La educación integral en sexualidad (EIS) es fundamental para el bienestar de los niños y los jóvenes, ya que les proporciona los conocimientos y las habilidades que necesitan para tomar decisiones saludables y responsables en sus vidas. Así lo establece la UNESCO en un nuevo informe, titulado The journey towards comprehensive sexuality education. Global status report (El camino hacia una educación en sexualidad integral. Informe del estado mundial).

En el documento se analizan los datos de 155 países en relación con la implementación de políticas o leyes relacionadas con la educación en sexualidad y la incorporación de medidas específicas en los centros educativos.

Tal y como se señala en el informe, el 85% de los países analizados cuentan con políticas o leyes que defienden la educación en sexualidad de todos los niños. Sin embargo, estas leyes no se acompañan de las correspondientes acciones en los planes de estudios de los niveles de educación de primaria o secundaria. Asimismo, en los escasos países en los que cuentan con dichos planes de estudio, la educación en sexualidad es muy reducida, de forma que está lejos de considerarse una propuesta educativa eficaz y relevante en la prevención frente a la violencia, o en la mejora de la protección de las personas.

Un dato a destacar del estudio realizado por la UNESCO, es que muchos de los docentes entrevistados confiesas que no cuentan con formación suficiente para abordar esta temática con confianza y seguridad, por lo que impartir educación sexual supone un gran desafío. Respecto a los estudiantes entrevistados, la mayoría señala que la información sobre sexualidad la recibieron demasiado tarde y que hubiera sido preferible haber tenido conocimientos desde el inicio.

Con el objetivo de seguir impulsando la educación en sexualidad en todos los niveles educativos, la UNESCO recomienda que se desarrollen políticas más claras que garanticen la implementación de programas y contenidos basados en la evidencia sobre educación sexual integral, así como que se establezcan las reformas curriculares necesarias y la formación del profesorado para incluir este contenido en el curso escolar y se determinen vías para realizar un seguimiento de los países en el progreso en este proceso.

Se puede acceder al informe en el siguiente enlace:

The journey towards comprehensive sexuality education. Global status report

Artículos Relacionados
Programa de educación integral de la sexualidad para jóvenes de 15 a 19 años
Competencias para adolescentes con una sexualidad saludable