El 80% de la población considera que la pandemia tendrá un efecto negativo en la salud mental de los niños y niñas. Este es uno de los resultados del proyecto Cole Seguro, impulsado por Political Watch y Plataforma de Infancia, y realizado con la finalidad de conocer la opinión de la ciudadanía respecto a la calidad educativa y el establecimiento de medidas de seguridad en el contexto escolar durante este primer curso académico tras el confinamiento, así como para ofrecer recomendaciones de mejora.

Los datos, que se han obtenido de una muestra de 2000 padres y madres con hijos en centros educativos públicos, concertados o privados de toda España, muestran que las familias están preocupadas por impacto negativo que pueda tener la pandemia en el bienestar psicológico de sus hijos, considerando un 13% de la muestra que este impacto será muy notable.

Fuente: www.pexels.com Artista:
Pixabay Fecha descarga: 25/11/2020

En cuanto a la gestión de la pandemia en el contexto escolar, 6 de cada 10 personas está satisfecha con las medidas que se han tomado en los centros educativos para garantizar la seguridad ante la pandemia y un porcentaje similar considera que la gestión de los casos positivos de coronavirus que se ha ofrecido desde el centro escolar ha sido buena o muy buena (frente al 14% que evalúa esta gestión de deficiente o muy deficiente). Asimismo, el 65% se siente satisfecho en cuanto a la información proporcionada por el centro, de forma que 4 de cada 5 personas encuestadas sabe a quién dirigirse en el centro educativo para informar de un caso positivo.

En el lado negativo se sitúa la valoración de la participación de las familias en los procesos de toma de decisiones frente a la COVID-19. A este respecto, el 47% de los participantes valora negativamente no haber sido consultados por el centro educativo en este proceso y un 20% considera que la consulta, a pesar de haberse hecho, ha sido insuficiente. Según ha señalado Ricardo Ibarra, Director de la Plataforma de Infancia en la nota de prensa difundida a los medios: es fundamental también contar con la participación de los propios niños, niñas y adolescentes en los procesos para elaborar los diferentes protocolos y medidas frente a la COVID-19 en sus colegios. Ellos y ellas, junto con el personal educativo, son los principales afectados por estas medidas y disponen de información y opiniones valiosas para adecuar los protocolos y medidas a las necesidades específicas de cada centro”.

En cuanto a la calidad de la enseñanza a través del uso de formatos digitales, las opiniones están muy polarizadas: la mitad de los participantes (52%) considera que la educación a través de las plataformas digitales ha supuesto una bajada en la calidad de la enseñanza, calificándola de “regular” o “deficiente” y la otra mitad (48%) señala que ha mantenido su calidad. Un análisis más detallado revela que la calidad de este formato de enseñanza ha sido muy diferente en función del tipo de centro, siendo los centros privados o concertados los mejor valorados frente a los colegios públicos. Teniendo en cuenta este aspecto, el 82% de los participantes vinculados a colegios públicos señala que la calidad de la enseñanza digital ha sido muy deficiente.

Más información en:

Proyecto Cole Seguro

Artículos Relacionados
Un informe aborda el impacto de la COVID-19 en el bienestar de los/as psicólogos/as
El 40% de los profesionales de sanidad y trabajo social requeriría evaluación en salud mental tras la pandemia
Impacto de la COVID-19 en las personas con enfermedad crónica en España
Guía para el acompañamiento del duelo en personas con discapacidad intelectual
7 de cada 10 profesores presentan riesgo de trastornos de ansiedad o depresión en el contexto de pandemia
El Covid-19 puede dejar una “generación perdida” de niños/as, según advierte UNICEF-Día Mundial del Niño
Recomendaciones para garantizar el pleno desarrollo de los niños durante la emergencia por COVID-19, guía de UNICEF
Aldeas Infantiles SOS insta a que se invierta en Salud Mental Infantil