Entre las personas de 65 años o más que consumen hipnosedantes con o sin receta, el 62,6% revela que lleva, al menos, 10 años con este hábito, y el 25,3% lleva consumiéndolo 30 años o más. El tiempo medio de consumo diario en esta población es de casi 21 años.

Esta es una de las conclusiones de la Encuesta sobre Alcohol, Drogas y otras Adicciones en Mayores de 64 años (ESDAM), un informe realizado por el Observatorio Español de las Drogas y las Adicciones (OEDA) y la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas (DGPNSD), en colaboración con las comunidades y ciudades autónomas, y en el marco del programa de Encuestas sobre Alcohol y Otras Drogas en España (EDADES).

El objetivo de este documento es el de analizar de forma individual el comportamiento de las personas mayores de 64 años en relación con el consumo de alcohol, drogas y otras adicciones, de cara a diseñar y evaluar políticas dirigidas a prevenir el consumo de drogas y otras adicciones y los problemas asociados a estas conductas en estas edades.   

Foto: kindel media Fuente: pexels Fecha descarga: 28/07/2021

A continuación, recogemos las principales conclusiones del informe, correspondientes a una muestra de 1.443 cuestionarios:

  • Las sustancias psicoactivas de curso legal, como el alcohol, el tabaco, los hipnosedantes y los analgésicos opioides, son las más consumidas entre la población de 65 o más años. No obstante, se observan diferencias en el orden de prevalencia de consumo de estas sustancias en función del marco temporal.

  • El alcohol es la sustancia psicoactiva con mayor prevalencia de consumo alguna vez en la vida (consumido por el 89,2% de la población española de 65 o más años, con una prevalencia similar a la muestra de 15 a 65 años), seguido del tabaco (consumido por el 52,9%), que se sitúa como la segunda sustancia más consumida en España en esta franja de edad.

    En tercer lugar, se sitúan los hipnosedantes (más de un tercio de las personas mayores de 64 años (36,0%) reconoce haberlos tomado con o sin receta alguna vez en la vida, prevalencia mayor que la observada en personas de 15 a 64 años), seguidos en frecuencia de consumo por los analgésicos opioides (22,8%).

    El consumo de otras sustancias ilegales se podría considerar excepcional en los mayores de 64 años.

  • Con respecto al consumo de sustancias durante el último año, el alcohol continúa siendo la sustancia psicoactiva más consumida (por el 58,6%), destacando en segundo lugar el consumo de hipnosedantes, con una prevalencia del 27,8%.

    El tabaco y los analgésicos opioides de sitúan en tercer y cuarto lugar, con un consumo durante el último año del 12,8% y el 12,3% respectivamente. En comparación con la población de 15 a 64 años, entre las personas de 65 años o más se observa menor prevalencia de bebedores y de fumadores, destacando, sin embargo, la mayor proporción de consumidores de hipnosedantes y de analgésicos opioides entre los mayores.

    El consumo de drogas ilegales en los mayores sigue siendo muy residual.

  • El alcohol (46,7%) y los hipnosedantes (24,8%) son, por este orden, las sustancias con mayor porcentaje de consumo alguna vez durante el último mes entre las personas de más de 64, seguidas por el tabaco (11,8%) y, “a bastante distancia”, los analgésicos opioides (6,7%). Como sucede en otros marcos temporales, comparando con los menores de 65 años, se registra un menor consumo de alcohol y tabaco entre los mayores, y, por el contrario, un porcentaje mucho mayor en el caso de los hipnosedantes y analgésicos opioides.

  • En lo referente al consumo diario de sustancias, destacan los hipnosedantes (con o sin receta) como la sustancia psicoactiva más consumida a diario durante el último mes por el 22,2% de los mayores de 64 años. La segunda sustancia más consumida es el alcohol (19,0%), en mayor proporción que los menores de 65 (8,8%). El tabaco y los analgésicos opioides son la tercera y cuarta sustancias más consumidas a diario, por el 9,8% y el 4,4% de los mayores, respectivamente.

    La proporción de consumidores a diario de hipnosedantes y también de alcohol y analgésicos opioides son muy superiores en las personas mayores frente a la población de 15 a 64. Esta proporción se invierte en el caso del tabaco, con un elevado porcentaje de fumadores menores de 65.

  • El alcohol, seguido del tabaco, los hipnosedantes y los analgésicos opioides son las sustancias psicoactivas más consumidas, tanto en el conjunto de la población de 65 o más años, como en cada uno de los subgrupos de edad (65 a 74 y 75 o más). No obstante, mientras que en el grupo de 65 a 74 años la prevalencia de consumo de alcohol y tabaco es mayor, en el grupo de 75 años o más hay más consumidores de hipnosedantes y de analgésicos opioides.

    La sustancia más consumida a diario es el alcohol en edades entre 65 y 74 años, y los hipnosedantes a partir de los 75 años. Comparando el consumo diario en los últimos 30 días en ambos grupos edad, en las personas de 65 a 74 años hay mayor proporción de bebedores y fumadores, pero menos consumidores de hipnosedantes y analgésicos opioides que entre las personas de 75 años o más.

  • La sustancia más consumida alguna vez en la vida por ambos sexos es el alcohol. Los hombres mayores de 64 años presentan un consumo diario de alcohol y tabaco mucho más frecuente que las mujeres, mientras que las mujeres revelan consumir a diario hipnosedantes y analgésicos opioides en mayor porcentaje que los hombres.

