La pandemia por COVID-19 ha disparado aún más las violaciones cometidas contras los niños, situándolos en mayor riesgo de captación por parte de grupos armados en zonas de conflicto, y de violencia sexual o secuestro. Así lo ha establecido el Relator Especial del Secretario General para los Niños y los Conflictos Armados de la ONU, mostrando su preocupación ante las graves violaciones cometidas contra los niños en los últimos años.

Por este motivo, la ONU ha lanzado la campaña Actuar para Proteger a los Niños Afectados por los Conflictos (campaña ACT). Se trata de una campaña mundial cuyo objetivo es generar una mayor conciencia y acción para proteger a los niños afectados por la guerra.

 

 

Tal y como ha señalado el relator especial de la ONU, “el impacto de la pandemia de COVID-19 es abrumador: la pobreza y la falta de oportunidades aumentan aún más los factores de riesgo para el reclutamiento y uso de niños por las fuerzas armadas y grupos armados, así como para la violencia sexual o el secuestro”. Las oportunidades para la educación de estos menores, que constituían una vía de protección alternativa frente a estos tipos de violencia, se han visto interrumpidas por la guerra y los desplazamientos y ahora por la pandemia.

La campaña ACT, que tendrá una duración de tres años, establecerá medidas para fortalecer la colaboración entre las Naciones Unidas, la sociedad civil y la comunidad internacional para apoyar acciones diseñadas a poner fin y prevenir las violaciones graves cometidas contra los niños en tiempos de conflicto.

En este sentido, a través de la campaña se busca la colaboración de las partes interesadas y organizaciones para trabajar hacia la ratificación y aplicación universales del Protocolo Facultativo de la Convención sobre los Derechos del Niño relativo a la participación de niños en los conflictos armados, conseguir un respaldo universal de los compromisos internacionales para fortalecer las normas y estándares para la protección de los niños, como la Declaración de Escuelas Seguras, los Principios de París y los Principios de Vancouver y participar en mejores formas de acoger y proteger a los niños huérfanos de guerra y a los menores no acompañados en situaciones de desplazamiento.

“Los niños están pagando trágicamente el precio más alto y tenemos la responsabilidad conjunta de construir un sistema sostenible que proteja a todos los niños en todo momento”, ha recordado el Relator Especial.

Más información aquí.

 

Artículos Relacionados
Expertos de la ONU instan a reforzar el marco legal para la comunicación de casos de abuso sexual infantil online
La ONU insta a acelerar la adaptación al cambio climático para evitar graves daños humanos y económicos
Expertos de la ONU reclaman la vacunación de todos los migrantes frente a la COVID-19
Expertos de la ONU advierten: la discapacidad no puede ser una razón para permitir la muerte asistida médicamente
El Relator Especial de la ONU cuestiona el modelo biomédico en salud mental e insta a adoptar un enfoque alternativo
La ONU realiza un llamamiento para garantizar los derechos humanos durante la pandemia
El Relator Especial de la ONU insta a adoptar un enfoque alternativo al modelo biomédico para promover la salud mental
La ONU advierte del impacto del COVID-19 sobre la salud mental de los y las menores
La ONU recomienda que la prescripción de psicofármacos sea el último recurso en los trastornos de comportamiento infantiles
La ONU crea una comisión para paliar el déficit de profesionales sanitarios en el mundo
Es necesario invertir en Salud Mental, si queremos un mundo más feliz - Wold Happiness Report 2013
Contribuciones de la Psicología en la agenda de desarrollo de la ONU, Día mundial de la Psicología
La construcción de la resiliencia entre los refugiados - Día de la Psicología en la ONU