La Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social ha presentado, un año más, los resultados de la Encuesta Domiciliaria sobre alcohol y drogas en España (EDADES) correspondiente a 2019/20.

Este estudio bienal consiste en una Encuesta sobre Alcohol y otras Drogas realizada a la población española de 15 a 64 años residente en hogares, con el objetivo de diseñar y evaluar políticas dirigidas a prevenir el consumo de drogas y otras adicciones y los problemas derivados de estas conductas. Los datos obtenidos permiten conocer también las características sociodemográficas de los consumidores y patrones de consumo, así como la percepción que tiene la sociedad sobre la disponibilidad de drogas y el riesgo ante diversas conductas de consumo.

Como novedad, en las últimas ediciones se han ido incorporando algunos contenidos relacionados con las adicciones sin sustancia o comportamentales, principalmente, sobre los problemas asociados a los juegos de azar y al uso de las nuevas tecnologías de comunicación, en línea con la inclusión de esta área en la Estrategia Nacional de Adicciones 2017-2024 del Plan Nacional sobre Drogas.

Foto: Anna Shvets Fuente: pexels Fecha descarga: 01/03/2021

A continuación, presentamos algunas de las principales conclusiones del Estudio:

  • Prevalencia de consumo de drogas

    • El alcohol es la sustancia psicoactiva con mayor prevalencia de consumo: el 93,0% de la población de 15 a 64 años afirma haber consumido bebidas alcohólicas alguna vez en la vida. Este indicador aumenta respecto al dato de 2017 (91,2%).

      Por lo que respecta al consumo en el último año, el 77,2% de la población ha consumido alguna bebida alcohólica, destacando como la sustancia psicoactiva más extendida también dentro de este tramo temporal.

      El consumo de alcohol en los últimos 30 días se sitúa en un 63,0%, prevalencia prácticamente igual a la que se obtuvo en 2017 (62,7%). Sin embargo, se observa un incremento de consumo diario de alcohol (8,8%) con respecto a la edición anterior, cuando se registró el menor porcentaje de la serie histórica (7,4%), rompiendo así la tendencia descendente que comenzó en el año 2011.

    • Por detrás del alcohol, el tabaco es la sustancia psicoactiva más consumida en España entre la población de 15 a 64 años, con una prevalencia de consumo alguna vez en la vida del 70,0%. Evolutivamente, existe mucha estabilidad con respecto al año 2017, registrándose un ligero repunte en esta medición (69,7%). Asimismo, el 39,4% declara haber fumado tabaco en los últimos 12 meses.

      En relación con la prevalencia del consumo mensual de tabaco, el 36,8% de las personas afirman haber fumado tabaco cada día durante los últimos 30 días, registrándose un descenso en la prevalencia con respecto a los últimos datos registrados (38,8%). Por otro lado, se reduce en 1,7 puntos la prevalencia de consumo diario de tabaco, observándose una prevalencia actual de consumo de 32,3%.

    • Los hipnosedantes con o sin receta médica se sitúan como la cuarta sustancia con más prevalencia en España por detrás del cannabis. Su prevalencia de consumo alguna vez en la vida se sitúa en el 22,5% lo que supone un aumento de 1,7 puntos porcentuales respecto al dato de 2017, siguiendo así con la tendencia creciente observada desde 2015.

      El 12,0% de los españoles de entre 15 y 64 años declara haber consumido hipnosedantes, ya sea con o sin receta, en el último año y el 8,6% lo ha hecho durante el último mes, prevalencia que ha aumentado respecto al dato de 2017 (7,5%). De igual modo, el consumo diario también ha aumentado este último año alcanzando el 6,4% y rompiendo la tendencia decreciente que había tomado desde 2015.

    • En relación con el consumo de drogas ilegales, el cannabis es, con mucha diferencia, la que está más extendida en España. En términos evolutivos, continúa la tendencia creciente de consumo iniciada desde el 2013, registrándose en 2019 el máximo valor de la serie histórica (37,5%) y superando en 2,3 puntos porcentuales los datos de 2017 (35,2%).

      El 10,5% de las personas de 15 a 64 años reconoce haber consumido cannabis alguna vez en los últimos 12 meses, proporción que ha disminuido en 0,5 puntos en comparación con los datos obtenidos en 2017 (11,0%).

      También desciende el consumo de cannabis durante el último mes, lo que supone una reducción de alrededor de 1 punto porcentual con respecto a los últimos datos (8,0% frente a un 9,1%). Con respecto al consumo diario de esta sustancia, un 2,9% de la población declara hacerlo, alcanzando esta edición el máximo porcentaje de la serie histórica en este dato.

