Según un estudio realizado recientemente por investigadores catalanes, el deterioro de memoria en pacientes de Alzheimer no se produce de forma homogénea, sino que afecta de manera diferencial según se trate de conceptos e ideas referidas a seres vivos o a objetos inanimados. El estudio llevado a cabo por el Parc Científic de Barcelona (PCB), en colaboración con la Universitat de Barcelona (UB) y el Hospital de Bellvitge, en L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), concluye que los pacientes aquejados de Alzheimer, en una primera fase de la enfermedad, dejan de recordar los objetos inanimados, seguida con posterioridad de una falta de memoria sobre los objetos de seres vivos cercanos.

En este trabajo, que se publicará en febrero en la revista el 1 de febrero en la revista Neuropsychologia, participaron 36 personas con Alzheimer, con una edad media de 72 años y 21 adultos sanos de la misma edad y nivel escolar que los enfermos.

Los resultados revelaron que las personas sanas y los enfermos que aún presentaban una pérdida leve de la información semántica en general, podían recordar por igual el significado de las palabras que hacían referencia a objetos inanimados y a seres vivos. En cambio, en los enfermos que ya se encontraban en un proceso más avanzado de pérdida de información semántica, este déficit se había producido principalmente para aquellos conceptos referentes a objetos, manteniéndose el recuerdo de los referentes a seres vivos al mismo nivel que a los otros grupos de participantes, que no sufrían la dolencia o se encontraban en un estado de menor deterioro cognitivo.

 

Si bien en la actualidad existe un debate en torno a la posibilidad de que el deterioro de la memoria que sufren los enfermos de Alzheimer presente patrones distintos para conceptos diferentes, ya se refieran a seres vivos u objetos inanimados, este trabajo viene a reforzar esta hipótesis. En declaraciones a diversos medios de comunicación, uno de los autores del estudio, Albert Costa, apuntaba que "el hecho de que una enfermedad que afecta de forma difusa en el cerebro resulte en una afección diferencial de las categorías semánticas, podría sugerir que la información conceptual en el cerebro no se centraliza sólo en unas áreas concretas". Trabajos de estas características, aparte de ofrecer información útil sobre el patrón de deterioro cognitivo de estos pacientes, podrían "contribuir a conocer mejor cómo se organiza la información conceptual en el cerebro", señaló Costa.

Este trabajo se publicará en el próximo número de la revista Neuropsychologia.

Artículos Relacionados
ATENCIÓN A ENFERMOS DE ALZHEIMER Y OTRAS DEMENCIAS: A. LOSADA BALTAR, SERVICIO DE PSICOLOGÍA CLÍNICA U. REY JUAN CARLOS
100 AÑOS DE LUCHA CONTRA EL ALZHEIMER – ENTREVISTA A MANUEL L. GONZÁLEZ
21 DE SEPTIEMBRE: DÍA MUNDIAL DEL ALZHEIMER
ALZHEIMER: ENTREVISTA A SARA FERNÁNDEZ GUINEA
EL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS PIDE AL GOBIERNO UNA MEJOR ATENCIÓN A LOS ENFERMOS DE ALZHEIMER