“En la actualidad tenemos el convencimiento de que el estigma es uno de los factores psicológicos y sociales que tienen una mayor incidencia en la aparición y mantenimiento de estereotipos, prejuicios y discriminación en nuestras sociedades”. Así da comienzo la Guía de buenas prácticas contra el estigma, recientemente publicada por la Cátedra UCM - Grupo 5 Contra el Estigma.

La guía, dirigida a profesionales sanitarios y responsables de los servicios de salud mental, pretende ofrecer recomendaciones de pautas de actuación eficaces para combatir activamente el estigma y la discriminación en salud mental. Para ello, define los indicadores, basados en la evidencia científica, que favorecen la elaboración y evaluación de buenas prácticas, puesto que, tal y como se advierte en el documento, no todas las iniciativas que se anuncian como buenas prácticas cumplen con los requisitos de serlo.

Para ello, los autores de la guía realizan una revisión de los indicadores e intervenciones más útiles sobre buenas prácticas en la lucha contra el estigma en salud mental y proponen un instrumento de evaluación que permite establecer el grado de calidad de la práctica a desarrollar o a evaluar.

La publicación incluye una serie de capítulos que abordan la definición de lo que debe considerarse una buena práctica, el impacto del estigma en la salud mental, la metodología empleada para la localización de los indicadores de buenas prácticas, principales propuestas de indicadores de buenas prácticas, propuesta específica de buenas prácticas contra el estigma de los trastornos mentales y la escala buenas prácticas contra el estigma.

Más información aquí.

Artículos Relacionados
Guía de recursos para hacer frente a la exclusión y a discriminaciones por orientación sexual e identidad de género durante la crisis por COVID-19
¿Qué retos enfrentan las personas con discapacidad en la expresión de su libertad sexual?
En la prevención del suicidio es fundamental erradicar los mitos en torno al mismo, según Mental Health Europe
Estigma y salud mental
La WFMH advierte de la estigmatización y criminalización que sufren las personas que consumen drogas