El pasado mes de diciembre, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó la Década del Envejecimiento Saludable (2020-2030), una iniciativa cuyo objetivo es el de apoyar el envejecimiento saludable e impulsar la acción internacional para mejorar, tanto la vida de las personas mayores, como la de sus familias y comunidades, especialmente tras la pandemia del COVID-19, que ha puesto de relieve la gravedad de las brechas existentes en las políticas, los sistemas y los servicios en todo el mundo.

Tal y como señala la ONU en su documento de Resolución (que sigue a la aprobación del Decenio por parte de la Asamblea Mundial de la Salud), la decisión de proclamar el período comprendido entre 2021 y 2030 como Decenio de las Naciones Unidas del Envejecimiento Saludable, viene dada por la previsión de que, para 2030, el número de personas mayores de 60 años crecerá un 38% (de 1.000 millones a 1.400 millones), y superará globalmente a la juventud. Se espera que este incremento será mayor y más rápido en el mundo en desarrollo, siendo necesario prestar más atención a los problemas específicos que afectan a las personas de edad e imprescindible promover y proteger los derechos humanos y la dignidad de estas personas.

Autor: Lina Kivaka Fuente: pexels Fecha descarga: 09/01/2021

Asimismo, con la declaración de este decenio, se avala la necesidad de fomentar un envejecimiento saludable en todo el mundo, concretamente, la de cambiar la forma en que pensamos, nos sentimos y actuamos ante la edad y el envejecimiento, garantizar que las comunidades fomenten las capacidades de las personas de edad, promover la salud aplicando medidas de política como la concienciación sobre los estilos de vida saludable y la alfabetización sanitaria y la promoción de la seguridad y salud ocupacionales a lo largo de la vida, prestar servicios de atención integrada y de atención primaria de salud que respondan a las personas de edad y brindar acceso a la atención crónica a las personas de edad que la necesiten.

La ONU pone de manifiesto la contribución esencial que las personas de edad pueden seguir haciendo al funcionamiento de las sociedades y a la implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, así como la importancia de brindarles oportunidades para que participen activamente en la sociedad y hagan contribuciones importantes a ella, garantizando la igualdad de oportunidades para que las personas de edad puedan disfrutar plena y efectivamente de sus derechos humanos y desarrollar plenamente su potencial humano.

Sin embargo, manifiesta su preocupación ante la posibilidad de que muchos sistemas de salud no estén suficientemente preparados para dar respuesta a las necesidades de una población que envejece con rapidez.

Atendiendo a lo anterior y al hecho de que la prevalencia de la discapacidad aumenta con la edad y muchas personas de edad viven con una discapacidad, la ONU considera urgente una década de acción mundial concertada sobre el envejecimiento saludable, y exhorta a los Estados Miembros y a otras instancias a que tomen medidas o refuercen las vigentes para prevenir, vigilar y abordar los efectos desproporcionados de la pandemia en las personas mayores, incluyendo los riesgos particulares que afrontan estas personas en el acceso a los servicios de protección social y de salud, y a que velen por que las decisiones en materia de atención de la salud que afecten a las personas de edad, respeten la dignidad de estas y promuevan sus derechos humanos, incluido el derecho al disfrute del más alto nivel posible de salud física y mental.

La Resolución pide también a la Organización Mundial de la Salud que lidere la implementación del Decenio, en colaboración con las otras organizaciones de la ONU. A este respecto, la OMS ha anunciado que dirigirá este trabajo en estrecha colaboración con el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas y sus comisiones regionales, el Fondo de Población de las Naciones Unidas, la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, ONU Hábitat, ONU Mujeres, Banco Mundial y otras organizaciones internacionales y regionales relevantes.

Fuente: ONU

Artículos Relacionados
Se estima un aumento de la tasa de dependencia de las personas mayores en las próximas décadas, según un informe de la Comisión Europea
Nueva guía para promover entornos amigables con las personas mayores y facilitar un envejecimiento activo y saludable
Portal de datos sobre envejecimiento de la OMS
La necesidad urgente de cuidar a las personas mayores en la pandemia por coronavirus –comunicado de la EFPA
Los costes asociados con la Demencia se incrementarán en las próximas décadas, según un informe