Promover una educación inclusiva y de calidad desde la primera infancia, con políticas dirigidas a reducir la segregación escolar por nivel socioeconómico, así como las brechas sociales en logro educativo, repetición de curso, fracaso escolar, abandono educativo temprano y digitalización, es una obligación para todo sistema educativo que se proponga ejercer como un elemento igualador de oportunidades, y garantizar el derecho a la educación de calidad a todos los niños, niñas y adolescentes.

Esta es una de las conclusiones del último informe publicado por el Alto Comisionado para la Lucha contra la Pobreza Infantil del Gobierno de España, un documento a través del cual se abordan los efectos de la desigualdad en varios ámbitos de la educación, así como las diferentes medidas llevadas a cabo por el Gobierno para combatirla, concretadas en los Presupuestos Generales del Estado de 2021 y la Ley Orgánica de Mejora de la LOE (LOMLOE).

Tal y como señala el informe, uno de los principales retos del sistema educativo en España es la reducción de la transmisión intergeneracional de la desigualdad, potenciando al máximo el talento y las capacidades del alumnado, y abriéndole oportunidades sin que en dicho proceso influyan factores de origen, como la clase social, la renta, la etnia, y/o la discapacidad, entre otros.

Autor: Roman Odintsov Fuente: pexels Fecha descarga: 17/12/2020

En palabras del Alto Comisionado para la Lucha contra la Pobreza Infantil, “un sistema educativo que funcione plenamente como elemento igualador es necesario, tanto por justicia social como para aumentar la calidad del sistema productivo”.

Los datos señalan que, a menor nivel de estudios en el hogar, más pobreza infantil: uno de cada dos menores procedentes de un hogar con nivel de estudios bajo se encuentra en riesgo de pobreza o exclusión social.

El impacto de la pobreza infantil sobre la educación se manifiesta de forma más clara en cinco ámbitos concretos relacionados entre sí: Primer ciclo de educación infantil (0 a 3 años), gasto educativo de los hogares, segregación escolar, abandono educativo temprano y repetición de curso, y digitalización y brecha educativa.

Mejorar la equidad y la calidad del sistema educativo es otro de los retos clave de futuro. Los principales problemas que afectan a la igualdad de oportunidades y la inclusión educativa son: la baja participación en programas de educación preescolar de calidad, y las altas tasas de repetición, abandono educativo temprano y segregación escolar que afectan de forma desproporcionada a estudiantes en desventaja social y económica.

Con respecto al abandono educativo temprano en España, pese a que la tasa se ha reducido sustancialmente en las últimas décadas, nuestro país registra la tasa más alta de la Unión Europea (17,3%), siete puntos por encima de la media, incumpliendo así con el objetivo de la Estrategia Europea 2020 de reducir la tasa al 15%, que ya daba un trato preferencial a España en comparación con el objetivo del 10% para la mayoría de los países. De acuerdo con el informe, las diferencias existentes por nivel socioeconómico del hogar del que provienen los y las jóvenes es uno de los factores explicativos más importantes para entender esta alta tasa de abandono: tres de cada diez jóvenes en hogares con menos recursos abandonan los estudios al terminar la educación obligatoria, frente a solo 0,4 de cada 10 en hogares con más recursos, una diferencia de 7,5.

Asimismo, los datos señalan que los niños, niñas y adolescentes pertenecientes a hogares con un nivel socioeconómico menor tienen una tasa de repetición 5,5 veces superior a los que viven en hogares con más recursos. De hecho, la repetición es una práctica extendida en el sistema educativo español. Sin embargo, el impacto de la repetición en las trayectorias educativas no es el mismo según el origen social del alumnado: la probabilidad de abandonar los estudios de forma prematura de un/a estudiante repetidor/a en un hogar con un nivel educativo bajo es más elevada que la probabilidad de un/a estudiante repetidor/a en un hogar con un nivel más alto.

Reducir las altas tasas de abandono educativo temprano y repetición, específicamente, su mayor incidencia en los y las menores de hogares con menos recursos económicos y educativos, es otro de los grandes retos del sistema educativo. La elevada tasa de repetición que presenta España es disfuncional por tres razones clave: es costosa, ineficiente y desigualadora.

Por otro lado, la pandemia actual de la COVID-19 así como el confinamiento decretado durante el Estado de alarma, entre los meses de marzo y junio, ha puesto de manifiesto la brecha social digital existente en España. De este modo, los niños, niñas y jóvenes que viven en hogares con dificultades se enfrentan a una triple desventaja digital en acceso a internet, equipamiento, y uso de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC). Esta brecha incrementa aún más la brecha educativa ya existente, especialmente, cuando no se puede garantizar la educación presencial.

El informe advierte de que todo lo anterior afecta a toda la sociedad en su conjunto, al desperdiciar el talento de una parte de su población, que no podrá desarrollar plenamente sus capacidades. Por ello, el desafío de la acción de Gobierno es generar oportunidades para que todos los y las menores, principalmente aquellos y aquellas en situación de mayor vulnerabilidad, puedan desarrollarse plenamente.

El documento puede encontrarse a través del siguiente enlace:

Pobreza infantil y desigualdad educativa en España

Artículos Relacionados
Decálogo para la atención en salud mental desde la dignidad y participación social
Buenas prácticas para la inserción sociolaboral de jóvenes en situación de exclusión
Recordando a Ignacio-Martín Baró-Entrevista a Amalio Blanco, Catedrático emérito de Psicología en la Universidad Autónoma de Madrid y Académico de número de la Academia de Psicología de España
Los hogares monomarentales sufren una mayor vulnerabilidad, según un informe del Alto Comisionado contra la Pobreza Infantil del Gobierno de España
El futuro de los niños tras la pandemia de COVID-19, informe de UNICEF
La psicología en el abordaje de la pobreza, informe de la BPS
El acceso a la educación en las poblaciones desplazadas por el cambio climático, informe de la UNESCO
Declaración de la Alianza europea por la inversión en la Infancia