El pasado día 19 septiembre de 2021, después de una intensa actividad tanto sísmica como de deformación, se inició la erupción del Volcán Cumbre Vieja en la isla de la Palma, en la zona de Cabeza de Vaca (municipio de El Paso).

El Grupo de Intervención Psicológica en Emergencias y Catástrofes (GIPEC) del Colegio Oficial de Psicología de Tenerife fue activado para prestar atención psicológica a los damnificados por el volcán. Desde el primer momento, han estado actuando en diversos puntos (Los Llanos, El Paso, Fuencaliente y Tazacorte) para poder atender la gran demanda que se ha ido produciendo, día tras día, en dichas localidades.

Alrededor de 60 profesionales de la Psicología colegiados/as están ofreciendo apoyo psicológico a través del teléfono gratuito que puso a disposición de los afectados el COP Tenerife, y una treintena de estos profesionales, están acompañando y atendiendo en la isla a las personas evacuadas, todos ellos liderados por Carmen Linares, decana del COP Tenerife y Cristina García, coordinadora del GIPEC Tenerife.

Foto: Javier Torres, coordinador del Área de Emergencias del COP junto con Carmen Linares, Decana del COP Tenerife y coordinadora del GIPEC Tenerife, junto con Alberto Pastor, psicologo militar del UME

Esa atención psicológica en la emergencia es vital para las personas que sufren un acontecimiento extraordinario inesperado y traumático, como lo es la erupción del volcán en la isla de La Palma. Se está viendo a personas en shock tras perder sus hogares, enseres y recuerdos de toda una vida, por lo que es necesario intervenir ante el estrés y el sufrimiento por la pérdida, y para evitar la que podría ser la peor de las consecuencias: el estrés postraumático.

El Consejo General de la Psicología de España estuvo presente, a través de su coordinador del Área de Intervención Psicológica en Emergencias, Javier Torres, para dar su apoyo a todo el equipo y poner en valor el excelente trabajo que han venido realizando y que está mereciendo el reconocimiento y agradecimiento de la población atendida. Además, sirvió para trasladar a las entidades y organizaciones (Ayuntamientos, UME, Dirección General de Emergencias, entre otros) la necesidad de dotar de plazas profesionalizadas de Psicología de Emergencias y plantearles la necesidad de poner en marcha un Programa de postemergencia de atención a todos los damnificados una vez pasada la catástrofe.

Artículos Relacionados
El COP participa en las reuniones previas al simulacro Aragón 2019 en Zaragoza, organizado por la UME
El COP Ceuta celebra una Mesa sobre atención psicológica en crisis, emergencias y catástrofes
Guía técnica de salud mental en situaciones de desastres y emergencias
Manual sobre salud mental comunitaria en situaciones de emergencia y desplazamiento
Guía para hacer frente a las emergencias en salud durante las vacaciones
El Consejo General de la Psicología y Protección Civil se reúnen para reforzar la colaboración en el área de emergencias y catástrofes
La OMS se compromete a incluir el cuidado de la salud mental en las respuestas de emergencias de salud pública
El COP recibe la Medalla al Mérito de la protección Civil por la contribución de los psicólogos a la atención de las personas en situaciones de emergencia
El Consejo General de la Psicología y Cruz Roja Española se reúnen para reforzar la colaboración en el área de emergencias y catástrofes