Desde el pasado mes de abril, Víctor de la Vega Ricote es el nuevo representante del CEP-PIE (Colectivo de Estudiantes de Psicología). De la Vega, estudiante de Psicología de la Universidad Autónoma de Madrid sustituye al anterior coordinador, Carles Benguerel i Soler, estudiante de la Universidad de Gerona.

El CEP-PIE representa a los estudiantes de Psicología de todas las facultades públicas del país y sus objetivos principales son los de:

 

1. Coordinar actividades conjuntas por y para la Psicología, en favor del desarrollo de los estudiantes.

2. Fomentar el intercambio académico y cultural entre las distintas facultades, delegaciones u otras organizaciones, cuyos principios y objetivos se consideren oportunos para la mejor defensa de los derechos e intereses de los estudiantes de Psicología.

ENTREVISTA

Desde tu nuevo cargo, ¿qué balance haces de la actual situación del gobierno frente a la LOPS y la falta de reconocimiento sanitario de la Psicología?

Nos encontramos ahora en un momento que podríamos denominar de transición. Tras la modificación del Real Decreto de Centros Sanitarios el desconcierto entre los estudiantes es patente, puesto que siguen sin tener claro si los cambios realizados les repercutirán o no. Desde el CEP, continuamos con nuestro estado de escepticismo e incluso indignación ante los movimientos del Ministerio de Sanidad y el propio Gobierno. Seguimos sin comprender cómo, tras dos años y medio de conflicto, se busquen soluciones alternativas al problema sin realizar un auténtico análisis del contenido del mismo. No voy a repetir otra vez las reivindicaciones de los múltiples manifiestos tanto estudiantiles como profesionales, pero la situación de la sanidad pública está ahí: el último estudio de la OMS (ESEMED-España) indica que la mitad de los trastornos mentales no recibe tratamiento en nuestro país. Ante esto poco hay que añadir. Nuestra posición al respecto, por tanto, es clara.

Obstáculos como éste deberían ser aprovechados y tomados como punto de inflexión, de cara a un futuro asentamiento de la disciplina. No podemos perder este tren y quedarnos en la misma estación. Hay que definirse, elegir un destino y avanzar, pero para ello es necesario la implicación tanto de estudiantes como de profesionales y docentes.

 

¿Tenéis pensado poner en marcha alguna acción más al respecto?

Entramos ahora en una época de vacas flacas para nosotros. Los exámenes y el periodo estival nos van a mermar como ya ocurriera años atrás, por lo que, hasta el comienzo del curso que viene vemos poco probable algún tipo de movilización. Sin embargo, la comunicación entre facultades sigue siendo constante y ya tenemos prevista una nueva Asamblea General del Colectivo para el inicio del año lectivo, con lo que no descartamos nada.

Tras tu nuevo nombramiento, ¿qué objetivos generales se plantean en el CEP y cuáles son tus expectativas al respecto?

Ciertamente el optimismo con el que parto es muy elevado y espero que siga así durante todo el año. Son muchas las iniciativas que tenemos preparadas a corto plazo, que van desde una bolsa de apuntes, hasta la organización de un congreso nacional itinerante de estudiantes; pero el objetivo prioritario sigue siendo, a nivel global, el afianzamiento del colectivo en las facultades. Vemos necesario ampliar nuestra red de acción y llegar más a los estudiantes. Sabemos que esto es muy complicado, pero el fin último del CEP no es sólo la mera representación de alumnos, sino la defensa de sus derechos e intereses, así como la prestación de una serie de servicios que hagan más productivo su paso por la universidad. El impulso inicial de la nueva coordinadora es ilusionante y da motivos de esperanza, por lo que desde aquí, invito a todos los estudiantes a participar en la medida de sus posibilidades, así como a las delegaciones y asociaciones de alumnos.

El peso de los estudiantes de Psicología frente a los problemas que suscita la LOPS y la falta de reconocimiento sanitario de la disciplina está siendo fundamental. ¿En qué otros ámbitos tenéis contemplado realizar acciones en defensa del colectivo de estudiantes?

