José Tenorio Iglesias

Decano del Colegio Oficial de Psicología de Andalucía Occidental

La noticia corrió igual que el gélido anuncio de la célebre Elegía: se nos ha muerto como del rayo Fernando, con quien tanto queríamos.

Asombro, impacto y hondo pesar son los sentimientos más expresados estos días ante tan rápida e irreparable pérdida de un compañero, un amigo, que deja una profunda huella en todos los lugares por donde ha pasado. Fernando siempre fue una persona que ocupó de manera generosa cuantos espacios habitó, quizás por eso nos deja el inmenso vacío que sentimos.

Ha sido demasiado pronto. Siempre es pronto en la despedida de personas tan queridas, pero en este caso ha sido muy impactante el golpe. Quizás porque quedó mucho por hacer, mucho por proyectar, por compartir, por conversar, por disfrutar...

La profunda huella que deja Fernando

Nacido en Utrera (Sevilla) hace 63 años, Fernando siempre fue una persona ligada a sus raíces. Su pueblo, su “patria chica”, fue una permanente referencia para él a través de vivencias infantiles, recuerdos juveniles, tradiciones y familia. Su estilo directo, franco, cercano y sin complicaciones mantenía intactas todas estas raíces.

Foto: Fernando García Sanz

Fernando García Sanz se licenció en Psicología en 1980 con la primera promoción de la Facultad de Sevilla. Ya desde antes de licenciarse fue un alumno inquieto y participó activamente a través del sistema de prácticas en el antiguo Hospital Psiquiátrico de Miraflores en Sevilla. Allí y de la mano de psicólogas y psicólogos firmemente implicados en la reforma psiquiátrica, se embebió en el espíritu de lucha por superar el alienante sistema de manicomio, experiencia que le sirvió de base para logros posteriores en su carrera profesional.

También tuvo una relevancia para él, frecuentamente expresada, la formación que realizó en sus principios con el Dr. Arturo Sanmartín, pionero de la psicología clínica en Sevilla y colegiado número 1 del COP de Andalucía Occidental. Don Arturo, como cariñosamente le recordaba, no solo le transmitió conocimientos sino una forma de manejar el saber y la reflexión que conservó en la base de su quehacer como psicólogo.

Pero si hay un terreno profesional definitorio con el que Fernando se identificó vocacionalmente fue el de la Psicología Comunitaria. Tras algunos empleos previos, comenzó a trabajar en el Área de Servicios Sociales de la Diputación de Sevilla en 1982 y al poco tiempo ganó en oposición libre su plaza como funcionario de carrera. Su primer destino fue el Centro de Educación Especial de esta institución, que acogía a chicos y chicas con discapacidades múltiples siguiendo un esquema heredado de épocas anteriores y marcado por la reclusión. Tras varios años de esfuerzos consiguió que se cerrara aquel centro y que los/as chicos/as fueran tratados en dispositivos más normalizados y ajustados a las distintas discapacidades.

Así mismo, en aquellos años asistió a la implantación en Andalucía de los Servicios Sociales Comunitarios, participando en los diferentes encuentros, actividades formativas y tareas de diseño que fue gestando la puesta en marcha de la nueva red.

Trabajó también con menores tutelados por la Diputación de Sevilla y llevó a cabo un proyecto muy novedoso en aquellos momentos como fue la puesta en marcha de pisos puente, que acogían principalmente a chicas cuando llegaban a la mayoría de edad con la finalidad de apoyar una inserción social.

En los últimos años fue Director de la RGA (Residencia de personas gravemente afectadas) de la Diputación, en la que una vez más dejó su impronta de compromiso e integración. Su último cargo en la Diputación de Sevilla fue el de Director de la Residencia de Mayores de San Ramón, ubicada también como la anterior en unos Centros Residenciales de Miraflores muy distintos a aquel recinto donde hizo más de cuarenta años atrás aquellas prácticas de estudiante tan reveladoras.

