Ayer martes se ha celebrado por primera vez el Día Mundial de la Sanidad Basada en la Evidencia (ASBE). La iniciativa, que ha elegido el 20 de octubre como fecha de celebración, ha sido impulsada por una serie de organizaciones preocupadas por difundir la mejor evidencia científica en el ámbito de la salud, tales como Cochrane, el National Institute for Health and Care Excellence (NICE)Campbell CollaborationGuidelines International Network (GIN), el Institute for Evidence-Based HealthcareAfrica Evidence, American College of Physicians y JBI.

A través de la celebración de esta jornada, dichas organizaciones pretenden captar la atención y el interés del público, profesionales y responsables de salud de los países para mejorar los recursos y medidas destinadas a producir una mejor evidencia científica y que este conocimiento se traslade a la formulación de políticas sanitarias, a la práctica profesional y a la toma de decisiones en salud, con el fin de romper la brecha existente actualmente entre el conocimiento científico y la práctica asistencial.

Dicha brecha, según ha señalado Cochrane en una nota de prensa, está establecida actualmente en 17 años, lo que significa que el tiempo que tarda el conocimiento científico en trasladarse efectivamente a la actividad asistencial se estima en casi dos décadas.

Tal y como ha explicado Bianca Pilla, presidenta del Comité del Día Mundial de la ASBE, “ El Día Mundial de la Sanidad Basada en la Evidencia (ASBE) es una oportunidad de colaborar en un área en constante evolución, como es la salud mundial, y proporcionará una plataforma para debatir y conversar sobre los retos y las innovaciones de los métodos informados por la evidencia para mejorar los resultados en salud a nivel mundial".

El lema elegido para el primer día Mundial de la ASBE, inaugurado este 20 de octubre de 2020, es "De la evidencia al efecto", y pretende hacer un llamamiento a las organizaciones e individuos de todo el mundo para que compartan sus experiencias sobre como su actividad basada en la evidencia ha contribuido al desarrollo de la investigación, la política o la práctica sanitarias, las guías de práctica clínica o los resultados del paciente.

Para alentar la participación de las personas interesadas en impulsar este movimiento, la organización Cochrane ha creado Cochrane Crowd, un plataforma de difusión del conocimiento científico en todo el mundo, de manera que se invita a voluntarios de todos los países a formar parte de una comunidad internacional que ayude a identificar la investigación necesaria para apoyar la toma de decisiones informadas acerca de tratamientos en materia de salud.

Tal y como anuncian los impulsores del Día Mundial de la Sanidad Basada en la evidencia, la pandemia de la Covid-19 ha puesto sobre la mesa la importancia crucial de desarrollar y difundir la mejor evidencia disponible y ha despertado el interés y preocupación de científicos e investigadores para trabajar de manera conjunta, abierta y coordinada en la búsqueda del mejor conocimiento científico para la toma de decisiones informadas.

Artículos Relacionados
Un estudio evidencia distintos grados de estigma en función del diagnóstico de trastorno mental
La revisión sistemática en las Ciencias de la Salud
Criterios de la Asociación Americana de Psicología para la consideración de prácticas basadas en la evidencia en Psicología
Intervenciones psicológicas basadas en la evidencia, nueva revisión de la APS
Evaluando el valor de la evidencia de los tratamientos apoyados empíricamente: una revisión meta-científica
Nuevas evidencias a favor del tratamiento transdiagnóstico de los trastornos de ansiedad
Tratamientos psicológicos para niños y adolescentes basados en la evidencia empírica-Entrevista a Carmem Beatriz Neufeld