Ayer, 31 de mayo, se celebró el Día Mundial sin Tabaco, con la finalidad de tomar conciencia sobre los riesgos para la salud que supone su consumo e impulsar políticas eficaces para frenar su impacto en la población.

Aprovechando la celebración de este día, la Agencia Europea para la Salud y Seguridad en el Trabajo (EU-OSHA) ha querido subrayar la importancia, no solo de los riesgos del consumo de tabaco para los propios fumadores, sino también de la exposición al humo a través del tabaquismo pasivo, y sobre todo, en el entorno laboral.

Tal y como ha señalado la EU-OSHA en una nota de prensa, si bien son varios los países de la Unión Europea que cuentan con políticas que prohíben el consumo de tabaco en el lugar de trabajo, todavía muchos empleados siguen expuestos al  humo de tabaco ambiental.

Por este motivo, la EU-OSHA anima a que se refuerce el compromiso hacia la eliminación del humo de tabaco ambiental en el trabajo, de tal manera que se puedan garantizar unos espacios de trabajo saludables y sin humo para todos los empleados.

Asimismo, la EU-OSHA ha puesto a disposición de los gerentes de empresas y organizaciones y del público general los siguientes materiales:

Fuente:

EU-OSHA

Artículos Relacionados
El aumento del precio del tabaco, una medida eficaz para reducir su consumo - Informe del CNPT
Medidas eficaces para el control del impacto del tabaco, según la OMS - Día Mundial contra el Tabaco
Nueva directiva de la Unión Europea sobre el tabaco y productos relacionados
La OMS solicita que los cigarrillos electrónicos sean considerados un problema de salud pública
El CNPT solicita al Senado que la regulación de los cigarrillos electrónicos se equipare a la del tabaco