Pere Joan Ferrando y Josep Demestre

Universitat Rovira i Virgili

Comparados con los tests de rendimiento, los tests de personalidad suelen tener menor precisión y menor capacidad predictiva por lo que parece clara la necesidad, o al menos el interés, por mejorarlos. Una posibilidad en este sentido es utilizar información auxiliar que complemente la respuesta a los ítems. Generalmente, los investigadores se han concentrado en dos fuentes de información: la repetición del test y el tiempo que media entre la presentación del ítem y la respuesta (tiempo de respuesta o latencia).

Hasta ahora, los estudios basados en la latencia en personalidad han sido relativamente escasos, principalmente debido a la dificultad que tiene registrar el tiempo en una administración tradicional de papel y lápiz. En las últimas décadas, sin embargo, la administración de tests por ordenador ha tenido un crecimiento espectacular, y puede predecirse que sustituirá en un futuro próximo a la administración tradicional.

La administración informatizada permite registrar con precisión la latencia sin ningún coste auxiliar en ningún sentido. Estamos, pues, en un buen momento para estudiar si esta nueva información ‘gratuita’ puede servir para mejorar los tests. En el estudio que se describe, en particular, nos interesaba evaluar si la latencia está relacionada con ciertas características relevantes de los ítems. De ser así, y si las relaciones fuesen lo bastante importantes, los tiempos de respuesta podrían utilizarse para un análisis más completo de los ítems dirigido a obtener mejores tests.

En el diseño de nuestro estudio consideramos un modelo de procesamiento de información en tres etapas, que median entre la presentación del ítem y la respuesta: (a) codificación del estímulo, (b) comprensión del enunciado y (c) toma de decisión y respuesta. Por otra parte, consideramos tres grupos de características de los ítems: (a) de forma, (b) psicométricas y (c) de orden. Las características de forma fueron la longitud y la complejidad del enunciado del ítem. Ambas deberían afectar a los estadios de codificación y comprensión, de manera que cuanto más largo y complejo sea el ítem, mayor será el tiempo de respuesta requerido.

 

Las características psicométricas eran la controversialidad del ítem y su capacidad discriminativa. La controversialidad se refiere a la posición del ítem en el continuo del rasgo a medir, en relación a la posición de la mayor parte de los respondientes. Se planteaba que los ítems muy extremos serían más fáciles de responder y requerirían tiempos menores. Los ítems controversiales, los que tienen una posición cercana a la de la mayor parte de los sujetos, generarían mayor incertidumbre y se esperaría que mostraran tiempos mayores.

Respecto a la capacidad discriminativa, planteamos que ésta determina la rapidez con la que el ítem se aleja de la zona de controversialidad, por lo que hipotetizamos que los ítems más discriminativos requerirían, en general, menores latencias. Nótese que en las hipótesis referidas a las características psicométricas, el estadio afectado es el de toma de decisión.

Finalmente, con respecto al orden, lo que esperábamos encontrar era un efecto de práctica que hace que los tiempos tiendan a disminuir a lo largo de la administración.

En nuestra investigación utilizamos dos cuestionarios diferentes, administrados en muestras también distintas de estudiantes universitarios. El primero estaba formado por 22 ítems con formato de respuesta binario (SI/NO) y se administró a una muestra de 750 participantes. El segundo se componía de 40 ítems con formato de respuesta graduada en 5 puntos (desde ‘no aplicable en absoluto’ hasta ‘totalmente aplicable’) y se administró a una muestra de 262 participantes.

Los resultados comunes a ambos estudios pueden resumirse como sigue. Primero, todas las relaciones empíricas se comportaban de acuerdo con las predicciones. Segundo, la longitud del ítem era, con mucho, el factor con mayor impacto.

 

Por otra parte, se encontraron diferencias importantes en cuanto a la magnitud de las relaciones en ambos formatos. En el caso binario, la longitud del ítem explicaba casi el 80% de la varianza de los tiempos y el impacto de los restantes factores era negligible. En el caso de respuesta graduada, la longitud parecía tener una menor importancia relativa y la complejidad y el orden tenían un impacto significativo. Por último, en ambos formatos, las características psicométricas se relacionaban con el tiempo en la forma esperada, pero el impacto, sobre todo en el caso de la controversialidad, era bastante débil.

Nuestra conjetura para explicar los efectos diferenciales en ambos formatos es que responder a un ítem binario es una tarea cognitiva mucho más simple que responder a un ítem con 5 puntos de respuesta y que es justamente esta mayor complejidad la que permite poner de manifiesto otros factores aparte de la longitud.

Los resultados descritos amplían el conocimiento de un tema que irá adquiriendo mayor importancia en un futuro próximo. Que en ambos estudios se observen las relaciones predichas tiene, creemos, un claro interés teórico. Desde el punto de vista práctico, sin embargo, los resultados pueden parecer algo decepcionantes. De todas formas, creemos que son útiles aunque sólo sea para moderar el optimismo de algunos autores de cara a las posibilidades de mejora al usar la latencia. Si, idealmente, los ítems de personalidad deben ser simples y claramente inteligibles, el tiempo de respuesta puede ser útil para evaluar si cumplen estos requisitos. Por otra parte, no parece que la información aportada por los tiempos pueda contribuir a una mayor precisión en la estimación de los parámetros de los ítems.

El artículo original en el que se basa este trabajo puede encontrarse en la revista Psicothema: Ferrando, J. y Demestre, J. (2007). Características de los ítems que predicen el tiempo de respuesta en medidas de personalidad. Psicothema, Vol. 19 (2), 337-342.

Sobre los autores:

Pere Joan Ferrando es Doctor en Psicología y actualmente profesor de estadística y psicometría en la Universitat Rovira i Virgili. Sus campos principales de especialización son los siguientes: psicometría de la personalidad, análisis factorial y teoría de respuesta a los ítems.

 

 

Josep Demestre es Doctor en Psicología. Actualmente es profesor en la Universitat Rovira i Virgili y su docencia se centra en los procesos psicológicos básicos, especialmente el lenguaje, el pensamiento y el razonamiento. Su investigación se centra en el estudio de los procesos psicológicos implicados en la comprensión del lenguaje. Se ha especializado en el uso de metodologías electrofisiológicas para el estudio del procesamiento lingüístico.

Artículos Relacionados
LA PERSONALIDAD PATOLÓGICA Y LOS TRASTORNOS DE LA CONDUCTA ALIMENTARIA- ENTREVISTA CON C. PERPIÑÁ Y A. GARCÍA
El 48,5 % DE LAS JÓVENES CON ANOREXIA O BULIMIA PADECE TAMBIÉN ALGÚN TRASTORNO DE LA PERSONALIDAD
ESTUDIAR LA PERSONALIDAD DESDE LA TEORÍA DE LA CONDUCTA: ¿UNA ABERRACIÓN O UN DESAFÍO?
EVALUACIÓN DE LOS TRASTORNOS DE PERSONALIDAD: ¿ENTREVISTAS O CUESTIONARIOS?
EL ABORDAJE DE LOS TRASTORNOS DE LA PERSONALIDAD - ENTREVISTA A DOLORES MOSQUERA
LA EVALUACIÓN EN LOS TRASTORNOS DE PERSONALIDAD - ENTREVISTA A JOSÉ MUÑIZ
¿IMPORTA EL TAMAÑO DE LOS ESTÍMULOS AFECTIVOS?
ANSIEDAD Y ATENCIÓN HACIA ESTÍMULOS EMOCIONALES DE VALENCIA NEGATIVA