El pasado 4 de junio de 2008, la Consejera de Educación de la Comunidad de Madrid, Lucía Figar de la Calle, anunciaba, en el encuentro de directores de Centros Públicos de Infantil y Primaria de la Comunidad de Madrid, la desaparición de los Equipos de Orientación Educativa y Psicopedagógica (EOEPs) para el curso 2008/2009.

El anuncio de la supresión de estos equipos ha causado un enorme revuelo y malestar, tanto por su forma como por sus implicaciones, en toda la comunidad educativa y, muy particularmente, entre los profesionales que integran los EOEPs. Estos profesionales entienden esta decisión como un eslabón más de las acciones que se vienen realizando en detrimento de la enseñanza pública en la Comunidad de Madrid.

 

Dado el alto número de psicólogos y psicólogas que vienen desarrollando su labor en el ámbito educativo, y las implicaciones que esta remodelación podría tener para el desarrollo de su trabajo, Infocop ha querido conocer de primera mano cuál es la situación y las consecuencias que la misma puede ocasionar. Con este propósito, entrevista a Mateo Martínez Isaac, Coordinador de la Sección de Psicología Educativa del Colegio de Psicólogos de Madrid y a Georgina Otero, Psicóloga Educativa del Equipo de Orientación de Hortaleza (Barajas) de Madrid.

ENTREVISTA

Para todos aquellos lectores y lectoras que no se hallen al tanto de la configuración actual de los EOEPs y de cuál ha venido siendo su funcionamiento, ¿podrían comentarnos brevemente estas dos cuestiones?

Los Equipos de Orientación Educativa y Psicopedagógica fueron creados, como tales, en 1992. Su origen se enmarca en la Ley General de Educación de 1970 en la que se formula, por primera vez, el derecho a la orientación escolar. En 1977, se crea el Servicio de Orientación Escolar y Vocacional y en 1982 los Equipos Multiprofesionales. En 1992, en desarrollo de la L.O.G.S.E., se crean los Equipos de Orientación Educativa y Psicopedagógica con los profesionales de los servicios antes mencionados.

Los actuales Equipos tienen, pues, un recorrido profesional de casi treinta años, a lo largo de los cuales han tenido distintas modificaciones, aunque siempre han conservado un carácter interdisciplinar y sectorial.

Una de las características fundamentales de los Equipos es la interdisciplinariedad. La conjunción del trabajo de estos profesionales: psicólogos, pedagogos y trabajadores sociales, principalmente, ha permitido ofrecer una orientación de calidad. Por otra parte, la evaluación de alumnos, y la consiguiente determinación de necesidades y recursos, se ha mostrado siempre como una tarea compleja que requiere la colaboración de distintos profesionales.

Al ser un servicio que trabaja en un sector geográfico concreto, los equipos tienen un conocimiento en profundidad de las necesidades y recursos del mismo y facilitan la coordinación de Educación con los distintos servicios que intervienen con la infancia.

Ser un sistema de apoyo externo a los centros escolares permite afrontar con mayor objetividad los problemas de los colegios (algunas experiencias como la de Navarra, que tenían un modelo de Orientación interno, han variado de modelo precisamente para solventar, entre otros, este problema).

El papel de la Psicología en el ámbito educativo resulta de vital importancia. ¿Qué funciones y labores están desarrollando específicamente los profesionales de la Psicología en estos equipos?

A lo largo del curso 2007/08, hemos tratado, desde la sección de Educativa, este asunto de forma específica. Son numerosas las demandas que se realizan a los psicólogos educativos y el desarrollo de las mismas depende del número de alumnos o centros que deban atender los profesionales de los equipos y de otras funciones que tienen asignadas por parte de la Administración. A continuación enumeramos, brevemente, algunas de las funciones que viene desarrollando:

 

  • Detección temprana y diagnóstico de trastornos del desarrollo.

  • Realización de la evaluación psicológica del sujeto, así como la elaboración del correspondiente informe psicológico.

  • Diagnóstico de las discapacidades psíquicas: retraso mental y retraso madurativo.

  • Diagnóstico de alumnos con sobredotación intelectual.

  • Diagnóstico de los trastornos del comportamiento y de las emociones.

