernista de Sant Pau de la ciudad de Barcelona, uno de los complejos de estilo modernistas más antiguos y grandes de toda Europa, y una de las obras más importantes del arquitecto Lluís Domènech i Montaner. Además de considerarse un espacio vanguardista en cuanto a sostenibilidad, salud y educación. Por todo su conjunto, la sede del Congreso fue un punto de encuentro excepcional que no dejó indiferentes a sus participantes.

A lo largo de tres días, se llevaron a cabo siete conferencias plenarias, a cargo de los principales representantes nacionales en el estudio de la Inteligencia Emocional (IE) y se presentaron más de un centenar de trabajos repartidos en simposios temáticos y pósters, que giraron en torno a temáticas como la intervención en Psicología Clínica, actuaciones en la infancia y la adolescencia, proyectos de carácter social, la aplicación de la IE en Oncología, etc. Además, se realizaron numerosos talleres en los que más de 150 congresistas pudieron conocer y experimentar distintas aplicaciones prácticas de IE, vinculadas a ámbitos como el social, la educación, la salud, y las organizaciones.

Después de clausurar el II Congreso Nacional de Inteligencia Emocional, se concluye con éxito esta actividad reconocida de interés sanitario donde, no sólo se han mostrado los últimos avances realizados en nuestro país respecto al concepto y su evaluación, sino que además se han presentado multitud de trabajos científicos relacionados con la intervención y la aplicación práctica de la IE en los diferentes ámbitos de estudio. Este aspecto ha sido uno de los más relevantes en esta segunda edición con respecto a la anterior, hecho que nos confirma la importancia del desarrollo de investigaciones dirigidas a la aplicación y validación de intervenciones, a propósito de mejorar la calidad de vida de las personas y de las sociedades.

En conjunto, todos los estudios presentados demuestran la importancia que tiene desarrollar la inteligencia emocional como factor de protección frente a diversos trastornos físicos y mentales, fomentando de esta manera el bienestar psicológico de las personas y la satisfacción con la vida.

Más concretamente, en el ámbito clínico, los estudios publicados hasta la fecha indican que las personas con psicopatología presentan menos habilidades emocionales que la población general. En esta edición se han presentado varios trabajos de intervención psicoterapéutica en el ámbito clínico. Todos ellos coincidían que el desarrollo de las habilidades emocionales influía directamente en la mejora del paciente, disminuyendo tanto la sintomatología clínica como su sufrimiento. Por ello, es importante continuar trabajando en esta línea con el fin de consolidar la eficacia terapéutica de las intervenciones.

 

Momentos del II Congreso Nacional de Inteligencia Emocional

En el ámbito laboral y de las organizaciones, una aportación interesante en esta edición ha sido el especial enfoque a las personas desempleadas, afectadas por la crisis económica en nuestro país. Se ha demostrado que un buen desarrollo de la inteligencia emocional ayuda a afrontar y manejar de manera más adaptativa este tipo de situaciones que estamos viviendo en la actualidad.

La importancia de desarrollar la inteligencia emocional desde la infancia y a lo largo de la vida, ha demostrado ser un factor de protección para el bienestar psicológico de las personas, fomentando la confianza y satisfacción con uno mismo y con los demás. Por ello, el ámbito educativo ha adquirido una vez más un papel predominante en esta edición, donde se ha observado como la IE se va integrando cada vez más como un objetivo educativo en las escuelas y en las familias. Es importante continuar creando y validando los programas de educación emocional utilizados en este ámbito. 

Pese a todos los avances que se han visto expuestos en este Congreso, continúan siendo pocos los instrumentos de evaluación que validan el concepto de la inteligencia emocional. Por ello, y por la repercusión que este campo de estudio está teniendo en la sociedad en general, y, especialmente en nuestro país, es primordial continuar desarrollando instrumentos que permitan consolidar la validez del concepto de IE. Aun así, podemos decir con orgullo que se observa un incremento de publicaciones e investigaciones realizadas en esta dirección y por ello es importante continuar desarrollando estudios dirigidos a la intervención y validación de este constructo.

