El 7 de octubre el Pleno del Consejo Territorial de Servicios Sociales y Dependencia aprobó la primera Estrategia Nacional Integral para las Personas Sin Hogar. El proyecto está enmarcado dentro del Plan de Inclusión Social y tiene como finalidad reducir la prevalencia de personas que se encuentran en situación sin hogar, mediante la mejora de la atención y la aplicación de programas para facilitar la reinserción de este grupo.

El fenómeno sin hogar se ha convertido en un problema social grave, acrecentado por la crisis económica. La privación de vivienda constituye una vulneración, además, de los derechos humanos fundamentales, que puede dar lugar a la degradación humana, la discriminación por motivos de pertenencia a un grupo e incluso a la muerte. Por este motivo, desde el año 2005, el Parlamento Europeo a través del Informe Conjunto sobre Protección Social e Inclusión Social, considera el problema de las personas sin hogar un asunto prioritario.

Como dato, se estima que cada año cerca de 4 millones de europeos experimentan la situación sin hogar. En nuestro país, y de acuerdo con los datos ofrecidos por el Instituto Nacional de Estadística, referentes al año 2012, alrededor de 23.000 personas acudieron a los servicios para personas sin hogar, lo que equivale al 0,05% de la población.

Según la nota de prensa elaborada por el Ministerio de Sanidad, mediante esta estrategia se pretende adoptar un enfoque integral, teniendo en cuenta “la defensa de los derechos humanos, la unidad de acción, la prevención y actuación temprana y la orientación de soluciones hacia la disposición de una vivienda”.

La Estrategia se articula en torno a 5 objetivos principales, que incluyen la prevención, la sensibilización, la seguridad, la restauración del proyecto de vida y la mejora de la información. Algunas de las medidas que contempla, tal y como ha adelantado el ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Alfonso Alonso, en la rueda de prensa, son facilitar el acceso a una vivienda permanente (de acuerdo con el modelo de intervención denominado “housing first”, presente en otros países del entorno europeo y en EE.UU.) y al sistema de rentas mínimas, fomentar los procesos de mediación familiar, mejorar la empleabilidad y establecer una Red de Recursos para este colectivo.

Más información en:

Ministerio de Sanidad

Artículos Relacionados
RECOMENDACIONES DE LA APA PARA LA INTERVENCIÓN CON PERSONAS SIN HOGAR
EN LA CALLE: INTERVENCIÓN PSICOLÓGICA CON PERSONAS SIN HOGAR - ENTREVISTA A MANUEL MUÑOZ