    • La cocaína es la segunda droga ilegal más consumida en España: el 11,2% de la población de 15 a 64 años reconoce haberla consumido alguna vez en la vida, indicador que se ha incrementado en casi 1 punto porcentual en comparación con el año 2017.

      La prevalencia de consumo de cocaína en polvo durante el último año se mantiene alrededor del 2% como viene siendo habitual en las últimas mediciones. El resto de las drogas ilegales tienen un consumo muy residual, por debajo del 1%, dentro de este tramo temporal.

    • El 15,2% de la población de España de 15 a 64 años reconoce haber consumido analgésicos opioides con o sin receta en alguna ocasión, siendo la codeína y el tramadol los que presentan una mayor prevalencia. El consumo de estas sustancias está más extendido entre las mujeres que entre los hombres, aumentando en ambos grupos su prevalencia a medida que lo hace la edad. Evolutivamente se aprecia un aumento en la prevalencia de consumo tanto en hombres como en mujeres, registrando el crecimiento más ligero en las mujeres en el tramo temporal de alguna vez en la vida.

    • El porcentaje de personas que ha consumido éxtasis alguna vez en su vida ha registrado en 2019/2020 el máximo de la serie histórica (5,0%). Entre aquellos que consumen esta droga, la edad media de inicio de consumo se sitúa en los 20,7 años, dato algo inferior al obtenido en 2017 (21,1 años).

    • Tal y como se ha venido observando en los últimos años, las prevalencias de consumo alguna vez en la vida de GHB, anfetaminas y metanfetaminas se mantienen por debajo del 5%. Por su parte, la prevalencia de consumo de alucinógenos (incluyendo ketamina y setas mágicas) se ha incrementado 1 punto porcentual con respecto al año 2017, llegando en esta edición hasta el 5,5%, y registrando el máximo histórico desde el año 1995.

      Asimismo, el consumo de heroína, de inhalables volátiles y cocaína base sigue siendo residual entre la población.

    • La prevalencia de consumo de bebidas energéticas durante los últimos 30 días se sitúa en el 12,3% en la población española de 15 a 64 años. El consumo de este tipo de bebidas está más extendido entre los hombres que entre las mujeres (15,3% entre los hombres y 9,1% entre las mujeres) para todos los grupos de edad, y disminuye a medida que aumenta la edad, siendo mayor entre los más jóvenes de 15 a 24 años, donde su prevalencia de consumo en el último mes alcanza el 32,2% (38,3% en hombres y 25,7% en mujeres).

      De este modo, los datos revelan que la prevalencia de consumo de este tipo de bebidas en el último mes es superior entre aquellos que han consumido en el mismo período otras sustancias psicoactivas. La única excepción la constituyen los hipnosedantes. En este sentido, destaca lo extendido que está el consumo de bebidas energéticas entre aquellos que se han emborrachado (29,9%), entre quienes han hecho binge drinking (25,7%) y entre los que han consumido cannabis en el último mes (32,5%). Asimismo, el consumo de bebidas energéticas mezcladas con alcohol está igualmente más extendido entre los que consumieron sustancias psicoactivas que entre los que no.

  • Consumo en función de la edad de inicio y el género

    • El alcohol y el tabaco son las sustancias que empiezan a consumirse de forma más precoz (16,7 y 16,6 años, respectivamente).

    • En cuanto a las drogas ilegales, el cannabis es la sustancia que empieza a consumirse a una edad más temprana (18,5 años), disminuyendo notablemente según aumenta la edad, situación que se repite tanto en hombres como en mujeres. La edad de inicio de consumo se ha mantenido entre los 18 y los 19 años a lo largo de toda la serie histórica.

    • En el lado opuesto, los hipnosedantes son las sustancias psicoactivas que, por término medio, comienzan a consumirse a una edad más avanzada (34,4 años), siendo ligeramente inferior la edad media de inicio en el consumo de hipnosedantes sin receta (30,6 años).

    • Cabe destacar que el alcohol es la sustancia que obtiene una mayor prevalencia de consumo tanto entre los hombres (95,5%) como entre las mujeres (90,4%), habiendo sido consumida alguna vez en la vida por la gran mayoría de la población de ambos sexos.

    • El consumo de hipnosedantes con o sin receta aumenta de forma directamente proporcional a la edad de la población, y este aumento es más destacado entre las mujeres. Así, en los últimos 12 meses se registra una diferencia de más de 15 puntos porcentuales entre el grupo de mujeres de 15 a 24 años (6,5%) y el de 55 a 64 años (22,2%).

      A diferencia del consumo de hipnosedantes con o sin receta, el informe destaca que la prevalencia de consumo de hipnosedantes sin receta es muy similar en todos los grupos de edad disminuyendo ligeramente en los mayores de 44 años y siendo esta prevalencia de consumo mayor en hombres que en mujeres tanto en los mayores de 44 años como en los menores de 25.

