“El Sistema Nacional de Salud necesita evolucionar con la sociedad”. Así lo afirma la Plataforma de Organizaciones de Pacientes, una agrupación que aglutina a 26 entidades que representan a las personas con enfermedades o síntomas cronificados en España, expresándolo así en un documento donde recoge una serie de recomendaciones en línea con sus objetivos de promover la defensa de los derechos de los pacientes y su participación en todos los ámbitos, políticas y actuaciones que afectan a sus vidas.

En su texto, titulado La hora de los Pacientes, la Plataforma subraya la necesidad marcar un punto de inflexión en el Sistema Nacional de Salud, “que necesita cambios urgentes para garantizar la calidad”. Tal y como indica el documento, nos encontramos en un momento político y social clave, tanto por “la mayor longevidad de la población española”, debida al progresivo incremento de la esperanza de vida de la población española -y cuyas implicaciones se traducen en un aumento en el número de personas con síntomas crónicos-, como por el inminente período electoral que podría “redefinir las políticas en salud, terminando con un periodo de recortes”.

Aprovechando que los partidos políticos se encuentran en plena redacción de sus programas electorales, la Plataforma hace manifiesta su intención de trasladar a todos y cada uno de ellos sus sugerencias.

Para justificar estas propuestas, la organización hace referencia a los últimos datos del Barómetro EsCrónicos 2015, una encuesta que se erige como la única existente en nuestro país para evaluar la calidad de la asistencia sanitaria a los pacientes crónicos, cuyo objetivo es valorar la satisfacción en la atención sanitaria que han recibido en los últimos 12 meses, de cara a arrojar luz sobre las posibles deficiencias del sistema y poner en valor las bondades del mismo.

A razón de sus últimos resultados, un 5,2 sería la nota que los pacientes crónicos otorgan a la atención sanitaria recibida durante el último año. A este respecto, el 86% considera que el SNS es válido, pero “necesita cambios para mantener la calidad”, y, de estos, 4 de cada 10 opina que los cambios acometidos deben ser importantes.

En esta línea, las mejoras que se consideran más relevantes serían: la reducción de los tiempos de espera, una mayor accesibilidad a la información sobre los tratamientos, la igualdad en el acceso a la asistencia y una mejora en el acceso a tratamientos y especialistas.

Como bien resume la Plataforma, una de las demandas de cambio fundamentales señaladas en el Barómetro, es la supresión de la desigualdad en la atención sanitaria entre las distintas Comunidades Autónomas, apuntando a la diferencia entre las políticas que se desarrollan en cada una de ellas, como la principal barrera para acceder a los tratamientos.

Todos los datos anteriores, sirven de base para estructurar la propuesta general de la Plataforma, que se organiza a través de cinco ejes prioritarios a tener en cuenta por los legisladores políticos:

1.- La elaboración de una Ley de Protección de la Situación de Cronicidad estatal, de entidad similar a las leyes de discapacidad o de dependencia ya existentes.

2.- Eliminar las diferencias territoriales en la asistencia sanitaria y en el acceso a los tratamientos y medicamentos, a favor de un modelo de Estado de financiación de la Sanidad finalista, de obligada justificación por las comunidades autónomas, que garantice una cartera de servicios común y la igualdad en el ejercicio del derecho a la salud por todos los ciudadanos.

3.- Un Plan de Estado que garantice el acceso a los tratamientos innovadores de última generación, que esté dotado de un fondo presupuestario para hacer frente a esta demanda.

4.- Garantizar el derecho de todos los pacientes ser atendidos en igualdad de condiciones en cualquier territorio.

5.- Creación de mecanismos de participación oficial de los pacientes en el Sistema Nacional de Salud, modificando la normativa actual, que se extienda a todos los niveles administrativos (estatal, autonómico y local),y que contemple su voz y voto, abandonando así el rol de paciente pasivo en pro de un papel más activo en la toma de decisiones relativas a sus derechos a la salud y los servicios que reciben, ellos o sus familiares, por parte de las autoridades sanitarias.

Para acceder al documento completo, pincha el siguiente enlace:

http://www.plataformadepacientes.org/elecciones-20d-la-hora-de-los-pacientes/

Artículos Relacionados
Soluciones para la gestión de la cronicidad
Integrar la salud mental en el abordaje de la cronicidad
El reto de responder a las enfermedades crónicas: la Estrategia para el Abordaje de la Cronicidad en el SNS