Actualmente, hay cerca de 650 millones de personas en el mundo con necesidades intensas de apoyo para la autonomía personal, por padecer alguna discapacidad de tipo física, mental o sensorial, lo que supone aproximadamente el 10% de la población mundial.

En España, los datos más fiables provienen de la Encuesta sobre Discapacidades, Deficiencias y Estado de Salud llevada a cabo por el Instituto Nacional de Estadística. Si bien estas cifras están referidas al año 1999, y no incluyen los establecimientos colectivos, como las residencias de ancianos y los centros residenciales para personas con discapacidades severas, aportan datos que reflejan la magnitud de este problema. Según estas cifras, hay en nuestro país más de tres millones y medio de personas con alguna discapacidad, lo que supone una tasa de prevalencia del 9%, que aumenta a un 32% en el grupo de población mayor de 65 años. Respecto al sexo, es mayor el número de mujeres (10.3%) que el de hombres (7.7%), diferencia que es todavía más marcada si se toman en cuenta únicamente a los mayores de 45 años.

La interrelación de factores demográficos, médicos y sociales se ha traducido en un constante incremento de las personas en situación de dependencia por discapacidad, convirtiéndose la atención a las necesidades de este sector de la población en uno de los grandes retos de la política social en todos los países desarrollados. No cabe duda de que estas personas no disfrutan de las oportunidades que tiene la población general y se enfrentan diariamente a un cúmulo de obstáculos físicos y sociales que les impiden desplazarse, recibir educación, conseguir empleo, tener acceso a la información u obtener el adecuado cuidado sanitario.

La dificultad que encuentran estas personas para integrarse en una sociedad, y ser aceptadas, es responsabilidad de todos, lo que insta al conjunto de la sociedad a firmar un compromiso en la búsqueda de una mayor equiparación e igualdad de derechos y oportunidades para todos.

Consciente del número de personas afectadas por este problema, desde 1983 la Asamblea General de las Naciones Unidas ha declarado el 3 de Diciembre como el "Día Internacional de las Personas con Discapacidad", con el propósito de promover la toma de conciencia y de medidas para mejorar la situación y garantizar la igualdad de oportunidades para las personas con alguna discapacidad.

Con motivo de la celebración de este día, que coincide con el Año Europeo de la Igualdad de Oportunidades para Todos, Infocop Online ha querido entrevistar para sus lectores a Tomás Castillo Arenal, psicólogo especializado en el campo de la discapacidad y las limitaciones humanas.

  LA CAPADIDAD DE LOS DISCAPACITADOS- ENTREVISTA A TOMÁS CASTILLO ARENAL

 

Artículos Relacionados
EFECTOS DE UN PROGRAMA DE ENTRENAMIENTO EN SOLUCIÓN DE PROBLEMAS PRÁCTICOS APLICADO A PERSONAS CON DISCAPACIDAD INTELECTUAL
HABILIDADES SOCIALES Y COMUNICATIVAS EN PERSONAS CON TRASTORNOS DEL ESPECTRO AUTISTA DE ALTO FUNCIONAMIENTO: PROGRAMA DE ENTRENAMIENTO
CONTEXTO FAMILIAR DE ESTUDIANTES UNIVERSITARIOS CON DISCAPACIDAD MOTORA O SENSORIAL
ACOSO PSICOLÓGICO EN EL TRABAJO (MOBBING) EN TRABAJADORES DE CENTROS DE ASISTENCIA A PERSONAS CON DISCAPACIDAD
MALTRATO Y DISCAPACIDAD VISUAL
DÍA INTERNACIONAL DE LA DISCAPACIDAD: IMPLICACIONES DE LA LEY DE DEPENDENCIA – ENTREVISTA A MIGUEL A. VERDUGO
CÓMO MEJORAR LA CALIDAD DE VIDA DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD. INSTRUMENTOS Y ESTRATEGIAS DE EVALUACIÓN
DÍA MUNDIAL DISCAPACIDAD - MIGUEL ÁNGEL VERDUGO: LAS LÍNEAS DE MAYOR FERTILIDAD EN DISCAPACIDAD SE ESTÁN DANDO EN EL CAMPO DE LA PSICOLOGÍA
SEXUALIDAD EN PERSONAS CON DISCAPACIDAD: EL ROL DE LOS PSICÓLOGOS
BURNOUT EN MONITORES DE PERSONAS DISCAPACITADAS