    • Analizando la edad media de inicio de consumo de las diferentes drogas en función del género, se aprecia que son los hombres los que comienzan a consumir antes aquellas sustancias psicoactivas que registran mayores prevalencias (alcohol, tabaco, cannabis y cocaína). Incluso en el caso de los hipnosedantes, para los que se registra mayor prevalencia de consumo entre las mujeres, los hombres empiezan a consumirlos con menor edad que las mujeres.

    • Los hipnosedantes constituyen la única sustancia consumida por una mayor proporción de mujeres que de hombres, siendo la diferencia entre ambos sexos de alrededor de 8 puntos porcentuales. Aproximadamente una cuarta parte de las mujeres ha consumido alguna vez en su vida hipnosedantes con o sin receta (26,8%), frente al 18,3% de los hombres que manifiestan haberlos consumido alguna vez.

    • Es en el consumo del cannabis donde se obtiene la mayor diferencia de prevalencias entre ambos sexos (el 46,3% de los hombres han consumido cannabis alguna vez en la vida frente al 28,7% de mujeres), lo que se traduce en una diferencia de casi 20 puntos porcentuales. Evolutivamente, al igual que ocurrió en 2017, se ha registrado en ambos sexos el máximo histórico de consumo de cannabis.

    • Otra diferencia considerable es la registrada para el consumo de tabaco, siendo cercana a 10 puntos porcentuales la diferencia entre la prevalencia de consumo de los hombres y de las mujeres (74,9% y 65,1%, respectivamente), diferencia que se ha mantenido bastante estable a lo largo de los años.

  • Consumo con otras sustancias

    • Durante el último año, el 40,4% de la población admite haber consumido dos o más sustancias psicoactivas diferentes, es decir, realizó policonsumo, dato ligeramente inferior al obtenido en 2017 (41,2%). Por otro lado, el 44,7% de los individuos consumió solamente una sustancia.

    • El 58,5% de las personas que han hecho botellón en el último año han realizado policonsumo de sustancias en dicho periodo. El alcohol constituye la sustancia con una mayor prevalencia de consumo, cuyo porcentaje se eleva de un 94,7% a un 99,2% según aumenta el número de sustancias consumidas a la vez (de 2 a 4 o más).

    • Cabe destacar que el 23,2% de los que han consumido hipnosedantes sin receta en el último año lo han consumido mezclado solo con alcohol, el 16,2% lo ha mezclado únicamente con drogas ilegales y el 13,4% de estos han consumido los hipnosedantes sin receta junto con alcohol y con drogas ilegales al mismo tiempo. El informe destaca que el 23,2% de los que han consumido hipnosedantes sin receta en el último año lo ha hecho mezclado sólo con alcohol. Las cifras revelan que el hábito de mezclar los hipnosedantes con alcohol y/o con drogas ilegales es bastante más común en los hombres que en las mujeres.

    • La práctica totalidad de los consumidores de cannabis ha bebido alcohol y ha fumado tabaco en el último año. Nueve de cada diez personas que han consumido cannabis en el último mes reconocen haber consumido tabaco en este periodo (89,8%), disminuyéndose esta proporción hasta el 32,2% entre los que no han consumido cannabis, lo que confirma la estrecha relación en términos de consumo que existe entre ambas sustancias.

    • En función de la edad y el género, el porcentaje más elevado de policonsumo lo encontramos entre los hombres de 25 y 34 años, donde aproximadamente la mitad de los individuos ha realizado policonsumo en el último año. Sin embargo, es en el tramo de 45 a 54 años, donde las mujeres obtienen el porcentaje más alto de policonsumo, tramo de edad en el que aproximadamente 4 de cada 10 mujeres ha consumido dos o más sustancias diferentes durante los últimos 12 meses.

  • Percepción de disponibilidad

    • El cannabis destaca sobre el resto de sustancias en lo que a accesibilidad se refiere: el 59,4% opina que le sería fácil o muy fácil conseguir esta sustancia en 24 horas, proporción inferior a la registrada en 2017 (63,3%). Se puede apreciar que, desde el año 2009, se viene produciendo un ligero descenso en la percepción de disponibilidad de esta sustancia.

    • Por detrás del cannabis, la cocaína en polvo es la sustancia ilegal que más personas perciben como fácil o muy fácil de obtener en 24 horas (42,1%), seguido del éxtasis (26,7%) y la cocaína en forma de base (24,8%).