  • Entre las personas de 65 o más años que toman hipnosedantes con o sin receta, el 73,2% manifiesta que el médico le prescribió una pauta fija, el 22,7% señala que le recomendó tomarlo cuando lo necesitara y el 4,0% afirma que lo toma “según considera porque no se lo ha recetado ningún médico”. Asimismo, el 62,6% revela que lleva, al menos, 10 años con este hábito, y el 25,3% lleva consumiéndolo 30 años o más. El tiempo medio de consumo diario en esta población es de casi 21 años.

    A este respecto, se ha utilizado la escala del cuestionario DSM-V para valorar un posible trastorno por consumo de hipnosedantes, detectándose que, de entre las personas mayores de 64 años que han tomado hipnosedantes durante el último año, el 16,9% presenta un posible trastorno por consumo de hipnosedantes (14,1% hombres vs 17,9% mujeres). En palabras de los autores del informe, “esto implicaría que el 4,3% de la población española de 65 años o más podría presentar este problema (2,2% hombres vs 5,8% mujeres)”.

  • En general, el tramadol y la codeína son los analgésicos opioides que presentan una mayor prevalencia de consumo entre la población mayor de 64 que ha consumido analgésicos opioides alguna vez en la vida (el 58,5% ha consumido tramadol y el 51,5% codeína). El tercer analgésico opioide más frecuentemente consumido en esta población es la morfina (10,9%).

  • Los principales motivos aducidos por las personas mayores para beber alcohol son porque creen que es saludable y forma parte de una alimentación equilibrada, porque les gusta cómo se sienten después de beber, porque es divertido o anima las fiestas y celebraciones y para encajar en un grupo que les gusta o no sentirse excluido en relación con los demás.

    Con respecto a los analgésicos opioides, el dolor agudo es el principal motivo de consumo, señalado por el 50% de las personas encuestadas, seguido del tratamiento postoperatorio y el dolor crónico.

  • El 68,3% de las personas mayores de 64 (72,6% en hombres y 65,1% en mujeres) ha jugado dinero de manera presencial durante el último año (una prevalencia similar a la del juego en general -presencial y/u online-), y tan solo un 2,4% juega online.

    Entre quienes juegan de manera presencial, el 98,1% lo hace a la lotería convencional (lotería, primitiva, bonoloto, cupones ONCE), el 19,6% juega a loterías instantáneas (tipo rascas ONCE) y el 10,4% a las quinielas de fútbol y/o quinigol. Los juegos con dinero menos habituales entre las personas mayores son el bingo (5,0%), las máquinas de azar/tragaperras (2,5%), y las apuestas deportivas (2,0%).

    Los datos señalan que el 47,1% suele gastar a diario entre 6 y 30 euros como máximo, el 28,9% menos de 6 euros, el 14,8% entre 31 y 60 euros y el 9,2% más de 60 euros.

    Utilizando la escala del cuestionario DSM-V para valorar la posibilidad de juego problemático y trastorno por juego, se observa que entre la población de 65 o más años que han jugado con dinero durante el último año, el 2,1% presenta o bien un posible juego problemático o un posible trastorno por el juego. Esto implicaría, según los autores del informe, “que el 1,3% de la población española de 65 años o más podría presentar alguno de estos problemas”.

  • El 42,2% de las personas mayores ha utilizado Internet alguna vez en la vida, el 39,8% lo ha hecho en los últimos 12 meses y el 37,7% en el último mes. Su uso más frecuente es para acceder a aplicaciones de chat o correo electrónico (90%) y para la búsqueda de información (74,2%).

  • Entre las conductas consideradas de riesgo por el 70% de las personas de 65 o más años, destacan: consumir un paquete de tabaco diario (96,3%), consumir cigarrillos electrónicos (88,3%), el consumo de analgésicos opioides una vez por semana o más (84,5%)/una vez al mes o menos (72,3%), y el consumo de hipnosedantes una vez por semana o más (74,6%).

    Las personas de 65 años o más presentan una clara percepción de riesgo en torno a la mayoría de las conductas adictivas recogidas en este informe, principalmente, en relación con con el tabaco, los cigarrillos electrónicos y los analgésicos opioides.

    Sin embargo, las conductas que menos personas consideran problemáticas son el consumo de más de 1 o 2 cañas/copas de vino cada día y el consumo de hipnosedantes una vez o menos al mes.

Fuente: Observatorio Español de las Drogas y las Adicciones. Encuesta sobre alcohol, drogas y otras adicciones en mayores de 64 años en España (ESDAM), 2019/20. Madrid: Ministerio de Sanidad. Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas; 2021. 42p.

Artículos Relacionados
Los psicofármacos: una las principales sustancias más consumidas entre los conductores fallecidos en accidentes de tráfico
Programas de prevención de drogas basados en la evidencia, manual Curriculum de prevención europeo
Los riesgos del consumo de drogas con fines sexuales (Chemsex)
El 22% de los estudiantes europeos de 15 a 16 años han jugado con dinero, según la encuesta ESPAD
Aprobada una PNL para emprender acciones dirigidas a mitigar las implicaciones de la COVID-19 sobre las personas consumidoras de drogas
España lidera la lista mundial de consumo de benzodiacepinas para la ansiedad
Riesgos del consumo de alcohol y otras drogas en la incidencia y gravedad de los accidentes de tráfico, según la DGT
Los hipnosedantes: la tercera sustancia más consumida por la población española-Nuevo informe alcohol, tabaco y otras drogas en España
Se reduce el consumo de sustancias psicoactivas e incrementa el consumo tecnológico durante el estado de alarma en España, según el OEDA
Aumenta el consumo de hipnosedantes en España-Nueva encuesta sobre alcohol y otras drogas (EDADES)