Sin una acción urgente para mejorar la atención de la salud mental, el aumento de las demandas de apoyo psicológico y social aumentará inevitablemente. Así, lo advierten diversas organizaciones internacionales en una declaración conjunta emitida a favor de mejorar las respuestas nacionales a los problemas de salud mental de la población exacerbados por la pandemia de COVID-19.

En el texto, emitido por Mental Health Europe, junto con la Federación Mundial de Terapeutas Ocupacionales (WFOT), Alzheimer Europe y EuroHealthNet y al que se han adherido numerosas organizaciones, se insta a la OMS a priorizar la salud mental invirtiendo en servicios de salud mental de calidad y situando a la salud mental en el centro de la agenda de recuperación posterior a la COVID-19. Asimismo, también se señala la necesidad de garantizar que el enfoque psicosocial de la salud mental siga estando en el centro del trabajo en torno a la salud mental, para apoyar la creciente adopción del modelo psicosocial en la promoción y atención de la salud mental”.

Fuente: www.pexels.com Artista:
Anna Shvets Fecha descarga: 14/09/2021

La declaración viene motivada porque los problemas de salud mental constituyen la primera causa de discapacidad en Europa, pero en el caso de la pandemia de COVID-19 se ha puesto en evidencia, en primer lugar, que la recuperación de la pandemia y sus implicaciones socioeconómicas han exacerbado el sufrimiento psicológico de la población y, en segundo lugar, que los sistemas sanitarios han demostrado ser incapaces para integrar y proteger la salud mental en todo el proceso de  preparación, respuesta y recuperación ante situaciones de crisis y emergencias.

La salud mental merece la misma prioridad que la salud física en la medida en que ambas constituyen partes esenciales para una adecuada salud integral, señalan los autores del comunicado, que se reproduce a continuación.

Declaración conjunta sobre la salud mental

Estimado presidente, señor presidente, director regional, honorables ministros, distinguidos delegados, queridos colegas, acogemos con satisfacción y aplaudimos los esfuerzos de la Oficina Regional para Europa para integrar y priorizar la salud mental en la Región Europea de la OMS, a través del Marco Europeo de Acción sobre Salud Mental y la nueva Coalición de Salud Mental, 2021-2025. La Federación Mundial de Terapeutas Ocupacionales (WFOT), Alzheimer Europe, EuroHealthNet y Mental Health Europe (MHE) quieren aprovechar la oportunidad para expresar colectivamente la importancia de priorizar la salud mental mediante la inversión en servicios de salud mental y situar la salud mental en el centro de la agenda de recuperación posterior a COVID-19, a través de la colaboración mutua.

En la región europea, los problemas de salud mental se consideran la principal causa de discapacidad. Si bien la pandemia del COVID-19 ha exacerbado sin duda los retos relacionados con la salud mental, ha desenmascarado de forma exponencial la falta de integración de la salud mental en la preparación, la respuesta y la recuperación de las crisis y las emergencias. El aumento de los problemas de salud mental también ha puesto de manifiesto la necesidad de dar a la salud mental la misma prioridad que a la salud física, ya que ambas son componentes igualmente importantes de la salud general. Si no se adoptan medidas urgentes en materia de atención a la salud mental, la demanda de apoyo psicosocial aumentará inevitablemente. A medida que los países avanzan hacia la fase de recuperación de la pandemia, las implicaciones socioeconómicas a largo plazo, y la forma de abordarlas, son imprescindibles para el éxito o el fracaso de nuestras sociedades.

En particular, celebramos la creación de la Coalición Paneuropea de Salud Mental y la Plataforma de Datos de Salud Mental. Los datos tienen un papel integral en la salud mental, incluyendo la identificación y prevención de problemas de salud mental, más que nunca. También reconocemos y aplaudimos la inclusión de acciones en materia de salud mental centradas en diferentes grupos de edad, la salud mental en el lugar de trabajo y los determinantes sociales, para reflejar la realidad de los grupos sociales desproporcionadamente afectados.