    • En lo referente a las sustancias psicoactivas legales, el 28,6% de los individuos de 15 a 64 años reconocen que les resultaría sencillo conseguir hipnosedantes sin receta en 24 horas, proporción inferior a la que se registraba en 2017 (32,8%).

  • Razones por las que consumen

    • Las razones esgrimidas por los individuos que consumen bebidas alcohólicas, con independencia del sexo, alrededor del 40% de los consumidores de alcohol declaran hacerlo porque es divertido y anima las fiestas. En segundo lugar, uno de cada cuatro individuos consume alcohol porque le gusta cómo se sienten después de beber. Según va aumentando la edad, son menos los que beben alcohol debido a que es divertido y anima las fiestas y más los que beben porque creen que es saludable o forma parte de una alimentación equilibrada.

  • Problemas relacionados con el consumo de medicamentos, alcohol u otras drogas

    • En una considerable proporción de consumidores de cannabis, el patrón de consumo de esta sustancia aumenta el riesgo de padecer efectos sobre la propia salud, desarrollar dependencia, obtener peor rendimiento académico o laboral, etc.

  • Riesgo percibido

    • Aumenta el riesgo percibido ante el consumo de la mayoría de las drogas, siendo mayor la percepción de este riesgo entre las mujeres. Comparativamente entre ambos sexos, las mayores diferencias se encuentran en relación con el consumo de alcohol, cannabis y uso de Internet.

    • La opinión de la población es generalizada cuando se opina sobre el consumo de la cocaína: el 93,4% manifiesta que consumir esta sustancia una vez o menos al mes, puede producir muchos o bastantes problemas de salud.

    • En opinión del 92,2% de los encuestados, fumar un paquete de tabaco diario produciría muchos o bastantes problemas para la salud, un dato ligeramente inferior al registrado el año anterior (93%).

    • El consumo de alcohol de manera habitual (consumo 5-6 copas/cañas el fin de semana) es percibido como un riesgo por algo más de la mitad de la población (50,2%).

    • Para el 66,3% de las personas, el consumo esporádico de cannabis podría ser bastante o muy perjudicial para la salud.

    • Poco más del 80% de la población opina que consumir hipnosedantes una vez por semana o más conlleva riesgo. Con respecto a la percepción de riesgo de consumo de esta sustancia psicoactiva en el tramo temporal de una vez o menos al mes, se establece en 65,3%, elevándose más de 3 puntos porcentuales con respecto a 2017.

    • De la misma manera que se observa con los hipnosedantes, la percepción de riesgo del consumo de analgésicos opioides una vez por semana o más supera el 80%. Mientras que, consumir analgésicos opioides una vez o menos al mes, puede producir muchos o bastantes problemas para 7 de cada 10 personas (70,6%).

    • Un 72,4% de la población advierte de la gravedad de jugar a juegos con dinero o apuestas semanalmente; y en el caso del uso frecuente de Internet, aproximadamente el 70% de los encuestados considera que pasar más de 3 horas al día utilizando la Red podría ser un problema importante.

  • Acciones para paliar el problema de las drogas

    • En relación con las políticas sobre el consumo de alcohol, la medida más popular es la de incluir advertencias en los envases sobre los daños que el consumo puede producir en el organismo, estando de acuerdo 8 de cada 10 individuos.

    • Alrededor del 40% de los hombres opinan que la legalización del cannabis es muy importante para resolver el problema de las drogas, frente a un 33,9% de las mujeres.

    • La medida para solventar el problema de consumo de drogas en España que cuenta con un mayor grado de apoyo (un 90%) es la educación en las escuelas. A lo largo de la serie histórica, esta acción siempre ha sido la que ha contado con un mayor número de apoyos.

Se puede acceder directamente al informe a través del siguiente enlace:

Observatorio Español de las Drogas y las Adicciones. Encuesta sobre alcohol y otras drogas en España, EDADES 2019/20. Madrid: Ministerio de Sanidad. Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas; 2021. 93p.  

Artículos Relacionados
Riesgos del consumo de alcohol y otras drogas en la incidencia y gravedad de los accidentes de tráfico, según la DGT
Antes de la pandemia, ya se registró un incremento del uso compulsivo de Internet, según la encuesta EDADES 2019/20
Nueva campaña dirigida a adolescentes para prevenir el contagio de COVID-19
Los hipnosedantes siguen siendo la tercera sustancia con más prevalencia en España-nueva encuesta EDADES
Violencia sexual y consumo de sustancias en jóvenes, nueva guía
Los hipnosedantes son la cuarta sustancia más consumida y en la que se advierte mayor percepción de riesgo-Nueva encuesta ESTUDES 2018/19
Los problemas personales, de salud y psicológicos, habituales entre los consumidores de Cannabis-Nuevo informe