  • Prevención, diagnóstico y orientación para la intervención con discapacidades sensoriales y motoras, así como de las inadaptaciones funcionales, psíquicas y sociales del sujeto.

  • Asesoramiento al profesorado para el manejo del grupo: resolución de conflictos, mejora de habilidades sociales, acoso escolar, etc.

  • Prevención y detección de problemas de salud mental y su posible derivación y seguimiento de los casos.

  • Asesoramiento a profesores, a familias y a alumnos sobre los problemas psicológicos derivados del desarrollo evolutivo (trastornos del sueño, trastornos de la alimentación, enuresis, y otros trastornos de conducta).

  • Asesoramiento a familias y a profesores en situaciones traumáticas por parte del sujeto: fallecimiento de un familiar, malos tratos, abuso sexual, terrorismo, catástrofes, etc. y su posterior intervención y derivación.

  • Intervención psicológica con alumnos o con grupos en situaciones de conflicto: violencia escolar, acoso escolar, conductas agresivas, etc.

  • Utilización de procedimientos y técnicas para la evaluación de las diferentes variables psicológicas que influyen en el comportamiento humano dentro del contexto educativo: la entrevista psicológica, los tests psicológicos, la observación, autoinformes, cuestionarios, etc.

  • Valoración de la personalidad.

¿Cuáles son las razones que ha llevado, bajo su punto de vista, a la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid a decidir la eliminación de los EOEPs, después de casi 30 años de funcionamiento?

Es muy difícil valorar las razones que tiene la Consejería, dada la ausencia casi absoluta de información por su parte. Se puede hablar de motivos de índole económico, y de mayor control de estos profesionales, que pasarían a depender del director del centro educativo. Las razones también podrían centrarse en dar satisfacción a una parte de la comunidad educativa. Todo son especulaciones.

Sin obviar que han existido voces que reclaman la necesidad de mayor atención por parte de los profesionales de los equipos a los centros escolares, no parece justificable que dichas demandas impliquen un cambio de modelo de orientación y no un incremento del número de profesionales. Se han presentado a la Consejería cerca de 19.000 firmas en apoyo a los actuales equipos de orientación, muchas de las cuales corresponden a claustros completos de profesores donde los equipos desarrollan sus funciones.

 

Lo que nos preocupa con todo este terremoto que se ha organizado es si la Consejería tiene pensado un modelo de orientación, que cubra las necesidades del sistema educativo actual. Las noticias que se van recibiendo parecen indicar que no tiene ese modelo, improvisarlo puede crear toda una serie de distorsiones de consecuencias imprevisibles.

En el momento actual, existen en la Comunidad de Madrid 34 equipos de orientación, con una configuración interdisciplinar. ¿Cómo podría quedar configurado, a partir de septiembre de 2008, el panorama educativo en lo que respecta a la orientación psicológica y pedagógica?

Lo terrible de todo esto es que no se sabe nada concreto. Lo que se ha filtrado hasta ahora es que los equipos generales, los de primaria, desaparecen; no así los de infantil ni los específicos. Parece ser que se crearían cinco equipos, uno por Área Territorial, pero no se han definido sus funciones.

Los profesionales que en la actualidad están en los equipos, pasarían a depender directamente de los centros de primaria. No habría un orientador por centro, sino que un mismo orientador atendería, parece ser, hasta a tres centros.

Vuelve a presentarse una serie de preguntas. ¿Cuáles van a ser las funciones de estos profesionales? ¿Todos van a hacer y pueden hacer todo? El Colegio de Psicólogos está muy preocupado por este tema y, desde luego, atento a las consecuencias que puedan producirse, como, por ejemplo, situaciones de intrusismo profesional.

¿Cuáles son, desde su perspectiva, las consecuencias que tendrá para la comunidad educativa la desaparición de los equipos?¿Cómo cree que va a repercutir esto en la calidad de la enseñanza?

De confirmarse, las consecuencias pueden llegar a ser muy negativas. No se tiene en cuenta que estamos hablando de un sistema que está compuesto por profesionales de una muy alta cualificación, que llevan trabajando muchos años en un tema tan complejo como es el de orientar a otros profesionales, a familias y a alumnos en algo tan importante como es el futuro de estos niños.

