Ignacio Ayerbe Puebla

Editorial: Punto Rojo

112 páginas

El cerebro es un instrumento de predicción que continuamente construye, revisa y actualiza elaborados mapas mentales del mundo que nos permiten predecir sucesos futuros en el espacio y el tiempo. La construcción de estos mapas o esquemas se nutren de la información del entorno, pero también de los recuerdos y la experiencia como mecanismo de comprensión necesario para realizar inferencias que nos permitan entender los conocimientos y sucesos del mundo.

Dado que utilizamos la imagen para comprender los acontecimientos del mundo que nos rodea, parece razonable emplear este lenguaje visualconceptual, como instrumento que nos acerque a la comprensión de nuestros propios procesos mentales. De tal forma, presentar la actividad mental en términos de mapa nos proporciona un formato amigable de organización que permite explicar la complejidad de los procesos emocionales y racionales de los que disponemos para la gestión de la vida.

El modelo funcional de la Mente propuesto en Atlas Mental, que se inicia en la percepción, y avanza a través de la emoción y el pensamiento, queda encuadrado en el concepto de Teoría de la Mente (Premack y Woodruf), que hace referencia al proceso de carácter metacognitivo y socioemocional, que dota a los seres humanos de la capacidad de identificar y representar estados mentales propios, y comprender los conocimientos, intenciones, emociones y creencias de otras personas, como herramienta para explicar y predecir la conducta propia y de los demás.