Tal y como recoge el Instituto Catalán de Oncología (ICO) en su página Web, un estudio reciente realizado por esta entidad concluye que el 24% de los enfermos de cáncer presentan criterios de algún trastorno mental. De manera concreta, la mayor parte de este porcentaje presenta un trastorno adaptativo, caracterizado por la presencia de sintomatología ansiosa y depresiva. Además, según refleja el estudio, aquellos pacientes que han recibido radioterapia, que están en tratamiento psicofarmacológico o que sufren algún tipo de dolor, son los que presentan en mayor medida problemas de salud mental.

Según asegura el ICO, esta investigación es la primera que se realiza en España con el objetivo de determinar la prevalencia de trastornos mentales en población aquejada de alguna enfermedad oncológica. La investigación ha contado con la participación de 400 pacientes oncológicos en tratamiento ambulatorio, los cuales contestaron la Escala de Ansiedad y Depresión Hospitalaria.

 

En estos momentos, el estudio, en el que también han colaborado el Hospital Clínico de Barcelona y el Hospital Universitario Sant Joan de Reus, se ha ampliado a 700 paciente y los resultados a los que se han llegado son muy similares. Así, se concluye que uno de cada cuatro enfermos oncológicos presenta ansiedad o depresión.

En la misma dirección de lo que aportan otros estudios en esta materia, los resultados de este trabajo señalan claramente la necesidad del abordaje psicológico para atender a estos pacientes. Una atención psicológica centrada tanto en la detección precoz de la posible sintomatología emergente, como en el tratamiento eficiente, una vez aparecido el trastorno psicológico, tanto del paciente como de los familiares. Si bien el abordaje psicológico es muy amplio y los posibles trastornos psicológicos muy variados, en una buena parte de los casos, tal y como apunta el estudio, la sintomatología ansioso-depresiva suele hacer referencia directa a problemas de adaptación a la nueva situación de la enfermedad oncológica.

Una necesidad ésta que empieza a ser reconocida de manera explícita por los político y gestores de salud en general. En este sentido, el pasado mes de diciembre de 2007 el diario El Mundo se hacía eco de las palabras del portavoz de Sanidad de Convergencia i Unió, Jordi Xuclà, quien llamaba la atención sobre la necesidad de prestar atención psicológica a estos pacientes oncológicos e instaba al gobierno a que fijara "las bases a desarrollar por las comunidades autónomas en relación al tratamiento integral de las personas enfermas de cáncer desde una perspectiva biopsicosocial, de tal modo que todas ellas y sus familiares tengan acceso a la atención psicológica".

En una entrevista concedida a Infocop con motivo de sus declaraciones, Xuclá señalaba precisamente la necesidad de contar con un tratamiento integral, en el que se incluyeran tanto a profesionales de diferentes disciplinas, como los médicos y psicólogos, como también a las diferentes asociaciones de lucha contra el cáncer. Al respecto, apuntaba que "en la batalla contra el cáncer es fundamental el protocolo médico, que es el elemento central del tratamiento. Pero también es de suma importancia la dimensión psicológica. Desde los colectivos de afectados se informa que entre un 20 y un 30 por ciento de los afectados sufre graves consecuencias psicológicas tras conocer el diagnóstico de cáncer y durante su tratamiento. Por tanto, el proceso de curación de esta enfermedad tiene que estar centrado en el protocolo médico, pero también es fundamental la mejora en la atención psicológica".

Artículos Relacionados
X CONGRESO MUNDIAL DE PSICOONCOLOGIA- DEL 9 AL 13 DE JUNIO DE 2008
CONSEJO GENÉTICO Y PSICOLOGÍA – ENTREVISTA A FRANCISCO GIL (INSTITUTO CATALÁN DE ONCOLOGÍA)
LA PSICOLOGÍA EN EL ÁMBITO ONCOLÓGICO – ENTREVISTA A MARÍA DIE TRILL
III CONGRESO NACIONAL DE LA SOCIEDAD ESPAÑOLA DE PSICOONCOLOGÍA (SEPO) – ENTREVISTA AL COORDINADOR DEL ENCUENTRO
INTERVENCIÓN PSICOLÓGICA EN CÁNCER – PILAR ARRANZ
CIU RECLAMA LA NECESIDAD DE ATENCIÓN PSICOLÓGICA PARA LOS ENFERMOS DE CÁNCER