Pau Pérez-Sales

Editorial: Desclée de Brouwer

608 páginas

En tiempos en que reiteradamente se documenta cómo la tortura sigue siendo una práctica generalizada en la mayoría de países, incluyendo nuestras democracias occidentales, se observa que la definición médico-psicológica y legal de la tortura en general y de la tortura psicológica en particular es muy borrosa, e impide el avance de la investigación académica en derechos humanos.

El presente libro afronta este reto. A través de un análisis interdisciplinar con elementos médicos, psicológicos, jurídicos, antropológicos y éticos, el autor formula un marco de comprensión integral de la tortura, sus mecanismos y sus impactos.

Integra la mirada de víctimas y perpetradores con una revisión exhaustiva de investigaciones sobre la materia, para proponer un giro inusitado en el modo de entenderla: pasar del estudio de métodos de tortura al de entornos de tortura. Se definen estos operativamente y brinda una escala multidimensional para su valoración. Junto a ello se formula un modelo y una escala de evaluación de la intencionalidad del perpetrador, de la credibilidad de las alegaciones de la víctima y del impacto de la tortura desde un modelo integral y humanista.