El suicidio es un problema de primer orden: con 3.539 personas fallecidas por esta causa en 2018, según datos del Observatorio del Suicidio en España, este grave problema se ha convertido en la primera causa de muerte externa en nuestro país. Sus cifras duplican las de accidentes de tráfico, otra principal causa de muerte externa, y multiplican por trece las cifras de homicidios. Es también, después de los tumores, la principal causa de muerte externa entre la población joven (15 a 29 años). El balance es tan esclarecedor como aterrador: 10 personas al día mueren por suicidio, lo que supone 1 fallecido cada 2 horas y media.

Con estos datos, el Grupo Parlamentario Ciudadanos presenta, a la mesa del Congreso de los Diputados, una Proposición No de Ley sobre medidas para asegurar una atención adecuada y garantizar los derechos de las personas con problemas de salud mental, así como para prevenir el suicidio.

Autor: Pixabay Fuente: pexels Fecha descarga: 02/10/2020

En su exposición de motivos, Ciudadanos lamenta que la Salud Mental haya sido tradicionalmente, no ya relegada a un segundo plano, sino directamente ignorada -e incluso, a veces, invisibilizada- dentro del ámbito de la atención sanitaria. Una falta de visibilidad que ha supuesto un grave perjuicio para las personas con problemas de salud mental que, hoy en día, siguen siendo estigmatizadas.

A este respecto, teniendo en cuenta que la incidencia de problemas de salud mental se ha incrementado de forma exponencial durante la última década, pone de relieve la importancia de actualizar la Estrategia de Salud Mental 2009-2013, ante la carencia de instrumentos de planificación que permitirían articular una acción más integrada, más coordinada y, por tanto, más eficaz, en la atención a la Salud Mental.

De forma específica, hace mención al suicidio, siendo el problema “más preocupante, y más dramático. Tal y como señala el Grupo Parlamentario, el suicidio es un problema de primer orden que, hasta la fecha, y con 3.539 personas fallecidas por esta causa en 2018, continúa siendo la primera causa de muerte externa en nuestro país.

A juicio de Ciudadanos, estas cifras son “verdaderamente alarmantes” y evidencian la trascendencia de tomar consciencia de la magnitud de los problemas asociados a la Salud Mental, así como de incrementar los esfuerzos e implementar “todas las medidas necesarias para una prevención eficaz, una detección precoz, una intervención inmediata y una asistencia social integral para las personas con problemas de salud mental y, en particular, aquellas con impulsos suicidas, y sus familias”.

Atendiendo a lo anterior, ha presentado su iniciativa, a través de la cual insta al Gobierno a desarrollar una nueva Estrategia Nacional de Salud Mental, para asegurar que la atención a las necesidades en materia de salud mental de toda la población es adecuada y garantizar los derechos de las personas con problemas de salud mental en nuestro país.

En esta línea pide al Ejecutivo abordar específicamente la aprobación de un Plan Estratégico de Prevención del Suicidio, que implique una serie de medidas, entre ellas, las siguientes: la adopción de un Código de Riesgo de Suicidio en todos los centros de salud, la incorporación específica de la promoción del bienestar emocional y la prevención del riesgo de suicidio entre el alumnado en los planes de convivencia escolar, así como la implementación de protocolos específicos de prevención, detección e intervención inmediatas, con especial atención al acoso escolar que se produce dentro y fuera del centro, especialmente del ciberacoso a través de Internet.

Considera fundamental también formar en materia de suicidio a profesionales y a servidores públicos, en particular, a los profesionales sanitarios y sociosanitarios, a los profesionales de cuidados y servicios sociales, a los profesionales docentes y a los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, y establecer protocolos que faciliten la prevención, detección e intervención de este grave problema.

Una medida esencial propuesta por el Grupo Parlamentario en pro de la calidad de la atención a la salud mental, es la necesidad de que el Gobierno estudie la incorporación de los psicólogos clínicos en la Atención Primaria, una propuesta que ha venido promoviendo en los últimos años el Consejo General de la Psicología y que recientemente ha apoyado el Defensor del Pueblo, y que supondría una mejora sustancial en la calidad del primer nivel asistencial de la salud -al ser el que más consultas de índole psicológica recibe-, abordando así los problemas de salud mental con las técnicas que son más eficaces y que presentan las mejores relaciones de coste-eficacia y coste-utilidad.

La propuesta, que ha sido admitida a trámite por el Pleno de la Cámara y está pendiente de debate, se encuentra disponible en la página Web del Boletín Oficial del Congreso, o bien directamente a través del siguiente enlace:

PNL sobre medidas para asegurar una atención adecuada y garantizar los derechos de las personas con problemas de salud mental, y para prevenir el suicidio.

Artículos Relacionados
Un informe pone de relieve la importancia de la Psicología en Atención Primaria
La OCDE advierte de la irrazonable e insostenible carga de trabajo de la Atención Primaria en España
Un estudio analiza el nivel de satisfacción con la atención recibida en Atención Primaria entre personas mayores con problemas de salud mental
Diez millones de españoles en riesgo de presentar problemas psicológicos derivados de la pandemia de COVID-19
El Gobierno reconoce la importancia de implementar psicólogos en Atención Primaria
Un nuevo estudio avala los beneficios de incorporar psicólogos clínicos en Atención Primaria
Noruega implanta con éxito servicios psicológicos en Atención Primaria
La OCU pide que se incorporen psicólogos clínicos en Atención Primaria