El tratamiento de las personas afectadas por VIH/SIDA ha estado marcado por una aproximación biomédica, a pesar de la influencia que el estrés y el malestar psicológico tienen sobre la evolución de esta enfermedad, quedando en un segundo plano la consideración de los aspectos psicológicos (depresión, estrés postraumático, etc.) en el manejo de estos pacientes.

La aparición de VIH, una enfermedad crónica y estigmatizante, supone múltiples cambios para la vida de la persona que afectan notablemente a su bienestar psicológico y a su calidad de vida. En este sentido, existe un amplio cuerpo de evidencia empírica que pone de manifiesto que la depresión crónica, los sucesos vitales estresantes y los síntomas de estrés postraumático influyen negativamente en el desarrollo y progresión del VIH, en términos de disminución de los linfocitos CD4 T, aumento de la carga viral y mayor riesgo de empeoramiento clínico y mortalidad en estos pacientes.

 

Sin embargo, todavía muchos médicos y profesionales de la salud no son conscientes de la influencia de los aspectos psicológicos implicados en esta enfermedad, y la consideración de estos factores en los programas de tratamiento es una asignatura pendiente.

Por este motivo, el último número de la revista Psychosomatic Medicine ofrece una llamada de atención y provee nuevos datos para mejorar la evolución y calidad de vida de las personas afectadas por VIH/SIDA. El monográfico consta de 13 artículos donde se ofrece una panorámica general del estado de la cuestión, así como revisiones sistemáticas de diferentes tópicos, como la influencia de los aspectos psicológicos en la evolución y manejo de la enfermedad, los mecanismos bioconductuales que pueden estar mediando dicha relación, y los tratamientos psicológicos y programas de prevención que han mostrado ser más eficaces en el manejo del VIH.

Respecto al abordaje psicológico, Carrico y Antoni realizan una revisión de las intervenciones psicológicas eficaces en el tratamiento del VIH basadas en la evidencia. Los autores han identificado, en los últimos 10 años, 31 estudios aleatorios controlados sobre este tema, de los cuales 14 incluyen la evaluación de medidas de regulación neuroendocrina o del estado inmunológico. Los artículos publicados hasta la fecha han analizado la eficacia de intervenciones cognitivo-conductuales (sobre los efectos de la notificación del diagnóstico de la enfermedad y sobre el manejo de la enfermedad en las distintas fases), así como de técnicas de relajación, o de otras modalidades de tratamiento como la escritura emocional expresiva.

Según las conclusiones de su revisión, parece que, en conjunto, las intervenciones psicológicas en pacientes sero-positivos han demostrado ser eficaces en la mejora del bienestar psicológico, así como se han observado efectos beneficiosos colaterales en la regulación neuroendocrina y en el estado inmunológico de estos pacientes. Debido a la importancia de estos resultados, los autores señalan la necesidad de realizar más estudios para determinar los componentes que son más eficaces dentro de los programas de tratamiento, así como intervenciones con muestras más amplias de pacientes.

Sin duda, la importancia del abordaje psicológico para los pacientes afectados de VIH/SIDA es un tema de creciente interés, al igual que está sucediendo con otras enfermedades médicas (como el cáncer), donde el grave impacto que la enfermedad supone en todos los ámbitos de la vida de los afectados requiere un abordaje integral.

Este número especial de la revista Psychosomatic Medicine, dedicado a la revisión de estudios y evidencias empíricas sobre la importancia de los aspectos psicológicos en la evolución del VIH/SIDA, es de acceso libre y se encuentra disponible en internet a través del siguiente enlace:

http://www.psychosomaticmedicine.org/content/vol70/issue5/.

Artículos Relacionados
EFECTOS PSICOLÓGICOS DE LAS PERSONAS AFECTADAS POR VIH-SIDA: LÍNEAS DE ACTUACIÓN
EL PASADO 1 DE DICIEMBRE SE CELEBRABA EL DÍA MUNDIAL DE LA LUCHA CONTRA EL SIDA
DIFERENCIAS ENTRE EL PERFIL PSICOLÓGICO DE LOS PACIENTES CON INFECCIÓN POR VIH Y LOS PACIENTES ONCOLÓGICOS: ¿UNA CONSECUENCIA DEL ESTIGMA ASOCIADO AL SIDA?
ADHERENCIA AL TRATAMIENTO ANTIRRETROVIRAL Y ESTADO EMOCIONAL EN PACIENTES EN PROGRAMA DE METADONA
VIH/SIDA. ¿ENFERMEDAD O ESTIGMA?¿PERSONA O COLECTIVO?