Al desaparecer los equipos, la orientación será asumida por un solo profesional, no siempre con la titulación adecuada, que debe evaluar y tomar decisiones importantes respecto a las necesidades específicas que un niño presenta y las medidas a adoptar. Las necesidades de la infancia no son sólo curriculares, otros ámbitos del desarrollo precisan la adopción de medidas y ello hace necesario tanto un trabajo interdisciplinar, como un exhaustivo conocimiento de los recursos existentes en el sector de referencia. Deberíamos preguntarnos si, la opción planteada por la Consejería de disolución de los equipos de orientación, toma en consideración "el interés superior del menor".

¿Cuáles son, según su experiencia, las necesidades reales que existen de orientación psicológica y pedagógica? ¿Considera que este nuevo cambio responderá a estas necesidades?

Como todo el mundo sabe, los retos que tiene la enseñanza, lo mismo que los que tiene la sociedad en general, son cada día más complejos. Todos estamos de acuerdo en que el futuro de un país está en la educación. Si logramos que funcione la enseñanza obligatoria, habremos dado un paso muy importante en el desarrollo de este país. Queremos decir con todo esto, que se necesitan, y cada vez más, profesionales competentes que puedan dar conjuntamente respuestas, tanto individuales como globales, a los problemas que tiene la Educación. No parece que sea ese el camino que pretende recorrer la Consejería con este tipo de medidas.

 

Los equipos de orientación tienen una composición interdisciplinar que cuenta con la participación de psicólogos y psicólogas. Con la configuración que se pretende en este modelo (en el que habrá un orientador por centro o varios centros, con formación y titulaciones altamente dispares), ¿se conoce cómo va a garantizar la Consejería que se cumplan con todas las funciones de atención exigidas en cada centro?

No tenemos ningún dato que nos indique que la Consejería se haya planteado esta cuestión.

Con las sucesivas leyes orgánicas de educación que se han ido aprobando en los últimos años, el rol del profesional de la Psicología ha sufrido una alarmante disolución. ¿En qué lugar dejaría este último cambio a los psicólogos y psicólogas que participan en el ámbito educativo?

Parece que el tema no preocupa a la Consejería. La figura del psicólogo educativo, en definitiva, puede perfectamente llegar a desaparecer en la práctica. Esta preocupación no la sentimos únicamente nosotros como parte de un colegio profesional, también las distintas facultades de Psicología con las que hemos estado en contacto están preocupadas por el tema. A lo largo del próximo curso vamos a continuar estudiando esta situación y haciendo propuestas.

¿Hay alguna otra cuestión que deseen añadir en relación al tema que nos ocupa?

Si, sería imprescindible analizar en profundidad esta reforma, si se produce, y las consecuencias que de ella se deriven. Ahora no lo podemos hacer por falta de información.

Las últimas noticias son que la Consejería ha decidido paralizar, por el momento, la medida de supresión de los equipos y abrir un período de reflexión durante el próximo curso en el que trataría también el futuro de los equipos de atención temprana y los específicos, no incluidos en la decisión inicial.

Es el momento, por tanto, de estudiar y proponer un modelo de orientación que ofrezca soluciones a las dificultades encontradas en el modelo actual y se adecue a los cambios producidos en la sociedad y en el Sistema Educativo.

Artículos Relacionados
180 PSICÓLOGOS ATENDERÁN EN SUS CONSULTAS A MIEMBROS DE LA COMUNIDAD EDUCATIVA EN SITUACIÓN DE CONFLICTO
LA EVALUACIÓN DE LA CAPACIDAD INTELECTUAL EN LOS SERVICIOS DE ORIENTACIÓN EDUCATIVA
EL PSICÓLOGO EN LA EDUCACIÓN
¿SON NECESARIOS LOS PSICÓLOGOS/AS EN LOS INSTITUTOS DE SECUNDARIA? – ENTREVISTA AL PRESIDENTE DE FEDADI (FEDERACIÓN DE ASOCIACIONES DE DIRECTIVOS DE CENTROS EDUCATIVOS PÚBLICOS)