¿Qué impide a las mujeres desarrollarse en carreras de ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas?  Aunque hoy en días hay más niñas que acceden a la escolarización, la brecha de género sigue estando patente en estas carreras. Así lo pone de manifiesto el estudio de la UNESCO, "Descifrar el código: la educación de las niñas y las mujeres en ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas".

En concreto, según los datos recogidos en el documento, sólo el 35% de los alumnos matriculados en las carreras relacionadas con las ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM) son mujeres y algunos ámbitos específicos como las tecnologías de la información y comunicación (TIC) sólo son escogidos por el 3% de las mujeres estudiantes. Esta disparidad de género puede sentar precedentes en relación con el futuro y las oportunidades de desarrollo de las mujeres, puesto que el grueso de estas carreras constituye los “empleos del futuro” según la UNESCO.

Fuente: www.pexels.com Artista:
Rogério Martins Fecha descarga: 30/11/2020

El texto analiza la situación actual de las niñas y mujeres en la educación STEM y sus carreras, así como los factores (individuales, familiares, escolares y sociales) que influyen en su progresión y rendimiento y las intervenciones que se pueden llevar a cabo para aumentar el interés y compromiso de las niñas y mujeres en la educación STEM. Tal y como se señala en el documento, el informe tiene como finalidad estimular el debate y reflexión mundial en torno esta brecha de género en la educación, a través de la revisión de los datos nacionales e internacionales en este tema.

Entre las posibles causas de esta tendencia tan marcada, la UNESCO señala la enorme influencia que tienen los prejuicios, las normas sociales, culturales y de género y las expectativas que se generan en torno a la educación de las niñas y mujeres. Estos factores influyen en la educación que reciben las niñas y niños, conformando su identidad, sus creencias y determinando sus elecciones de desarrollo. A menudo se hace creer a las niñas que las carreras STEM son “masculinas” y que no tendrán opciones de desarrollo en estos campos al ser inferiores en capacidades a los hombres, lo que determina que se nieguen su opción a dedicarse a este tipo de materias, según sugiere el informe de la UNESCO. Más allá de estas variables sociales, existen factores individuales, familiares y de pares y del contexto escolar que determinan la participación futura de las mujeres en los estudios STEM.

Por este motivo, la UNESCO plantea como un imperativo promover el empoderamiento de las mujeres y niñas a través de la educación y su acceso al desarrollo formativo en las carreras STEM, así como su liderazgo en otros ámbitos como el arte y el diseño. A este respecto, los sistemas educativos y las escuelas juegan un papel esencial en determinar e interés de las niñas en las materias STEM y en proporcionar la igualdad de oportunidades para beneficiarse y acceder a una educación en los ámbitos STEM de calidad. Por ejemplo, los estudios ponen en evidencia que los profesores especializados en ciencias y matemáticas pueden influenciar positivamente en el rendimiento y compromiso de las niñas hacia estas materias, así como los planes de estudio y el material educativo que se les proporcione.

Teniendo en cuenta el análisis de la situación y la revisión de la literatura, el informe de la UNESCO señala las siguientes intervenciones como modelos a seguir para fomentar el interés y compromiso de las niñas y mujeres en la educación STEM:

  • A nivel individual: intervenciones dirigidas a desarrollar las habilidades espaciales en los niños en general, la eficacia personal y los intereses y motivaciones entre las niñas para elegir materias del ámbito STEM.
  • A nivel familiar y de grupos de pares: psicoeducación en mitos y concepciones erróneas en torno al género y las capacidades innatas dirigidas a padres y familiares, así como para mejorar la comprensión de las oportunidades educativas y las carreras STEM existentes e intervenciones para facilitar el acceso a orientadores vocacionales que estimulen la educación STEM y el apoyo de los pares en estas eleccioness.
  • A nivel escolar: intervenciones para abordar las percepciones del profesorado y sus habilidades, para desarrollar planes de estudio y evaluaciones con perspectiva de género.
  • A nivel social: intervenciones dirigidas a cambiar las normas sociales y culturales para fomentar la igualdad de género, corregir los estereotipos presentes en los medios de comunicación, las políticas educativas y la legislación.

Tal y como subraya la UNESCO, las disciplinas STEM son la base que sustenta la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y la educación en estas asignaturas puede proporcionar a quienes las estudian, los conocimientos, las habilidades, las actitudes y las conductas necesarias para crear sociedades inclusivas y sostenibles. Dejar fuera a niñas y mujeres de la educación en STEM y en las carreras de estas áreas constituye una pérdida para todos”.

El documento puede descargarse en el siguiente enlace:

Descifrar el código: la educación de las niñas y las mujeres en ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM)

Artículos Relacionados
Los estereotipos de género y la inteligencia emocional determinan la manera de afrontar los conflictos de pareja en hombres y mujeres
Se mantienen los estereotipos de género sobre los consumos de drogas, según un estudio
Existen estereotipos de género y edad ligados a la conducción entre los jóvenes, según un estudio
Guía didáctica para el uso igualitario del lenguaje, dirigida a toda la comunidad educativa
Guía para prevenir el consumo de alcohol y tabaco desde la perspectiva de género