Está claro que el otro gran caballo de batalla de los alumnos –no sólo de Psicología- es la futura implantación del llamado Plan Bolonia. La próxima reestructuración de los planes de estudios va a levantar más de un quebradero de cabeza y ahí tenemos la obligación de opinar y participar. Además de estos grandes problemas, no podemos olvidar que lo verdaderamente importante es el día a día de las facultades y que las trabas surgen constantemente en cualquier ámbito. Es por esto que queremos que la comunicación fluya constantemente entre todas las universidades y que la puesta en común de ideas sirva para superar estos baches.

¿Cuál es la opinión que mantiene el CEP ante la implantación de los cambios en el sistema educativo español, conducentes a la convergencia con los estudios europeos?

El Espacio Europeo de Educación Superior está generando mucha incertidumbre en todo el colectivo de estudiantes y no somos ajenos a ella. La poca transparencia e información con la que las autoridades desarrollan el proceso, tampoco favorece mucho. A nuestro parecer, el plan de Bolonia proviene de un planteamiento de la educación como mercado y no como servicio; ajustándola, por tanto, a las demandas del mercado profesional, sobretodo con respecto a la formación de postgrado.

Esto podría tener interés en cuanto a la inserción laboral, pero muchos estudiantes opinamos que la universidad debe ser algo más y que su influencia en la evolución de las disciplinas no debe limitarse a criterios de rentabilidad. No obstante, como decía antes, aún hay mucha inquietud con respecto a cuestiones sustanciales del Espacio Europeo de Educación Superior: la capacitación profesional de grado y postgrado, la financiación, las modificaciones en la docencia y muchos más. En cualquier caso, nos encontramos en una encrucijada en la que, sin duda, estaremos implicados en este proceso para que la aplicación del EEES sea lo más beneficiosa posible para los estudiantes.

¿Qué repercusiones tiene la puesta en marcha del Tratado de Bolonia para los estudios de Psicología (licenciatura, y postgrados) y para los estudiantes?

Sin duda, la reestructuración del plan de estudios es una de las demandas históricas de los estudiantes.

 

La cantidad y la calidad de las prácticas, hasta ahora prestadas, podrían ser notablemente mejorables, pero ello no quiere decir que Bolonia sea la forma adecuada de solucionarlo. Siendo realistas, la implantación de los nuevos planes que comenzarán con los futuros postgrados oficiales en el curso de 2007 se nos antoja muy complicada, teniendo en cuenta los medios con los que se disponen en la actualidad. Es necesaria una fuerte inversión para la mejora de espacios, puesto que habrá grupos más reducidos; así como un aumento de docentes, ya que el crédito ECTS, que implica mayor número de horas de trabajo por parte de profesores y estudiantes, así lo exige.

La necesidad de aunar esfuerzos y luchar por objetivos comunes de estudiantes y profesionales de la Psicología ha quedado más que demostrada, pero ¿qué relación existe en la actualidad entre el colectivo de estudiantes y el de profesionales de nuestra disciplina?

Está claro que la situación que vivimos ha estrechado bastante la relación entre los profesionales representados por el Colegio Oficial y nuestro colectivo. El que representen ámbitos distintos no es óbice para el entendimiento en campos comunes, puesto que al fin y al cabo buscamos lo mejor para la Psicología. Es decir, la comunicación entre ambas partes es correcta, y en mi opinión, la que debiera existir en cualquier profesión, y a su vez, que no se limitase a problemas puntuales como los que acarrea la LOPS.

¿Qué vías de comunicación e intercambio existen entre estos dos colectivos?

Aunque la comunicación siempre ha sido un punto difícil dentro del estudiantado, en la actualidad hemos conseguido superar este escollo, facilitando la fluidez de información por parte de los dos colectivos. En cuanto a esto, sí que debemos agradecer la colaboración de los representantes del Colegio, que han hecho posible esta situación. Además, tenemos constancia del contacto entre los respectivos colegios profesionales de las comunidades autónomas y las facultades.

Artículos Relacionados
25 DE MARZO: UNA VALORACIÓN POSTERIOR – LOS ESTUDIANTES
LA MANIFESTACIÓN DEL 25 DE MARZO EN LOS MEDIOS
25 DE MARZO: LA MANIFESTACIÓN EN IMÁGENES
MOVILIZACIÓN DEL 25 DE MARZO: HABLAN LOS ESTUDIANTES
25 DE MARZO: ENTREVISTA A FRANCISCO SANTOLAYA