Otro aspecto a destacar en esta segunda edición, ha sido la cantidad y variedad de talleres experienciales que se han realizado desde diferentes ámbitos de aplicación de la Inteligencia Emocional. Los talleres han constituido una muestra de la utilidad de la IE, aportando un conocimiento más práctico del trabajo con las habilidades emocionales. Por ejemplo, los asistentes pudieron participar de talleres tan variados como la Educación integral a través de la inteligencia emocional y los valores, el Desarrollo de la Inteligencia Emocional a través del perro de terapia como elemento facilitar y motivador, la Gestión Emocional de los conflictos desde el Aikido o el Mindfulness: Hacia un proceso de autorregulación emocional, entre otros.

Por otro lado, uno de los temas transversales que nos ha acompañado durante el transcurso del II Congreso Nacional de Inteligencia Emocional -y muy relacionado con la crisis de valores expuesta en el primer Congreso-, ha sido el peligro que puede entrañar confundir la inteligencia emocional con la manipulación emocional. La IE se entiende como la habilidad para utilizar la sabiduría natural que conllevan las emociones, en vistas a fomentar una adecuada salud mental y física, que permite un auténtico bienestar psicológico, así como la satisfacción de las necesidades de autorrealización. El peligro puede darse cuando una elevada inteligencia emocional se utiliza con fines desadaptativos o manipulativos, es decir, cuando el conocimiento del mundo emocional se utiliza para manipular o dañar a los demás. Este tipo de inteligencia no se asocia a los valores intrínsecos de la emoción ni satisface las necesidades auténticas de la persona, más bien satisface necesidades compensatorias que llevan a estados de insatisfacción constante. En este caso, ¿puede considerarse como auténtica inteligencia emocional aquella que lleva a fines manipulativos o destructivos? ¿Forma parte este tipo de inteligencia de un comportamiento insano típico de algunos trastornos de personalidad? ¿La crisis de valores existente en la actualidad se ha visto potenciada o está potenciando este tipo de “inteligencia”?

Esperamos que nuevas investigaciones puedan ir dando respuesta a estos y otros interrogantes, porque es importante identificar y abordar la posible dualidad de este concepto, así como seguir profundizando, en su conceptualización precisa y orientar nuestros esfuerzos hacia la validación empírica de programas de intervención que nos ayuden a identificar con claridad nuestras necesidades auténticas y discriminarlas de aquellas que resultan superfluas o fatuas, para seguir transmitiendo esos valores que nos humanizan y contribuir a la construcción de una sociedad más emocionalmente sana.

En definitiva, el II Congreso Nacional de la Inteligencia Emocional ha permitido crear un espacio donde científicos y profesionales han podido compartir, debatir y actualizar los avances de la Inteligencia Emocional en nuestro país, que es ni más ni menos una de las potencias más importantes a nivel mundial en el campo de la IE. Por ello es importante continuar progresando en la investigación y aplicación práctica de este conocimiento tan fundamental en la vida de las personas. Esperamos y deseamos que en el III Congreso Nacional de Inteligencia Emocional, que se celebrará en 2016, podamos entre todos ir dando respuesta a estos y a otros interrogantes que en la actualidad aun están por resolver.

Artículos Relacionados
La importancia de entrenar en el manejo de las emociones - Entrevista a A. Cano Vindel
“Es crucial que los psicólogos contemos con un profundo conocimiento de las emociones” - Entrevista a N. Pérez Lizzeretti
El COP Catalunya emite un programa sobre Inteligencia Emocional
¿Qué papel juega la inteligencia emocional percibida en el trastorno de pánico con agorafobia?
INTELIGENCIA EMOCIONAL Y AJUSTE PSICOSOCIAL EN LA ADOLESCENCIA: EL PAPEL DE LA PERCEPCIÓN EMOCIONAL