Iñaki Piñuel

Mi amigo y maestro Bernabé me llamó hace unos días. Como aquella canción de los 80, me dijo: tan solo te llamo para decirte que te quiero Iñaki. Tan solo eso.

Me quedé parado...! Recordé el título de su último libro: El amor que da vida (Temas de Hoy, 2015).

En la vida como en la muerte, Bernabé siempre fue un maestro.

En uno de sus últimos posts de su blog, subrayaba la importancia para alcanzar la paz de aceptarlo todo y cooperar absolutamente con lo inevitable. Así era él, un mago que convertía todo en oportunidades positivas para crecer y alcanzar la sabiduría. También lo hizo con su enfermedad, que no ocultaba y que llevaba con enorme humor y compasión. Ayer ante una prueba difícil, les animaba a sus médicos: Estoy en paz, adelante, procedan...!

Es difícil entender la divulgación de la Psicología en España de los últimos 30 años sin Bernabé Tierno. Nacido en un pueblecito de Cuenca hace 75 años, se convirtió en un experto en Psicología y educación, y, gracias a eso, ayudó a cientos de miles de personas a través de sus más de 60 libros de divulgación y sus constantes apariciones en los medios de comunicación.

Bernabé Tierno

Su legado es inmenso y no hay casi persona en España que no haya leído alguno de sus libros y que no haya quedado tocado de alguna manera por su sabiduría, su humanidad y su humor.

Al final de una larga y plena existencia, estaba animado y nos instaba a todos a  aprovechar el tiempo y no dejar de atrevernos a ser nosotros mismos a pesar de todo y de todos...

Decía hace poco en su blog: “el ser humano algún día entenderá que la mayor prueba de sabiduría es convertirse en una buena persona”. Sin duda él lo fue...

¡Un modelo ejemplar de cómo convertirse en una buena persona...!

Artículos Relacionados
SABER QUE UNO NO SABE: ENTREVISTA A BERNABÉ TIERNO
Fallece Bernabé Tierno, uno de los referentes de la Psicología Educativa en España