Los premiados destacaron el papel de los profesionales de la Psicología en la resolución de graves conflictos

Risas, aplausos y muchas emociones se vivieron en la gala de entrega de los Galardones de la Psicología Murciana, un evento que reunió a más de trescientos profesionales de la Región de Murcia, al presidente del Consejo General de Colegios de Psicólogos de España, Francisco Santolaya, y a miembros de las juntas directivas de los colegios de Valencia y Castilla la Mancha, junto a autoridades académicas y políticas de la Región. El Colegio Oficial de Psicólogos de la Región de Murcia cerraba así una semana repleta de actividades con motivo de la celebración del 25 aniversario de la creación del Colegio.

Como ya es tradición, en el acto de entrega de los Galardones se pronunció un discurso sobre un tema de interés para el colectivo de psicólogos. La conferencia en esta ocasión corrió a cargo de Manuel Enrique Medina Tornero, director de Escuela de Trabajo Social, Psicólogo y Decano del Colegio durante casi 18 años, que habló de los 25 años del Colegio de Murcia y recordó los duros orígenes. Hizo una retrospectiva de la evolución de la profesión, de los estudios de Psicología y del desarrollo de esta ciencia en Murcia. Recordó que los estudios de Psicología como tal nacieron en Madrid en el año 1953, con la creación de la Escuela de Psicología Aplicada, y que no fue hasta 1968 cuando se creó la licenciatura de Psicología y diez años más tarde se abrió en España la primera facultad que impartiera esta disciplina. Manuel Medina resumió la difícil historia del Colegio de Psicólogos de la Región de Murcia, cuyo germen nació en 1977, como Sección Profesional de Psicología, y no sería hasta 1981 cuando un grupo de 50 personas se constituyó en Asamblea con la intención de promover la creación del Colegio Oficial de Psicólogos en Murcia. En aquella época contaban con 97 colegiados, mientras que, en la actualidad, hay 1.300 profesionales inscritos. El anterior Decano del Colegio recordó con cariño las vicisitudes por las que tuvieron que pasar para lograr la independencia del Colegio de Madrid, ya que Murcia nació como una subdelegación. Además, repasó los frentes en los que han peleado como institución como la Psicopedagogía, los recursos humanos, la defensa de las plazas del PIR, la Psicología Clínica (con encierros, manifestaciones, sentadas y conferencias, charlas y mesas redondas…). Destacó la importancia de la creación y aprobación del un Código Deontológico del Psicólogo y la colaboración en estos años del Colegio para la creación de la Escuela de Práctica Psicológica de la Universidad de Murcia, la participación en las dos convenciones nacionales del Colegio Oficial de Psicólogos, la organización de dos Congresos sobre la Psicología Profesional en Murcia, la firma de convenios con el Instituto de la Mujer, Protección Civil, el Ministerio de Justicia, el Plan Nacional sobre Drogas, la Conferencia Nacional de Alzheimer, el Plan Nacional sobre Sida, así como la creación de nuevas áreas en la Psicología como son las de Deporte, Jurídica, Tráfico y Seguridad Vial, Desastres y Emergencias… Manuel Medina finalizó su ponencia agradeciendo a todas las personas que han trabajado para que el COP fuera una realidad cotidiana y no una quimera.

Los colegiados con 25 años de colegiación recibieron el pin de plata

El Decano del COP, Francisco Sánchez Herrera, destacó en su discurso los nuevos campos de la profesión de Psicólogo, la lucha para que la Psicología sea considerada como una profesión sanitaria y el trabajo para la aprobación de la Ley de la Autonomía Personal. El decano comentó que el Psicólogo es ya un profesional reconocido a nivel social que cuenta con el beneplácito de la población y auguró un futuro prometedor para la profesión.

Durante la ceremonia se entregaron las insignias de plata del COP a los profesionales que cumplen 25 años en la profesión y a miembros de Comisiones Deontológicas de las diferentes Juntas de Gobierno del Colegio durante los 25 años. Los colegiados destacaron los momentos importantes que han vivido junto al COP y la ilusión de los primeros colegiados.

Los Galardonados fueron Televisión Murciana, por contar con la opinión de los colegiados en sus programas; la Dirección General de Protección Civil, organismo que mantiene un convenio con el Colegio para la atención psicológica en situaciones de emergencia; la Escuela de Práctica Psicológica de la Universidad de Murcia, por el trabajo que realiza en colaboración con la Facultad de Psicología y el Colegio Profesional de Psicólogos; la Confederación Española de Federaciones y Asociaciones de Personas con Enfermedad Mental y sus Familiares (FEAFES), por su función social, asociativa y reivindicativa y Manuel Enrique Medina, que recibió un pequeño homenaje por su valiosa contribución en los tiempos en los que el Colegio se estaba formando. Los galardonados destacaron la labor social de los Psicólogos y el papel de estos profesionales en la resolución de graves conflictos.

Los galardonados en la edición de 2006, con el Decano y Carmina, que recibió un emotivo homenaje

La gala se cerró con una sorpresa: El homenaje a Carmina, secretaria del Colegio de Psicólogos, que trabaja codo con codo con la junta directiva y atiende a todos los colegiados en la sede del COP.