Jesús Mª Carrillo (1), Susana Collado Vázquez (2), Nieves Rojo (1) y Arthur W. Staats (3)

(1) Universidad Complutense de Madrid, (2) Universidad Rey Juan Carlos, (3) University of Hawai at Manoa

 

"El papel de las emociones positivas y negativas en la predicción de depresión: el principio de adición de las emociones en el Conductismo Psicológico", publicado en el nº 3, vol. 17 de 2006 de Clínica y Salud en el especial monográfico "Psicología Positiva. Investigación y Debate", y cuyos autores son Jesús Mª Carrillo, Susana Collado, Nieves Rojo y Arthur Staats, constituye un trabajo de investigación básica para la clínica sobre el papel que tienen las emociones, tanto las positivas como las negativas, para el tratamiento de la depresión.

Esta investigación tiene una vertiente clínica y otra teórica. Desde el punto de vista clínico, se subraya la necesidad de trabajar tanto con emociones positivas como negativas y neutras para el tratamiento de la depresión. Desde una perspectiva teórica, se pone a prueba y se apoya el principio del efecto aditivo de las emociones positivas y negativas, formulado en la teoría del Conductismo Psicológico (Staats, Hekmat, y Staats, 1996; Staats, 1996, 2003; Carrillo, Rojo, Sánchez-Bernardos y Avia, 2001; Carrillo, Rojo y Staats, 2004).

Según este principio, cuando el individuo experimenta múltiples fuentes de estimulación emocional, las emociones se suman. Si éstas son negativas, el resultado será la suna de las mismas, con una intensidad mayor a la que se puede experimentar con una sola respuesta emocional negativa. De igual forma ocurre con las emociones positivas. Sin embargo, si una fuente de emoción es positiva y la otra es negativa, las emociones provocadas se restarán una de la otra, dando como resultado la experimentación de la más intensa de las dos, pero de una manera más atenuada de la respuesta inicial. Este principio es relevante tanto respecto a los fenómenos de la personalidad normal como de la anormal.

En este estudio se plantea que es posible investigar las diversas emociones de una manera relacionada y unificada, con el mismo conjunto de principios. Y esto se puede llevar a cabo experimentalmente (ver Staats y Burns, 1982), psicométricamente, tal y como se indica en el presente trabajo; y clínicamente. Estos resultados son relevantes no solamente para la teoría de la personalidad y para la evaluación, sino también para la teoría conductual y para la Psicología experimental.

Tradicionalmente, el campo psicométrico se ha considerado autónomo respecto a la Psicología experimental y a la conductual. Estos resultados sugieren que los planteamientos psicométricos se pueden emplear para establecer y desarrollar investigación básica de la conducta humana. Además, a diferencia de lo que ocurre con el planteamiento psicométrico, el marco de referencia del Conductismo Psicológico explica los principios que operan en la formación de las emociones del individuo y del repertorio emocional.

Este déficit del modelo psicométrico ha limitado sus pruebas al diagnóstico, sin directivas respecto a lo que hay que hacer cuando el diagnóstico descubre un problema. En el presente trabajo, tras descubrir mediante la utilización de las escalas Tharl (Dua ,1990; Dua y Carrillo 1994) que una persona tiene un número fuera de lo normal de respuestas emocionales negativas, se cuenta con un marco de referencia que proporciona principios para tratar el problema.

Piénsese, por ejemplo, cómo aumentaría la importancia de un test de inteligencia que no sólo diagnosticara baja inteligencia, sino que también indicara cómo aumentarla. Lo mismo ocurre respecto a la indicación de por qué la medida de las respuestas emocionales es importante. Los tests psicométricos no indican por qué las emociones son importantes; sólo pueden extraerse a partir de éstos nociones de sentido común.

 

La teoría general del Conductismo Psicológico, sin embargo, muestra que la naturaleza del repertorio emocional del individuo determina en gran medida la naturaleza de su conducta –los estímulos emocionales positivos de su vida le provocarán conductas de aproximación y otras respuestas positivas, y los estímulos emocionales negativos le provocarán conductas de escape, evitación y otras conductas negativas. Esto es por lo que un instrumento, como son las escalas, nos habla también acerca de la conducta del individuo, no sólo de sus emociones.