Nosotros, las organizaciones firmantes, instamos a que se incorporen las siguientes consideraciones, para garantizar que la salud mental sea efectivamente prioritaria en el proceso de recuperación:

  • Garantizar la participación de todas las partes interesadas intrínsecas al desarrollo de un marco de aplicación y seguimiento para la promoción, protección y atención de la salud mental en la región. Esto debería llevarse a cabo a través de una significativa y continua participación de expertos y comunidades clave, para apoyar el diseño y el intercambio de intervenciones basadas en pruebas;
  • En la medida de lo posible, garantizar que todos los grupos afectados estén representados en la Coalición de Salud Mental, incluidas las personas que han vivido experiencias de problemas de salud mental, las familias y los cuidadores informales de salud mental;
  • Garantizar que la Plataforma de Datos de Salud Mental se configure para recoger datos basados en las carencias y necesidades existentes y emergentes. Garantizar que la herramienta se utilice para supervisar las desigualdades en materia de salud con el fin de ayudar a desmantelar los problemas y las deficiencias sistémicas que existen desde hace tiempo en la salud mental pública;
  • Vigilar las desigualdades en materia de salud y garantizar que todas las personas puedan acceder a información y servicios sanitarios de calidad cuando y donde los necesiten. Se necesitan más investigaciones y acciones impulsadas por datos desglosados para tener en cuenta los factores cruzados que pueden situar a ciertos grupos en la categoría de alto riesgo;
  • Garantizar que el enfoque psicosocial de la salud mental siga estando en el centro del trabajo en torno a la salud mental, para apoyar la creciente adopción del modelo psicosocial en la promoción y atención de la salud mental;
  • Integrar firmemente los enfoques de la Economía del Bienestar, dirigiendo la transformación hacia un concepto psicosocial de recuperación que promueva la salud y el desarrollo de la resiliencia;
  • La Coalición por la Salud Mental debe ofrecer un espacio para el diálogo sobre la concienciación y la alfabetización innovadoras en materia de salud mental, así como la colaboración con los responsables políticos, los financiadores, los proveedores de servicios sanitarios y asistenciales y las organizaciones de la sociedad civil;
  • Movilizar fondos para reformas integrales e innovadoras en materia de salud mental que incluyan la promoción de la misma.

Además, la enfermedad de Alzheimer y la demencia afectan a unos 10 millones de personas en la región europea de la OMS y se prevé que se dupliquen para el año 2050. Como tal, nuestras organizaciones colectivas también desean destacar que la salud mental, bajo la estructura de la OMS, incorpora otras enfermedades, como la enfermedad de Alzheimer y la demencia, a pesar de que estas condiciones más comúnmente vienen bajo el paraguas de las condiciones neurológicas o neurodegenerativas. Por ello, el trabajo del programa insignia de la Coalición por la Salud Mental debe incluir medidas y recursos específicos para garantizar que la enfermedad de Alzheimer, la demencia y otras afecciones no se pasen por alto.

Para concluir esta declaración conjunta, hacemos hincapié en la necesidad de que las comunidades afectadas, incluidas las organizaciones dirigidas por la comunidad y la sociedad civil, se sitúen en el centro de estas iniciativas. Junto con nuestros miembros, estamos firmemente dispuestos a apoyar la aplicación del Marco de Acción Europeo de la OMS sobre Salud Mental 2021-2025 y trabajaremos incansablemente para aprovechar el potencial de la Coalición de Salud Mental y apoyar la atención renovada a la salud mental y el bienestar de las poblaciones vulnerables afectadas y del público en general. Agradecemos a la OMS Europa y a los Estados miembros que hayan escuchado nuestra declaración conjunta y esperamos trabajar con ustedes.

La Federación Mundial de Terapeutas Ocupacionales (WFOT), Alzheimer Europe, EuroHealthNet y Mental Health Europe (MHE)

Bruselas, 08 de septiembre de 2021

Ver aquí

 

Artículos Relacionados
Guía con buenas prácticas para el acceso a la justicia de personas con problemas de salud mental
MHE aplaude la decisión del Tribunal Europeo de DDHH sobre el Convenio de Oviedo e insta a retirar el borrador de protocolo adicional
La salud mental importa - Semana Europea de la Salud Mental: 10-16 de mayo
MHE solicita a la UE garantizar la inclusión social en la estrategia de respuesta de la COVID-19
Buenas prácticas y avances importantes en algunos países europeos en relación con la salud mental, según MHE
Mental Health Europe lanza una guía de recursos para personas con problemas de salud mental
Alternativas al modelo médico en salud mental, según Mental Health Europe