VIH, discriminación y derechos es el título de la guía que el Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (GTT-VIH) y la Coordinadora Estatal de VIH y Sida (CESIDA) han elaborado con la finalidad de concienciar sobre los problemas de estigma y discriminación que todavía sufren las personas con VIH, así como ofrecer pautas para hacer frente a estas dificultades y dar a conocer los derechos legales que posee este colectivo.

La guía, que está especialmente dirigida a las personas que presentan VIH, pretende proporcionar algunas claves y recomendaciones para hacer frente a la nueva situación que supone el diagnóstico de esta enfermedad. Aborda algunos aspectos de especial preocupación, tales como los propios sentimientos que genera el tener VIH, la obligación o no de comunicar el diagnóstico a terceras personas, los derechos sanitarios, las implicaciones legales de las prácticas sexuales de riesgo, los derechos en el ámbito laboral, etc.

Tal y como se señala en la guía, a pesar de que el SIDA es una enfermedad muy conocida por la sociedad, todavía siguen vigentes muchos prejuicios e ideas erróneas que contribuyen a la discriminación de este colectivo, y que obligan a muchas de estas personas a que mantengan en secreto su diagnóstico. No obstante, esta discriminación supone una violación de los derechos humanos fundamentales, así como una importante barrera para poder poner en marcha medidas de prevención.

En relación con los mitos que todavía siguen presentes en nuestra sociedad, la guía señala los siguientes:

Mito 1: Convivir con una persona con el VIH supone un riesgo de trasmisión.

Realidad: El VIH no se transmite por compartir utensilios para comer, beber el mismo vaso, toser, estornudar, tocarse, besarse o acariciarse o compartir duchas, piscinas, alimentos, objetos, baños, aseos o lugares públicos en general.

Mito 2: El VIH es una sentencia de muerte.

Realidad: El tratamiento del VIH ES altamente efectivo, de tal manera que si se inicia el tratamiento en el momento adecuado, las personas pueden tener vidas plenas y productivas durante años.

Mito 3: El tratamiento para el VIH es demasiado caro para el SNS.

Realidad: El tratamiento para el VIH tiene una relación coste-beneficio buena, si se tiene en cuenta la calidad de vida que supone para las personas que presentan VIH y el coste que supondría para el sistema sanitario la ausencia de tratamiento para estas personas.

Mito 4: Descubrir que tienes el VIH es el fin del mundo.

Realidad: El diagnóstico de VIH no supone un fin, sino un cambio. Aunque todavía siguen estando presentes prejuicios, las actitudes de la sociedad española hacia las personas con VIH han mejorado en los últimos años.

La guía puede descargarse en el siguiente enlace:

VIH, discriminación y derechos

Artículos Relacionados
Estigma y salud mental
LOS EFECTOS DEL ESTIGMA EN LA CALIDAD DE VIDA DE LAS PERSONAS CON VIH
ASPECTOS PSICOLÓGICOS ASOCIADOS AL TRATAMIENTO DEL VIH/SIDA
El 50% de las personas con VIH se queja de alteraciones cognitivas
PAPEL DE LA TERAPIA CONDUCTUAL EN LA OPTIMIZACIÓN DE LOS PROGRAMAS DE PREVENCIÓN DEL VIH - RESOLUCIÓN DE LA APA 2012
LOS AFECTADOS POR VIH/SIDA RECLAMAN LA IMPORTANCIA DEL TRATAMIENTO PSICOLÓGICO
APOYO SOCIAL Y ADHESIÓN AL TRATAMIENTO ANTIRRETROVIRAL EN PACIENTES VIH+ EN UN PROGRAMA DE MANTENIMIENTO CON METADONA. UN ESTUDIO LONGITUDINAL
INFORME EPIDEMIOLÓGICO 2009 SOBRE EL SIDA EN EL MUNDO DE LA OMS Y ONUSIDA