Una buena manera de instaurar hábitos saludables en el uso y consumo de nuevas tecnologías es establecer unas pautas y unas normas previas con los hijos menores. Los videojuegos pueden llegar a generar adicción o consumo excesivo en los menores, así como suponer un riesgo frente a la exposición de abusadores sexuales que lo utilizan como una herramienta para establecer contacto con los menores durante el juego online.

Con el objetivo de prevenir estos riesgos, la plataforma Empantallados, una plataforma digital para ayudar a padres y madres a aprovechar la tecnología como una oportunidad más para educar, ha elaborado un documento de “Contrato para jugar a videojuegos”, de forma que se le explique al menor las condiciones para el uso de estas herramientas y se consiga su compromiso en seguir unas normas.

Fuente: www.pexels.com Artista:
thiago japyassu Fecha descarga: 02/02/2021

Algunos de los aspectos que se contemplan en el contrato son: que la consola estará en zonas comunes, que los juegos se elegirán de manera conjunta, que el menor se compromete a consultar a los padres antes de comprar ningún juego, que el juego multijugador será con amigos exclusivamente, que se usará un pseudónimo y nunca se revelará información personal, que se compartirán los tiempos de juego, etc.

Se puede acceder al recurso en el siguiente enlace:

Contrato para jugar a videojuegos

Artículos Relacionados
Campaña de sensibilización de las adicciones sin sustancia de la UNAD
El Observatorio Español de las Drogas y las Adicciones lanza una encuesta sobre uso de Internet, videojuegos y juego con dinero online
¿Los videojuegos violentos fomentan el uso de la violencia?, Resolución de la APA
Materiales educativos para proteger a los menores contra los riesgos de internet
Guía para adaptar a la diversidad el diseño de juegos, juguetes y videojuegos, garantizando su accesibilidad