La pandemia de COVID-19 está eclipsando la pandemia de feminicidios y violencia de género contra mujeres y niñas. Así lo ha afirmado la relatora especial sobre la violencia contra las mujeres, sus causas y consecuencias, Dubravka Šimonovic, pidiendo, a su vez, el establecimiento de observatorios nacionales de feminicidio en todo el mundo para prevenir tales asesinatos.

Con motivo del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, celebrado el pasado día 25 de noviembre, ha emitido una declaración a través de la cual pone de relieve cómo mientras el mundo está lidiando con el impacto devastador de la pandemia de COVID-19 y su impacto negativo en las mujeres, hay “una pandemia de feminicidio y violencia de género contra las mujeres se está cobrando la vida de mujeres y niñas en todas partes”. 

En línea con el Secretario general de la ONU, la Relatora hace un llamamiento a todos los Estados y partes interesadas relevantes en todo el mundo para que tomen medidas urgentes orientadas a prevenir la pandemia de feminicidios o asesinatos de mujeres relacionados con el género y la violencia de género contra las mujeres.

Autor: Karoline Grabowska Fuente: pexels Fecha descarga: 27/11/2020

De acuerdo con los datos, entre las víctimas de todos los asesinatos intencionales que involucran a parejas íntimas, más del 80% de las víctimas son mujeres. En palabras de la relatora, “muchos de estos femicidios se pueden prevenir”.

Tal y como señala, desde 2015, cada vez más Estados ha establecido observatorios u observatorios de feminicidios y, en un número cada vez mayor de países, “son las instituciones independientes de derechos humanos, las organizaciones de la sociedad civil, los grupos de mujeres y / o las instituciones académicas las que han establecido las guardias de feminicidios. u observatorios”.

Esta iniciativa de vigilancia de feminicidios se respalda también en el documento final de la reunión de revisión regional Beijing + 25 (organizada por la Comisión Económica para Europa de las Naciones Unidas en octubre de 2019), recomendando en su texto que todos los países “establezcan organismos nacionales multidisciplinarios como Femicide Watch con el objetivo de trabajar activamente en la prevención del feminicidio o los asesinatos de mujeres por motivos de género”.

Dado lo anterior, en el marco del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, la relatora, junto con la ONU y numerosos expertos regionales, instan a todos los Estados y otras partes interesadas relevantes para que establezcan un sistema de vigilancia y/o un observatorio de feminicidios sobre la violencia contra las mujeres, con el propósito de recomendar medidas para la prevención de estos graves actos y recopilar datos comparables y desglosados ​​en categorías de femicidios relacionados con la pareja y la familia (según la relación entre la víctima y el perpetrador) y otros femicidios cometidos por perpetradores no relacionados. Estos datos, manifiesta, “también deben desglosarse según la edad, la discapacidad, la identidad de género, la condición de migrante, el desplazamiento interno, el origen racial o étnico y la pertenencia a comunidades indígenas oa una minoría religiosa o lingüística”.

Fuente: OACNUDH 

Artículos Relacionados
La invisibilidad de la violencia de género en el entorno rural
Un 40% de las mujeres madrileñas afirma haber sufrido acoso físico o verbal en la calle
La iniciativa Spotlight, la nueva campaña de la UE y la ONU para erradicar las formas de violencia contra la mujer
1 de cada 2 mujeres ha sufrido algún tipo de violencia a lo largo de sus vidas en España
Guía didáctica para el uso igualitario del lenguaje, dirigida a toda la comunidad educativa
La terapia psicológica en violencia de género es fundamental-Entrevista a María Filgueira, presidenta de la Asociación Victoria
La recuperación psicológica en violencia de género y la retirada de la denuncia en las etapas iniciales del procedimiento judicial
La OMS alerta de un incremento de la violencia contra las mujeres y sus hijos/as durante la pandemia por COVID-19