Skinner (1969) ignoró las emociones y la psicometría, lo que supuso una seria limitación para el avance de la Psicología conductual. El presente estudio contribuye a aportar una evidencia de que los métodos psicométricos pueden producir un conocimiento muy relevante para la teoría conductual y viceversa. Respecto a la práctica clínica, nuestro estudio sugiere que los métodos experimentales y psicométricos, y los principios y conceptos de la personalidad y de la conducta, deben interrelacionarse para producir evaluaciones y aplicaciones clínicas más efectivas.

Referencias

El artículo original en el que se basa este trabajo se puede encontrar en la revista Clínica y Salud: Carrillo, J. M., Collado, S., Rojo, N. y Staats, A. W. (2006). Clínica y Salud. Monográfico Psicología Positiva. Investigación y Debate, Vol. 17 (3), 277-295.

Sobre los autores y autoras:

Jesús Mª Carrillo es Profesor Titular en la Facultad de Psicología de la Universidad Complutense de Madrid (UCM.) e imparte clases de Psicología de la Personalidad y de Hipnosis Clínica y Experimental en Doctorado. Ha publicado artículos de gran difusión sobre Personalidad y Depresión, Personalidad y Dolor, y Personalidad y Emociones. Recientemente acaba de coordinar, junto con María Prieto, un número monográfico sobre Psicología Positiva, Investigación y Debate en la revista Clílnica y Salud.

Susana Collado Vázquez es Doctora en Medicina y Cirugía por la UCM; Profesora de la Facultad de Ciencias de la Salud, de la Universidad Rey Juan Carlos; docente del Máster en Patología Neurológica: Actuaciones en Fisioterapia y Terapia Ocupacional; y autora y editora de dos libros de gran impacto: Motricidad. Fundamentos y aplicaciones (2004) y Fisioterapia en Neonatología (2006), ambos de la editorial Dykinson.

Nieves Rojo es Profesora de Psicología de la Personalidad y Psicopatología del Departamento de Personalidad, Evaluación y Tratamientos Psicológicos de l a UCM. Es también profesora del Master "Mujer y Salud", actividad que conecta con sus últimas investigaciones dentro del enfoque de género.

Arthur W. Staats es Profesor Emérito en la University of Hawaii at Manoa. Ha sido también profesor en la Arizona State University y en la University of Wisconsin. Probablemente es uno de los autores actuales que más ha contribuido y está contribuyendo al desarrollo de la Psicología y del Conductismo. Su libro Conducta y Personalidad. Conductismo Psicológico es una obra central para entender y clarificar las relaciones entre Personalidad y Conducta, clave de una psicología integradora y del avance de la Terapia y Modificación de Conducta.

Artículos Relacionados
EL PAPEL DE LAS EMOCIONES Y LA MOTIVACIÓN EN LA PSICOLOGÍA – ENTREVISTA A ITZIAR ETXEBARRIA
C. ACEVEDO: “LAS EMOCIONES SON UN ASPECTO MAESTRO QUE CONDICIONA LOS DEMÁS”
PROCESOS DE VALORACIÓN Y EMOCIÓN: CARACTERÍSTICAS, DESARROLLO, CLASIFICACIÓN Y ESTADO ACTUAL
MÁS ALLÁ DEL CI: INTELIGENCIA EMOCIONAL Y RENDIMIENTO ACADÉMICO EN ESTUDIANTES UNIVERSITARIOS
¿SE RELACIONA LA INTELIGENCIA EMOCIONAL CON UN MEJOR AJUSTE PSICOLÓGICO Y FÍSICO?
EMOCIONES POSITIVAS: HUMOR POSITIVO
SE ROMPE LA TRADICIONAL DICOTOMÍA ENTRE "CABEZA" Y "CORAZÓN"
PENSANDO EN POSITIVO - ENTREVISTA A J. L. ZACCAGNINI
PSICOLOGÍA POSITIVA
LOS AFECTOS: DIFERENCIAS ENTRE GÉNEROS
RELEVANCIA DE LA EMPATÍA EN EL DESARROLLO DE LA PERSONALIDAD DURANTE LA INFANCIA Y LA ADOLESCENCIA
DE CÓMO NOS PONEMOS EN EL LUGAR DEL OTRO