Mental Health Europe (MHE) ha emitido un comunicado en el que muestra su preocupación ante la ausencia de mención explícita de la salud mental y de la discapacidad como prioridades críticas en el discurso de la Presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, sobre el estado de la Unión (SOTEU) en el Pleno del Parlamento Europeo.

En el esperado discurso, que tuvo lugar el pasado 14 de septiembre, se anunciaban las prioridades de actuación en salud para los próximos años en el contexto de la Unión Europea. Tal y como señala MHE, “aunque la salud mental fue aludida a lo largo de su discurso, y aunque se aprecian las ambiciosas palabras sobre la mejora de la asistencia sanitaria, la garantía de unas condiciones de trabajo más justas y la creación de más oportunidades para la juventud europea, sigue siendo sorprendente que ni la salud mental ni la discapacidad hayan sido mencionadas por segundo año consecutivo como prioridades críticas en toda la UE”.

Fuente: www.pexels.com Artista:
Two Dreamers Fecha descarga: 20/01/2021

Esta falta de compromiso es aún más grave teniendo en cuenta el impacto psicológico de la pandemia de COVID-19 en la población europea y sus efectos en la salud mental, ha señalado dicha asociación, por lo que en estos momentos es especialmente importante que "la salud mental tenga la misma prioridad que la salud física".

A continuación, se incluye el comunicado completo de MHE:

Reacción del MHE al Estado de la Unión Europea de 2021

El 14 de septiembre de 2021, la Presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, pronunció su segundo discurso sobre el estado de la Unión (SOTEU) en el Pleno del Parlamento Europeo, desde el estallido del COVID-19. El discurso de este año era muy esperado debido a la oportunidad que ofrecía de destacar las lecciones aprendidas hasta el momento de la pandemia, así como los retos urgentes que deben abordarse durante el próximo año. En su declaración, la Presidenta von der Leyen se basó en el discurso del año pasado sobre la ambición de la Comisión Europea de construir una Unión Europea de la Salud fuerte. Transmitió que la UE se centrará en los resultados, a través de una nueva misión de preparación y resiliencia sanitaria para toda la UE, cuyo núcleo será la Autoridad de Preparación y Respuesta ante Emergencias Sanitarias (HERA).

La Presidenta von der Leyen mencionó que la aplicación del Pilar Europeo de Derechos Sociales es crucial para garantizar empleos decentes, condiciones de trabajo más justas, una mejor asistencia sanitaria y un mayor equilibrio en la vida de las personas.

Su discurso también abordó otros temas, como el anuncio de una Estrategia Europea de Cuidados para 2022, que podría ser un paso importante para los cuidadores de personas con discapacidad psicosocial en Europa. Además, su discurso incluyó el aumento de la atención al medio ambiente y a la juventud, ya que 2022 fue designado como el año de la Juventud Europea. En su discurso, anunció su compromiso con una ley para combatir la violencia contra las mujeres y también planteó su preocupación por la lentitud del nuevo Pacto de Migración y Asilo.

En particular, varios de los temas que la Presidenta von der Leyen destacó como las prioridades más urgentes de la UE para el año que viene, se relacionan ciertamente con la salud mental. Sin embargo, una vez más, la salud mental y la discapacidad estuvieron ausentes en la declaración. La actual pandemia de coronavirus ha puesto de manifiesto las tensiones que sufren nuestros sistemas de salud mental y la urgente necesidad de que la salud mental tenga la misma prioridad que la salud física.

Sorprendentemente, el discurso de la Presidenta von Leyen comenzó señalando que "muchas [...] personas [...] sienten que sus vidas han estado en pausa mientras el mundo avanzaba a toda velocidad" y "la velocidad de los acontecimientos y la enormidad de los retos son a veces difíciles de comprender". Aunque la salud mental fue aludida a lo largo de su discurso, y aunque se aprecian las ambiciosas palabras sobre la mejora de la asistencia sanitaria, la garantía de unas condiciones de trabajo más justas y la creación de más oportunidades para la juventud europea, sigue siendo sorprendente que ni la salud mental ni la discapacidad hayan sido mencionadas por segundo año consecutivo como prioridades críticas en toda la UE. Por ello, Mental Health Europe (MHE) pide a la Comisión Europea que adopte medidas globales para reafirmar su compromiso con la salud mental y la discapacidad. Además, también observamos la ausencia de la sociedad civil y de los grupos que representan, como socios importantes para garantizar que estas prioridades políticas se hagan realidad.

Teniendo en cuenta la próxima revisión de la CDPD de la UE, el discurso del SOTEU de este año era una oportunidad para aprovechar las lecciones aprendidas de la pandemia. Hubiera sido una ocasión óptima para hacerse eco de la necesidad de integrar eficazmente la salud mental en la preparación, la respuesta y la recuperación de las crisis y las emergencias.

En palabras de la Presidenta von der Leyen "hemos demostrado que cuando actuamos juntos, somos capaces de actuar rápidamente". Como MHE, esperamos sinceramente que se considere la misma urgencia para la salud mental en los planes a corto y largo plazo, ya que invertir en salud mental es una inversión en nuestro futuro, porque la salud mental importa.

Mental Health Europe

 

 

Artículos Relacionados
MHE aplaude la decisión del Tribunal Europeo de DDHH sobre el Convenio de Oviedo e insta a retirar el borrador de protocolo adicional
MHE solicita a la UE garantizar la inclusión social en la estrategia de respuesta de la COVID-19
Desafíos y oportunidades clave a largo plazo para la salud mental después del COVID-19, según MHE
La pandemia no puede ser una excusa para el maltrato a personas con problemas de salud mental, afirma Mental Health Europe
Campaña de sensibilización sobre los derechos de las personas con discapacidad de Mental Health Europe
La salud mental importa - Semana Europea de la Salud Mental: 10-16 de mayo