“Los diagnósticos de depresión y ansiedad son los más frecuentes en población universitaria”. Este es uno de los datos ofrecidos por el Servicio de Atención Psicológica, Educativa y Social (SAPES) de la Universidad Loyola Andalucía, que acaba de recibir, recientemente, el reconocimiento de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, como Unidad Asistencial de Psicología.

Este servicio, adscrito al Vicerrectorado de Ordenación Académica de dicha Universidad, forma parte de la red de servicios psicológicos y psicopedagógicos de Andalucía, que aglutina a las universidades públicas andaluzas, y pertenece a la Asociación Española de Servicios Psicológicos y Psicopedagógicos Universitarios (AESPPU).

Está constituido por un equipo multidisciplinar compuesto por Personal Docente e Investigador -pertenecientes a las áreas de Educación, Sociología y Psicología-, y su propósito fundamental es el de ofrecer información, asesoramiento y formación en los ámbitos personal, social y académico, a todos los miembros de la Comunidad Educativa, especialmente a los estudiantes de grado (por ej., asesoramiento e intervenciones psicopedagógicas adecuadas a las necesidades del estudiante, oferta de actividades específicas relativas al desarrollo académico: hábitos y técnicas de estudio, control del estrés, ansiedad o miedo a hablar en público, mejora de las relaciones de los estudiantes con discapacidad y su entorno académico, etc.).

Con el reconocimiento por parte de la Consejería de Salud, se permite al SAPES el ejercicio sanitario de la Psicología, y por tanto la intervención y el asesoramiento psicológico ambulatorio. Asimismo, tal y como ha señalado en nota de prensa la directora del Servicio, Mencía Ruiz, “va a potenciar el desarrollo de una triple labor combinada formativa, asistencial e investigadora. Por un lado, podremos proporcionar a los alumnos en últimos cursos de grado, y fundamentalmente de posgrado, supervisión y tutorización en sus primeras experiencias clínicas. El desarrollo de las prácticas en este servicio va a propiciar una formación de calidad y rigor clínico y metodológico”.

Junto con la actividad asistencial –considerada como un pilar fundamental del servicio-, se potenciará también la labor investigadora vinculada al campo de la salud y de la propia dedicación asistencial, con proyectos de I+D que, según adelantan, “ya se están preparando”.

Artículos Relacionados
El Servicio de Atención Psicológica en el Instituto Anatómico Forense de Madrid realiza más de 1.700 intervenciones anuales
EL SERVICIO DE ATENCIÓN PSICOLÓGICA DE LA UMA CUMPLE 25 AÑOS – ENTREVISTA A SU DIRECTORA, MARGARITA ORTIZ-TALLO
EL SERVICIO DE ATENCIÓN PSICOLÓGICA DE LA UNIVERSIDAD DE MÁLAGA CUMPLE 25 AÑOS
LA UNIVERSIDAD DE JAÉN HA PUESTO EN MARCHA UN GABINETE DE PSICOLOGÍA
La labor de los Servicios Psicológicos y Psicopedagógicos Universitarios – Entrevista a Miguel A. Rando, presidente de la AESPPU
Es necesario conceder más prioridad a la salud mental en colegios y universidades, según un informe