La otra dimensión muy definitoria de Fernando fue su implicacion en la igualdad entre hombres y mujeres. En la propia Diputación desarrolló tareas relacionadas con este terreno pero su principal actividad la realizó a través de su militancia en el Foro de Hombres por la Igualdad. Allí deja igualmente una importante huella. Todos y todas hemos sido partícipes de sus mensajes y testimonios, de su participación en actos de reivindicación y de tantas y tantas inciativas diseñadas para conseguir una sociedad más igualitaria y más libre.

Entre tanta actividad, tuvo tiempo y energía para licenciarse en Antropología. Su inquietud y su curiosidad constante le incitaban a “conocer” en el sentido más profundo del término. En esta Facultad generó un grupo de referencia con los que continuaba viéndose. Realmente Fernando pasó por muchos sitios y por donde lo hizo dejó siempre un grupo de incondicionales que cuidaba y con los que se encontraba periódicamente.

Su compromiso con la profesión le llevó a estar de manera continuada implicado en su Colegio Profesional. Recorrió prácticamente todos los niveles de responsabilidad hasta llegar al Decanato, donde dejó su impronta personal y lideró una dinámica de crecimiento colegial muy importante en los últimos años. Igualmente ocupó a nivel estatal desempeñando el cargo de vocal de la Junta de Gobierno del Consejo General de la Psicología, donde desarrolló líneas de trabajo muy relevantes para la organización.

RESPONSABILIDADES EN EL COP DE ANDALUCÍA OCCIDENTAL

Desde 1995 fue Secretario de la Comisión de Servicios Sociales del COP-AO.

A partir de 1998 ocupó el cargo de miembro de la Junta Rectora del Colegio Oficial de Psicólogos de Andalucía Occidental como Vocal Responsable del Área de Psicología y Servicios Sociales.

También a partir de 1998 desarrolló el cargo de miembro de la Coordinadora Estatal del Área de Psicología y Servicios Sociales del Colegio Oficial de Psicólogos.

A partir de 1999 fue Secretario de la Comisión Rectora del TIPAI (Turno de Intervención en Peritación para Adopciones Internacionales) mientras duró este proyecto.

Desde 2002 a 2011 ostentó el cargo de VICEDECANO  de la Junta de Gobierno del COP-AO, con Margarita Laviana Cuetos como Decana.

De 2009 a 2011 representó al COP-AO en el Consejo Municipal de Servicios Sociales de Sevilla.

Desde 2010, representante Titular del COP-AO en el Observatorio Andaluz para la Violencia de Género.

De 2011 a 2018 fue Decano de la Junta de Gobierno del COP-AO.

Como Decano del Colegio fue Presidente de FUNCOP (Fundación para la Práctica y la Formación de la Psicología del COP-AO), Gerente de UTECOP (Unión temporal de las Fundaciones de los COP de Andalucía Occidental y Oriental) y Titular en el Patronato de la Fundación MEDIARA de la Junta de Andalucía.

En 2014, representante Titular del COP-AO para el Grupo de trabajo que constituirá el proceso de Gobernanza para el Programa Operativo FSE 2014-2020.

RESPONSABILIDADES EN EL CONSEJO GENERAL DE LA PSICOLOGíA (COP)

Miembro cooptado por la Junta de Gobierno del Consejo General de Colegios Oficiales de Psicología en la reunión de Junta General de fecha 8 de junio de 2013.

Miembro de la Junta de Gobierno del Consejo General de Colegios Oficiales de Psicología, en el mandato 2014-2018.

Coordinador del Área de Psicología del Tráfico y Seguridad del Consejo desde diciembre de 2014 hasta diciembre de 2018.

Coordinador del Grupo de Trabajo Defensa de la Profesión y contra el Intrusismo, desde el 2014 hasta el 2018.

Todas estas reseñas son solo muestras de años de dedicación, compromiso y trabajo por la profesión. La impronta de Fernando está íntimamente ligada a su carrera. Resulta difícil, casi prácticamente imposible, separar la persona del profesional. Hablar de entusiasmo, empuje, constancia, vitalidad, sensibilidad, empatía, compromiso o lealtad es pensar en Fernando compañero y Fernando amigo.

Hasta siempre Fernando.

A las aladas almas de las rosas...

de almendro de nata te requiero,

que tenemos que hablar de muchas cosas,

compañero del alma, compañero.