La creencia generalizada de que los problemas de salud mental están íntimamente relacionados con la violencia no tiene base científica alguna. No es cierto que las personas con trastornos mentales sean más agresivas ni tengan más probabilidades de cometer actos violentos que las personas sin estos problemas.

Así lo ha afirmado la Confederación Salud Mental España en una nota de prensa publicada con motivo de las recientes informaciones recogidas en diversos medios, en las que se ha incidido en el problema de salud mental de la persona identificada como autora de la carta amenazante enviada a la ministra de Turismo, Comercio e Industria, Reyes Maroto, atribuyendo la causa de este acto violento a su diagnóstico de esquizofrenia (de forma automática, sin contrastar y sin conocer los resultados de la investigación).

Salud Mental España ha mostrado su rechazo ante el tratamiento mediático que se está realizando de este caso, denunciando, a su vez, la irresponsabilidad de algunos medios de comunicación al emitir informaciones basadas en prejuicios y estereotipos, que no hacen sino “fomentar la discriminación y el odio hacia colectivos maltratados y vulnerables ya de por sí”.

Foto: Suzy Hazelwood Fuente: pexels Fecha descarga: 28/04/2021

Tal y como ha señalado la Confederación, una conducta violenta no puede justificarse a causa de un problema de salud mental, dado que muy pocas veces existe una sola razón que explique un comportamiento de este tipo, el cual puede deberse a otros factores como problemas socioeconómicos, educacionales, consumo de drogas, violencia de género, etc. De hecho, los datos indican que sólo entre un 3 y un 5% de los actos violentos que ocurren en la comunidad son atribuibles a problemas de salud mental, siendo más numerosas las ocasiones en las que este colectivo es víctima de agresiones, malos tratos y abusos, que responsable de un acto violento.

En palabras del presidente de Salud Mental España, Nel González Tampico, “de la misma forma que las noticias no recogen si una persona que ha cometido un acto violento tiene diabetes o es hipertensa, no deberían hacerlo tampoco cuando tiene un problema de salud mental. Implícita e injustamente, los medios que así lo hacen, están presuponiendo que es la causa, sin haberlo contrastado. Y esto está lejos de ajustarse a la ética periodística”.

Dado el daño que este tipo de informaciones puede ocasionar en las personas con problemas de salud mental, vulnerando sus derechos, entre otras consecuencias negativas, Salud Mental España insta a los medios a huir del sensacionalismo y reflexionar profundamente sobre este tema, recogiendo varios ejemplos de tratamiento correcto e incorrecto de esta noticia, y estableciendo una serie de recomendaciones orientadas a informar sin estigmas:

  • No vincular de forma automática la violencia con los problemas de salud mental, evitando así uno de los estereotipos que más daño hace al colectivo.

  • Entender y reflejar que las personas, sanas o enfermas, son ante todo personas, y que todo individuo tiene múltiples facetas (laboral, personal, familiar, etc.).

  • Evitar etiquetar a las personas sustantivando su condición: “un esquizofrénico”, “un depresivo”, “una anoréxica”, etc. El uso de este lenguaje contribuye al estigma, al reducir a la persona a una única característica: su trastorno mental, cuando este se trata de una circunstancia más de su vida. Del mismo modo en que no se habla de un “sidoso” o un “canceroso” para hacer referencia a personas con estas dolencias, es recomendable no hacerlo en el caso de la salud mental.

Estas y otras recomendaciones se encuentran recogidas en la Guía de Estilo sobre Salud Mental para Medios de Comunicación, elaborada por el Grupo de Comunicación del movimiento asociativo de Salud Mental España, para abordar el tema de forma adecuada y sin estigmas.

Fuente: SALUD MENTAL ESPAÑA

Artículos Relacionados
Salud Mental España insta a los medios a abordar el suicidio de forma rigurosa y desestigmatizante
Las personas con problemas de salud mental se enfrentan a una variedad alarmante de abusos de derechos en España, según un informe
Eliminar el estigma y la discriminación: clave para mejorar la accesibilidad a personas con discapacidad psicológica y social, según Mental Health Europe
Un estudio evidencia distintos grados de estigma en función del diagnóstico de trastorno mental
En la prevención del suicidio es fundamental erradicar los mitos en torno al mismo, según Mental Health Europe
La WFMH advierte de la estigmatización y criminalización que sufren las personas que consumen drogas
El miedo al estigma de los y las menores con problemas de salud mental en el entorno escolar
Las representaciones negativas sobre salud mental siguen presentes en la esfera mediática, según un estudio