Un amplio conjunto de organizaciones vinculadas a la salud mental y discapacidad de Europa, ha enviado una carta al Consejo de Europa en la que señala su firme oposición al reciente proyecto de protocolo adicional a la Convención de Oviedo, en el que se justifica el tratamiento e ingreso forzosos de personas con problemas de salud mental, expresando su profunda preocupación por las violaciones de los derechos humanos que puede suponer la incorporación de esta medida.

Las organizaciones firmantes de la carta advierten que este proyecto de protocolo creará un conflicto legal entre las obligaciones de los Estados a nivel regional (Consejo de Europa) y a nivel internacional, ya que entra en contradicción firme con la Convención internacional de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (CDPD). Esto supondrá, que se aplicarán dos protocolos diferentes en los Estados europeos, que han ratificado la CDPD, y el resto de países del mundo, “sentando un precedente muy peligroso para los derechos humanos en Europa”.

A continuación, se ofrece la carta remitida por dichas organizaciones, el pasado 30 de noviembre de 2020:

 

Fuente: www.pexels.com Artista:
Engin Akyurt Fecha descarga: 06/11/2020

     

    Grave preocupación sobre el proyecto de protocolo adicional al Convenio de Oviedo y las posibles violaciones de los derechos humanos por parte del Consejo de Europa

    En nombre del Foro Europeo de la Discapacidad, organización coordinadora de personas con discapacidad que defiende los intereses de más de 100 millones de personas con discapacidad en la Unión Europea, junto con nuestros miembros, en particular la Red Europea de (ex) usuarios y supervivientes de psiquiatría, Mental Health Europe, Autism-Europe, Inclusion Europe y la Asociación Europea de Proveedores de Servicios para Personas con Discapacidad, reiteramos nuestra firme oposición al proyecto de protocolo adicional del Convenio de Oviedo y expresamos nuestra profunda preocupación por las violaciones de los derechos humanos que podría emprender el Consejo de Europa.

    Nuestras organizaciones han participado en el debate sobre el proyecto de protocolo adicional al Convenio de Oviedo desde 2014. Desde el principio, hemos expresado nuestra oposición al desarrollo de medidas que violan los derechos de las personas con discapacidad y contradicen las leyes internacionales de derechos humanos. Desde entonces, muchos agentes del sistema de las Naciones Unidas, la sociedad civil y el Consejo de Europa también han condenado la labor realizada por el Comité de Bioética sobre el tratamiento y el ingreso involuntarios en psiquiatría.

    Mientras que la comunidad internacional está avanzando hacia el fin de la coacción -por ejemplo, con la adopción de fuertes recomendaciones en la Resolución del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas sobre Derechos Humanos y Salud Mental adoptada en marzo de 2020-, el Comité de Bioética, y como consecuencia el Consejo de Europa en su conjunto, está retrocediendo al intentar legalizar lo que se reconoce como violaciones de los derechos humanos (por el Comité de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Derechos Culturales y el Comité de las Naciones Unidas para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer, entre muchos otros).

    De hecho, incluso la Organización Mundial de la Salud (OMS), la agencia especializada de las Naciones Unidas para la salud pública, ha reconocido la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (CDPD) como la principal norma de derechos humanos en relación con los derechos de los usuarios de servicios de salud mental y ha retirado los documentos de orientación publicados antes de la CDPD para garantizar el cumplimiento de las últimas normas y estándares de derechos humanos. Su labor se apoya además en la próxima orientación sobre buenas prácticas en materia de servicios de salud mental basados en la comunidad que promueven los derechos humanos y la recuperación, que se publicará próximamente.

    Si se sigue adelante con la aprobación del proyecto de protocolo adicional, el Comité de Bioética y el Consejo de Europa perderán credibilidad histórica a nivel internacional como uno de los principales promotores de los derechos humanos en Europa.

    En esta última oportunidad de formular observaciones sobre el proyecto de protocolo, recordamos al Comité de Bioética, y a todos sus miembros, que la aprobación del protocolo creará un conflicto jurídico entre las obligaciones de los Estados a nivel regional (Consejo de Europa) y a nivel internacional (CRPD). Se aplicarán dos normas diferentes en los Estados europeos que, en su gran mayoría, han ratificado la CDPD, lo que sentará un precedente muy peligroso para los derechos humanos en Europa y fuera de ella.

    Le pedimos que retire el proyecto de protocolo adicional del Convenio de Oviedo.

    Se puede acceder al documento en el siguiente enlace:

    Grave concerns about the draft additional protocol to the Oviedo Convention and potential human rights violations by the Council of Europe

Artículos Relacionados
Organizaciones europeas se unen en contra del ingreso y tratamiento forzosos del Protocolo Adicional a la Convención de Oviedo
La pandemia y la consecuente crisis económica han generado una carga creciente de problemas de salud mental, según la OECD
Se presentan los Principios y Directrices Internacionales sobre el acceso a la Justicia de las personas con discapacidad
Las personas con discapacidad intelectual reclusas en España, los excluidos entre los excluidos
Únete a la Campaña "Fin a la Discriminación COVID-19" de la Alianza Internacional de Discapacidad y del IDDC
El Congreso aprueba la Propuesta de Ley para erradicar la esterilización forzada de personas con discapacidad