El Pleno del Consejo Territorial de Servicios Sociales y Dependencia aprobó el 7 de octubre una serie de acuerdos para la atención a la dependencia entre los que cabe destacar la acreditación de la cualificación de categorías profesionales del Sistema de Dependencia, con el objetivo de profesionalizar y garantizar la calidad del empleo en el sector.

En el marco de dichos acuerdos, se contempla la cualificación profesional de Atención Sociosanitaria a Personas Dependientes en Instituciones Sociales (para cuidadores y gerocultores que presten sus servicios en centros o instituciones sociales), a Personas en el domicilio (para quienes realicen las funciones de asistencia personal a personas en situación de dependencia), a auxiliares de ayuda en domicilio y la cualificación profesional de Atención Sociosanitaria. Asimismo, las medidas incluyen la cualificación de otras categorías profesionales que no se correspondan con titulaciones universitarias (como títulos de formación profesional, certificados de profesionalidad o vías equivalentes), delimitando los perfiles profesionales más acordes con las funciones a realizar en este ámbito.

Por otro lado, el acuerdo establecido también considera una vía de habilitación excepcional para mayores de 65 años (a 31 de diciembre de 2015), en las categorías profesionales de Cuidador/Gerocultor, de Auxiliares de Ayuda a Domicilio y Asistente Personal que cuenten con una experiencia de al menos tres años, con un mínimo de 2.000 horas trabajadas en esa categoría profesional en los últimos 10 años.

Además de este proceso de cualificación de categorías profesionales del Sistema de Dependencia, el Pleno del Consejo Territorial de Servicios Sociales y Dependencia aprobó el establecimiento de una serie de acuerdos para delimitar la calidad de los servicios, en función de los recursos humanos, la ratio de profesionales/usuarios y la cualificación profesional.

La fecha para la puesta en marcha de estos requisitos de acreditación está prevista para el 31 de diciembre de 2017, por lo que hasta ese momento la falta de acreditación no tendrá efectos sobre los trabajadores en este sector.

Otros de los aspectos tratados en esta reunión han sido la creación de un grupo de trabajo para evaluar los resultados de la aplicación del baremo de dependencia aprobado en febrero de 2011 y el documento base de la Atención Sociosanitaria, que se encuentra en proceso de elaboración, y que pretende constituir un marco básico de actuación para proporcionar una atención integrada a quienes requieran asistencia social y sanitaria. Según se anuncia en la nota de prensa del Ministerio, dicho documento es el resultado del trabajo de cinco grupos, uno por cada eje de la Estrategia Sociosanitaria: el perfil de las personas usuarias, el catálogo de servicios, los instrumentos de gestión, los requisitos de acreditación de centros, unidades y servicios y los sistemas de información (base de datos común).

Finalmente, se aprobó la incorporación en la valoración de la discapacidad la codificación del “síndrome malformativo debido a talidomina”, respondiendo a la reclamación realizada por estos afectados, lo que les dará acceso a las prestaciones derivadas y a la jubilación en edad reducida.

Más información en:

Ministerio de Sanidad

Artículos Relacionados
Cuidar, cuidarse y sentirse bien: Guía para personas cuidadoras
Se aprueba la primera Estrategia Nacional Integral para las Personas sin hogar
Aplicación móvil para cuidadores de personas dependientes
Plan de atención integral a menores de tres años en situación de dependencia: Acuerdo sobre criterios y recomendaciones